Consecuencias para Sociedades Nacionales, el CICR y la Federación Internacional

1. ¿Cómo se utilizará el emblema?

Los emblemas reconocidos por los Convenios de Ginebra tienen dos usos: el uso protector y el uso indicativo.

El primero, como signo visible de la protección que confiere el Derecho Internacional Humanitario al personal, los vehículos y las estructuras de los servicios sanitarios de las fuerzas armadas, el personal médico de las Sociedades Nacionales y el personal, los vehículos y las estructuras del CICR y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Este es el uso protector del emblema.

El segundo uso sirve para identificar a personas, vehículos o estructuras vinculadas con el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Este es el uso indicativo del emblema.

El uso indicativo más común del emblema es el logotipo de las Sociedades Nacionales que consta del emblema y el nombre o la sigla de la Sociedad Nacional y sirve para indicar actividades, personas y objetos vinculados con ella.

2. ¿Quién decide si el emblema adicional se usará en un Estado?

El uso del cristal rojo, al igual que el de los otros emblemas, se establece por tratado y es el gobierno del Estado respectivo quien toma la decisión. Existe la posibilidad de que un Estado decida adoptar el emblema adicional como único emblema que se usará en el territorio nacional. También existe la posibilidad de que el gobierno establezca las normas que regirán el uso del emblema adicional con fines temporales o de emergencia y en conformidad con el Protocolo III adicional. Esa será su propia decisión que habrá de tomar con arreglo a la legislación nacional.

3. ¿Qué sucederá con el emblema que se usa actualmente en mi país?

Sólo se cambiará si el Estado así lo decide. Los Estados y las Sociedades Nacionales que usan el emblema de la cruz roja o de la media luna roja y quieran seguir usándolo, podrán hacerlo.

4. ¿Existe la posibilidad de incorporar los emblemas de la cruz roja, la media luna roja u otro en el cristal rojo?

Únicamente para uso indicativo, las Sociedades Nacionales podrán optar por incorporar en el nuevo emblema, uno de los emblemas reconocidos por los Convenios de Ginebra o una combinación de los mismos. Por consiguiente, una Sociedad Nacional puede adoptar el cristal rojo sin abandonar su emblema “tradicional” de la cruz roja o la media luna roja.

El Protocolo III adicional también prevé otras posibilidades que permiten a las Sociedades Nacionales incorporar una combinación de los dos otros emblemas en el cristal rojo. Esta flexibilidad ayudará a algunas de ellas que trabajan fuera de su propio territorio, en países donde su propio emblema no es conocido o no es respetado.

5. ¿Cuál será la situación de Israel?

El Protocolo III adicional permite que el Magen David Adom de Israel siga usando su Escudo Rojo de David como único emblema en el territorio nacional. Cuando trabaje fuera de Israel, tendrá que hacerlo según los requisitos del país anfitrión, lo que implica que podría usar el escudo rojo de David dentro del cristal rojo o tan sólo este último.

6. ¿Qué sucede cuando una Sociedad Nacional opera en otro país?

La Sociedad Nacional que quiere utilizar su nombre y su emblema en otro país o territorio, siempre está sujeta a las leyes del país en cuestión, al acuerdo de la Sociedad Nacional del mismo y al acuerdo de cualquier otro país de tránsito. Esta regla, que se aplica desde 1921, se ha reafirmado en el Protocolo III adicional.

7. ¿El Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja o el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja cambiarán sus nombres y emblemas actuales?

No. En el preámbulo del Protocolo III adicional se menciona la determinación de los componentes internacionales del Movimiento de conservar sus denominaciones y emblemas actuales.

Además, el protocolo prevé que el CICR y la Federación Internacional podrán utilizar el emblema adicional temporalmente y en situaciones complejas, cuando las circunstancias locales impliquen que ofrecerá mayor protección y seguridad a las víctimas, el personal y las operaciones.