San Vicente y las Granadinas: Los esfuerzos de recuperación continúan siendo cruciales un año después de la erupción de La Soufrière

An IFRC team member observes damages to a building caused by ashfall from the La Soufrière volcano eruption in St. Vincent and the Grenadines in 2021

An IFRC team member observes damages to a building caused by ashfall from the La Soufrière volcano eruption in St. Vincent and the Grenadines in 2021

Foto: Angela Hill/ IFRC

Un año después de la explosiva erupción del volcán La Soufrière en San Vicente y las Granadinas (SVG), en el Caribe, el impacto del desastre sigue siendo evidente y la IFRC está centrando sus esfuerzos en el refugio y la recuperación socioeconómica.

Jamaica, 7 de abril de 2022 – El nueve de abril de 2021 la erupción explosiva del volcán La Soufrière en las islas del Caribe de San Vicente y las Granadinas (SVG), provocó la evacuación de más de 13,000 personas que vivían en las cercanías de las zonas roja y naranja. Un año después el impacto del desastre sigue siendo evidente y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FIRC) centra sus esfuerzos en la provisión de alojamiento y la recuperación socioeconómica, puesto que los ingresos de las familias fueron afectados por la erupción y la pandemia de la COVID-19.

En el último año la Cruz Roja ha apoyado a más de cinco mil personas con agua segura, suministros de socorro de emergencia, artículos de higiene y limpieza, soluciones de vivienda digna, comunicación de riesgos y participación de la comunidad, así como apoyo psicosocial y de medios de vida.

Bernard Morgan, Presidente de la Cruz Roja de San Vicente y las Granadinas, dijo:

"La Cruz Roja, junto con nuestros socios, ha proporcionado socorro, apoyo psicosocial y acceso a los servicios básicos, sin embargo, el trabajo aún no ha terminado. Seguimos centrando nuestros esfuerzos en ayudar a la gente a recuperarse, especialmente a los que han perdido su trabajo o sus ahorros, o que sufrieron graves daños en sus viviendas. Puede que los desastres físicos del volcán no sean tan visibles ahora, pero la gente sigue lidiando con los efectos sociales, económicos y psicológicos de la erupción, especialmente las 900 personas que se estima que no han podido volver a sus casas."

La Cruz Roja proporcionó asistencia monetaria multipropósito para apoyar a cerca de mil personas, así como vales de supermercado para más de 800 personas. También 300 pequeñas empresas han recibido subvenciones para reanudar la agricultura, la pesca y los negocios interrumpidos por la erupción.

La Cruz Roja ha apoyado a más de 210 personas altamente vulnerables (74 familias) para su salida de los centros colectivos a espacios con condiciones de alojamiento dignas, mediante la concesión de subvenciones de alquiler por un período de entre uno y seis meses, dependiendo de las necesidades, para un total de 400 subvenciones mensuales entregadas desde septiembre de 2021.

James Bellamy, director adjunto de operaciones de la IFRC en América, dijo:

"Después de un año algunas personas no han recuperado sus hogares o medios habituales de ingresos, ya que más de 100 casas siguen siendo inhabitables debido a los daños y al aumento de los riesgos de la erupción. La prioridad ahora para la Cruz Roja es ayudar a las comunidades a fortalecer y restaurar sus medios y condiciones de vida. Seguiremos asistiendo a las familias a través de nuestro programa de medios de subsistencia, ofreceremos oportunidades de formación y trabajaremos con los hogares desfavorecidos, para encontrar soluciones de alojamiento a largo plazo mediante asistencia en efectivo y en especie."

Los niños y niñas han estado en el centro de la respuesta humanitaria, de hecho, más de 500 han recibido kits de apoyo psicosocial que incluyen artículos de aprendizaje y recreativos. La IFRC colaboró con socios como UNICEF y la unidad de Asuntos de Género, para garantizarles espacios acogedores en los centros colectivos.

Con la pandemia de la COVID-19 y el brote de dengue en curso, la prevención de la propagación del virus y de las infecciones fue una parte importante de la respuesta. La Cruz Roja proporcionó información sobre cómo mantenerse seguro y saludable, y suministró kits de Equipos de Protección Personal para las familias, así como 400 unidades de desinfección de manos para montar en la pared, entregados al Ministerio de Educación para la reapertura de las escuelas durante el aprendizaje presencial. Los equipos en terreno también apoyaron las labores de limpieza tras la erupción y distribuyeron kits de limpieza doméstica a más de 3,300 familias, así como kits de higiene y COVID-19 a más de 2,300 familias.

En abril de 2021, la IFRC realizó un llamamiento por un valor de 2 millones de francos suizos para ayudar a más de cinco mil personas de las comunidades afectadas con alojamiento, salud, agua potable y apoyo a los medios de subsistencia.

 

Para más información:

En St. Vicente: Attica Allen +1 (784) 454-1989, [email protected]

En Jamaica: Trevesa DaSilva, +876 818 8575, trevesa.dasi[email protected]

En Panama: Susana Arroyo Barrantes, +507 6999-3199, [email protected]