Declaración del Secretario General de la FICR sobre la Reunión Ministerial de Alto Nivel en relación a la Situación Humanitaria en Afganistán

Voluntarios y voluntarias de la Media Luna Roja Afgana caminan hacia un pequeño campamento de desplazados internos en la provincia de Balkh, Afganistán, en el verano de 2021. La Media Luna Roja Afgana ha estado implementando un programa de transferencia de efectivo para ayudar a las personas a hacer frente a múltiples impactos, como la sequía, el COVID-19 y el conflicto.

Voluntarios y voluntarias de la Media Luna Roja Afgana caminan hacia un pequeño campamento de desplazados internos en la provincia de Balkh, Afganistán, en el verano de 2021. La Media Luna Roja Afgana ha estado implementando un programa de transferencia de efectivo para ayudar a las personas a hacer frente a múltiples impactos, como la sequía, el COVID-19 y el conflicto.

Foto: Afghan Red Crescent/Meer Abdullah

Voluntarios y voluntarias de la Media Luna Roja Afgana caminan hacia un pequeño campamento de desplazados internos en la provincia de Balkh, Afganistán, en el verano de 2021. La Media Luna Roja Afgana ha estado implementando un programa de transferencia de efectivo para ayudar a las personas a hacer frente a múltiples impactos, como la sequía, el COVID-19 y el conflicto.

Foto: Afghan Red Crescent/Meer Abdullah

Speaker

Secretario General

El Secretario General es el director ejecutivo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) y dirige la Secretaría y nuestras delegaciones en todo el mundo.

Excelencias, distinguidos representantes, señoras y señores,

Es un honor dirigirme a ustedes en nombre de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y de nuestra Sociedad Nacional miembro, la Media Luna Roja Afgana. Ofrezco esta declaración como complemento de la declaración anterior del presidente del CICR, Peter Maurer.

A medida que se desarrollan los acontecimientos actuales en Afganistán, la Media Luna Roja Afgana continúa llevando a cabo una labor humanitaria fundamental a través de su red de 34 sedes provinciales, 2.000 personas empleadas y más de 30.000 personas voluntarias capacitadas.

La Media Luna Roja Afgana y el personal de la Federación Internacional han estado allí durante todo este proceso y siempre están allí para cumplir con nuestro mandato humanitario. No teníamos opción de irnos. Seguimos cumpliendo.

La Federación Internacional ha estado en Afganistán durante más de 30 años ininterrumpidos. Hemos trabajado con la Media Luna Roja Afgana durante todo este tiempo en su desarrollo institucional, para traer suministros humanitarios muy necesarios, para llevar las voces de la comunidad al escenario mundial y para proporcionar liderazgo en coordinación. Permaneceremos a su lado todo el tiempo que se nos necesite.

La semana pasada lanzamos un llamamiento de emergencia revisado por 36 millones de francos suizos para aumentar el apoyo a la labor de la Media Luna Roja Afgana para satisfacer las necesidades de las personas afectadas por una de las peores sequías de la historia del país, la escasez aguda de alimentos, un sistema de salud fracturado, desplazamiento, así como el impacto devastador del COVID-19. También hemos prestado apoyo a las Sociedades Nacionales de la Media Luna Roja de los países vecinos y necesitaremos 15 millones de francos suizos adicionales para seguir haciéndolo.

Damas y caballeros, tengo tres mensajes para que consideren y actúen sobre ellos:

Debemos trabajar juntos para garantizar que los corredores humanitarios se mantengan abiertos. Esto puede incluir hacer excepciones a las sanciones, que permitan cadenas de suministro médico y humanitario urgente. Ha llegado el momento de garantizar que no haya obstáculos burocráticos para la entrega de ayuda humanitaria. A cambio, nos aseguraremos de que se brinde apoyo a los más vulnerables, para permitir la ayuda administrada y entregada localmente, de acuerdo con nuestros principios fundamentales.

Ahora es el momento de apoyar la acción local, empoderar a las organizaciones locales sólidas y cumplir con sus compromisos de localización en el Gran Acuerdo. La Media Luna Roja Afgana tiene un acceso único a las personas necesitadas, reconocida por su neutralidad, imparcialidad e independencia. Su personal y voluntariado trabajan todos los días en todas las provincias de Afganistán, con acceso directo a las comunidades de apoyo con servicios de socorro y salud en curso.

Ahora no es el momento de ignorar a Afganistán; Es vital que miremos hacia el futuro y apoyemos al pueblo de Afganistán mientras trabaja arduamente para sanar y recuperarse. 

Gracias