Plan Global 2022

Nuestro Plan Global 2022 destaca el trabajo que estamos realizando para ayudar a las personas más vulnerables del mundo. También muestra la fuerza de nuestra coordinación y nuestra ambición común de traer un cambio positivo al mundo.

Enfocar. Ambición. Impacto. Responsabilidad.

En medio de catástrofes y crisis cada vez mayores, puede resultar difícil concentrarse y establecer prioridades. Incluso puede parecer contrario a la intuición. Pero es fundamental si queremos lograr impacto.

Hemos demostrado una increíble capacidad de recuperación y adaptabilidad como organización y red durante la respuesta a la pandemia de COVID-19. Pero nuestro mayor propósito no ha cambiado. Durante más de un siglo, hemos brindado asistencia humanitaria a las personas afectadas por desastres y crisis, invertido significativamente en el desarrollo de la resiliencia comunitaria y combinado con el fortalecimiento de las capacidades de nuestras Sociedades Nacionales miembros.

Lo que ha cambiado es la necesidad de adaptar nuestra forma de trabajar. Esto significa más prestación de servicios, más impacto y más alcance que amerita más financiación.

Debemos lograr una mayor acción al llevar programas a escala que resulten en un mayor impacto, especialmente en desafíos urgentes como el cambio climático, COVID-19, futuras crisis de salud, desastres y migración.

Para hacer esto, debemos tener una mayor ambición como red para que podamos estar a la altura de las realidades de los desafíos actuales. Esto debe ir acompañado de una mayor rendición de cuentas a través de una mayor gestión de riesgos, así como de la inversión en cuestiones relacionadas con la protección, el género y la inclusión como temas transversales.

Mire: mayor intensidad de nuestro trabajo en 2022