¿Qué es un desastre?

Los desastres son perturbaciones graves del funcionamiento de una comunidad que exceden su capacidad para hacer frente con sus propios recursos. Los desastres pueden ser causados ​​por peligros naturales, generados por el hombre y tecnológicos, así como por diversos factores que influyen en la exposición y vulnerabilidad de una comunidad. 

¿Qué son los peligros naturales?

Los peligros naturales son fenómenos físicos que ocurren naturalmente. Pueden ser:  

  • Geofísico: un peligro que se origina en tierra sólida (como terremotos, deslizamientos de tierra y actividad volcánica)  

  • Hidrológico: causado por la ocurrencia, movimiento y distribución de agua en la tierra (como inundaciones y avalanchas)  

  • Climatológico: relacionado con el clima (como sequías e incendios forestales) 

  • Meteorológico: relacionado con las condiciones climáticas (como ciclones y tormentas)  

  • Biológico: causado por la exposición a organismos vivos y sus sustancias tóxicas o enfermedades que pueden transmitir (como epidemias de enfermedades y plagas de insectos / animales)  

Los peligros tecnológicos y generados por el hombre son sucesos provocados por los seres humanos y que se producen en los asentamientos humanos o cerca de ellos. Incluyen emergencias complejas, conflictos, accidentes industriales, accidentes de transporte, degradación ambiental y contaminación. 

Mientras que los peligros pueden ser naturales e inevitables, los desastres no lo son

A family in Ba District, Fiji who received support from an IFRC cyclone appeal smile and play as the children prepare to return to school

A family in Ba District, Fiji who received support from an IFRC cyclone appeal smile and play as the children prepare to return to school

Photo: IFRC/Holly Griffin

Los desastres ocurren cuando una comunidad “no cuenta con los recursos adecuados ni está organizada para resistir el impacto, y cuya población es vulnerable debido a la pobreza, la exclusión o socialmente desfavorecida de alguna manera” (Mizutori, 2020).  

Por tanto, los desastres pueden y deben evitarse. Podemos evitar que las amenazas conduzcan a desastres ayudando a las comunidades a prepararsereducir sus riesgos y ser más resilientes

Estos esfuerzos son cada vez más urgentes en el contexto de la crisis climática. Los impactos del calentamiento global ya están matando personas y devastando vidas y medios de vida cada año, y solo empeorarán sin una acción inmediata y decidida.  

Lea más en nuestro último Informe mundial sobre desastres