IFRC: Urgen esfuerzos para salvar vidas en Haití, mientras reportes preliminares confirman la devastación tras el terremoto

People in Haiti walk along a street partially destroyed by a 7.2 magnitude earthquake which hit the country on 14 August 2021

Foto: IFRC

Puerto Príncipe, Panamá, Ginebra, 14 de agosto de 2021 - El sábado 14 de agosto, un gran terremoto de magnitud 7,2 sacudió Haití. Según la Oficina de Protección Civil de Haití, 227 han muerto y lamentablemente se espera que la cifra aumente en las próximas horas. Los informes preliminares de los voluntarios de la Cruz Roja Haitiana y el personal de la Federación Internacional sobre el terreno confirman que el terremoto ha causado graves daños a la infraestructura, incluidos los hospitales, especialmente en Jérémie y Les Cayes, en la costa norte de la península sur del país.

Se informa que hospitales y hoteles, así como puertos, puentes y rutas han resultado dañados en Les Cayes y Jérémie, donde las iglesias colapsaron mientras se celebraba la misa matutina. Las actividades de búsqueda y rescate se concentran en esa zona ya que puede haber personas atrapadas entre los escombros.

La tormenta tropical Grace está en camino y podría afectar las mismas áreas que han sido afectadas por el terremoto. En respuesta a estas crisis compuestas, teniendo también en cuenta las vulnerabilidades preexistentes en el país, la Federación Internacional ha activado su red global de especialistas en ayuda humanitaria y está trabajando en un llamamiento de emergencia que se lanzará dentro de las próximas 48 horas con una asignación inicial. de hasta 1 millón de francos suizos del Fondo de Emergencia de Socorro en Casos de Desastre de la Federación Internacional.

Roger Alonso, Unidad de Desastres, Crisis y Clima de la Federación Internacional, dijo:

“Los esfuerzos para salvar vidas son la prioridad en esta etapa de la emergencia. Brindar apoyo en búsqueda y rescate, primeros auxilios, atención médica de emergencia y albergue es una prioridad para la Cruz Roja.

“Junto con la Cruz Roja de Haití, la Federación Internacional ya está trabajando en la evaluación de daños y necesidades en las áreas afectadas, donde los servicios podrían haber colapsado y las casas sufrieron graves daños o quedaron totalmente destruidas, así como carreteras e infraestructura en general. Es muy probable que los habitantes se hayan visto obligados a buscar refugio”.

Brindar apoyo psicológico también es urgente, ya que muchas personas afectadas pasaron por el trauma del terremoto de 2010. También es fundamental prevenir y controlar la transmisión del COVID-19 y garantizar el acceso al agua, la higiene y el saneamiento.

Se ha activado un corredor humanitario en la República Dominicana y los artículos no alimentarios (NFI) predispuestos están listos para al menos 4.500 personas. Además, los artículos de emergencia están predispuestos y disponibles en Panamá y el Caribe.

Actualmente se están enviando especialistas de emergencia de la Cruz Roja a Haití para apoyar la evaluación y la respuesta inmediata en apoyo de los afectados, especialmente los más vulnerables, como mujeres, niños, ancianos y personas con discapacidad.