Desastres, clima y crisis

La FICR y nuestras 192 Sociedades Nacionales responden y trabajan para prevenir o reducir los impactos de todo tipo de crisis y desastres. Lo hacemos para todas las personas, con un enfoque en apoyar a los más vulnerables. Nuestras prioridades son salvar vidasreducir el sufrimiento defender la dignidad humana

Cada año, los desastres y las crisis tienen efectos devastadores en las personas, las comunidades y sociedades enteras de todo el mundo. Es preocupante que se pronostique que se volverán más comunes en el futuro.  

Los cambios en nuestro clima y medio ambiente ya están contribuyendo a un aumento en la frecuencia, intensidad e imprevisibilidad de los eventos climáticos severos. Y aunque ahora hay menos conflictos a gran escala entre países, otras formas de conflicto y violencia están aumentando en todo el mundo. 

Las crisis y los desastres también están evolucionando de otras formas:

Más concentrado

Los desastres y las crisis son mucho más frecuentes en entornos frágiles (áreas afectadas por la inestabilidad política, los conflictos y la violencia). Para 2030, se prevé que casi la mitad de la población pobre del mundo vivirá en países afectados por la fragilidad y los conflictos. 

Más complejo

La creciente dependencia mundial de la tecnología trae consigo nuevos riesgos y vulnerabilidades. Esto incluye amenazas cibernéticas y digitales de las que es posible que ni siquiera sepamos todavía. 

Más costoso

Cada vez más personas se están mudando a vivir en entornos urbanos y barrios pobres, lo que implica peores condiciones de vida y una mayor exposición a los peligros. Cuando ocurre un desastre, es más difícil y costoso brindar asistencia en estos entornos. 

Qué hacemos

La FICR está allí en el momento adecuado: invirtiendo antes de un evento en la reducción del riesgo de desastres y la adaptación climática, e integrándolo en todas las áreas de nuestro trabajo.  

Trabajamos para asegurarnos de estar siempre en el lugar correcto, utilizando de manera efectiva la tecnología y la innovación para anticipar riesgos y desastres, respaldar la acción temprana proactiva y brindar financiación predictiva.  

Trabajamos juntos para asegurarnos de tener la capacidad adecuada, coordinando de manera eficiente nuestras redes regionales y globales para garantizar que podamos responder a las crecientes demandas humanitarias y mejorando la acción humanitaria dirigida a nivel local.  

Ayudamos a nuestros miembros a desarrollar las habilidades adecuadas, creando las capacidades necesarias para responder a entornos humanitarios cada vez más complejos: digital, urbano, prolongado y tecnológico.  

Insistimos en el enfoque correcto: colocar a las personas y comunidades afectadas en el centro de la preparación y la respuesta. Promovemos continuamente enfoques éticos y dirigidos por las personas, como la programación de efectivo, y apoyamos modelos de respuesta lo más localizados posible.  

Obtenga más información en nuestra Política de gestión del riesgo de desastres: de la prevención a la respuesta y la recuperación. 

Related documents

07/05/2021

pdf (51.24 MB)

2020 World disasters report

07/05/2021 | pdf (51.24 MB)

Lea más

11/03/2020

pdf (3.68 MB)

Concientización y educación pública para la reducción del riesgo ...

11/03/2020 | pdf (3.68 MB)

Lea más