Cólera

External ID
206
Displaying 1 - 11 of 11
| Artículo

Cólera: El brote silencia una ciudad antes vibrante del suroeste de Zimbabue

Donde normalmente habría niñas y niños jugando, ahora reina el silencio en las calles de Mapanza, un pequeño pueblo del suroeste de Zimbabue. Las reuniones comunales para comer han cesado, las risas están ausentes y la ropa cotidiana ha sido sustituida por botas de lluvia y trajes protectores.El pueblo se enfrenta a un incesante brote de cólera, lo que pone de manifiesto la gravedad de la enfermedad.En un día reciente de fuertes lluvias, los charcos rodean las tres grandes tiendas de campaña situadas en el centro del pueblo. Personal médico con mascarillas y guantes entra y sale de las tiendas. Llevan goteros a la tienda donde se encuentran las personas en estado más crítico.En las otras dos tiendas, el personal sanitario atiende a pacientes cuyo estado se ha estabilizado. De vez en cuando, una niña curiosa se asoma desde la tienda. Parece tener unos cinco años.Mientras nos adentramos en el pueblo, nos encontramos con Alec. "Probablemente empezó en un servicio religioso donde se reunió mucha gente", dice Alec, un hombre amable y enérgico que vive en el pueblo y que experimentó personalmente lo rápido que el cólera puede golpear sin piedad. "Poco después, la gente empezó a enfermar".Fuentes de contaminaciónAdemás, la comunidad comparte una fuente de agua, que se contaminó. Como el cólera se propaga fácilmente a través del agua, se calcula que casi la mitad del pueblo enfermó. No hay centros sanitarios en la zona, lo que agravó la situación hasta un nivel crítico en cuestión de horas.Las personas estaban tiradas en el suelo sin ningún sitio adonde ir, recuerda Alec. "La gente empezó a sufrir diarreas graves y a vomitar de forma abundante", explica. "Casi la mitad de la población del recinto estaba en el suelo, y una pareja local intentó trasladar a tanta gente como pudo al hospital de Chiredzi, pero era abrumador. Las personas más afectadas fueron la niñez y las mujeres; también murió gente". Alec también tuvo que luchar por su vida. Tras caer enfermo, su mujer esperó ansiosa noticias sobre su marido. No podía estar con él y desconocía su estado. Fue un periodo de angustia.Una respuesta inmediataHoy, cuando visitan el pueblo, es difícil imaginar que esta pesadilla ocurrió hace sólo unas semanas. Aunque los acontecimientos aún se extienden sobre la comunidad, y las cosas siguen lejos de la normalidad, cada vez enferma menos gente y muy pocas personas mueren, gracias a quienes se movilizaron para ayudar.Las personas voluntarias de la Cruz Roja de Zimbabue apoyaron inmediatamente al Ministerio de Salud y Atención a la Infancia, llevando tiendas de campaña, suministros médicos y "soluciones de rehidratación oral" para que la gente pudiera ser tratada de forma segura y no tuviera que seguir tumbada en el suelo. Junto con el Ministerio de Salud, pudieron controlar el brote.Incluso ahora, hay personal voluntario por todas partes en el pueblo. Muchas de estas personas, como la esposa de Alec, son miembros de la comunidad que se ofrecieron como voluntarias después de experimentar lo que el cólera hizo a sus seres queridos. Ahora participa en campañas puerta a puerta, informando a la gente sobre cómo protegerse para que no vuelva a producirse un brote de esta magnitud.Desde el comienzo del brote, el voluntariado y el personal de la Cruz Roja de Zimbabue han estado actuando para combatir la propagación del cólera y prestar asistencia a la población afectada. La Cruz Roja también ha apoyado al Ministerio de Salud en la creación de un centro de tratamiento del cólera para que las personas con síntomas de la enfermedad tengan acceso a una atención adecuada.Las personas voluntarias también han visitado las comunidades para informar a la población sobre cómo protegerse y proteger a sus seres queridos, así como sobre qué hacer si enferman.Para poner en marcha la respuesta inicial, el Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres de la IFRC (IFRC-DREF) asignó 500.000 francos suizos y, poco después, la IFRC hizo un llamamiento de emergencia por un valor de 3 millones de francos suizos para prestar asistencia vital a más de 550.000 personas y ayudar a contener el brote.

Leer más
| Artículo

Día Mundial de la Radio: Cómo ayuda la radio a mantener sanas y seguras a las comunidades

Aunque vivimos en un mundo cada vez más digital, la radio sigue siendo una importante fuente de información, entretenimiento y conexión en países de todo el mundo.Esto es especialmente cierto entre las comunidades rurales, para las que la radio es a menudo la fuente más confiable -o a veces la única- de noticias e información en kilómetros a la redonda.Imagina que vives en una de estas comunidades, lejos del centro de salud más cercano. Te das cuenta de que la gente enferma y no sabes por qué. En busca de respuestas, sintonizas la emisora de radio local.El locutor habla de la "enfermedad misteriosa" con pánico, diciendo lo espantosos que son los síntomas, cuánta gente ha muerto y cómo hay que evitar a toda costa a las personas infectadas. Ha oído que la enfermedad podría ser una especie de maldición y que, al parecer, beber agua salada puede protegerte.Al escuchar este informe, y sin ninguna otra fuente a la que recurrir, probablemente sentirías miedo e inseguridad sobre qué hacer.Pero imagina que sintonizas y escuchas un programa totalmente distinto. El presentador ofrece con calma información práctica sobre la enfermedad: su nombre, sus síntomas, cómo se propaga y las medidas que puede tomar para protegerse. Entrevista a un médico local que conoces y en el que confías, y que responde a las preguntas y preocupaciones más comunes.De seguro sentirías confianza y tendrías la información que necesitas para mantenerte a ti y a tu familia a salvo.En varios países, la IFRC y nuestras Sociedades Nacionales se asocian con los medios de comunicación locales para hacer exactamente esto: proporcionar información que salva vidas antes, durante y después de los brotes de salud.En el marco del Programa Comunitario de Preparación frente a Epidemias y Pandemias (CP3), hemos estado trabajando con la organización benéfica BBC Media Action para formar a periodistas y Sociedades de la Cruz Roja de siete países en Programación Lifeline: programación especial de los medios de comunicación que proporciona información precisa, práctica y oportuna en una crisis sanitaria o humanitaria.Las Sociedades Nacionales se asocian regularmente con los medios de comunicación para difundir información útil que mantiene a las comunidades sanas y a salvo de una amplia gama de enfermedades. Veamos algunos ejemplos.KeniaEn los condados de Bomet y Tharaka Nithi, la Cruz Roja de Kenia trabaja en equipo con emisoras de radio locales y servicios de salud del condado, llegando a cientos de miles de personas con mensajes sanitarios útiles sobre cómo prevenir enfermedades como el ántrax, la rabia y el cólera. La información se transmite en un lenguaje sencillo. Y quienes escuchan pueden llamar para hacer preguntas o sugerir temas de salud para debatir."Al principio, los medios de comunicación eran conocidos por informar sobre dos cosas, quizá: política y cosas malas que han ocurrido en la sociedad. Pero la Cruz Roja nos ayudó [...] a utilizar los medios para educar a la gente sobre las enfermedades", explica Sylvester Rono, periodista de Kass FM con formación en la programación de Lifeline."Ahora estoy orgulloso de decir que esto ha ayudado realmente a nuestras comunidades. Nuestra gente sabe ahora por qué debemos vacunar a nuestras mascotas, por qué debemos ir al hospital cuando tenemos una mordedura, por qué debemos informar de cualquier incidente [sanitario], y cuando ves cualquier signo de enfermedad, ya sea rabia, ántrax, cólera [...] la importancia de informar antes", añade.CamerúnA finales de 2021, un brote de cólera amenazó la vida de las comunidades de la región norte de Camerún, una zona rural del país donde las comunidades están muy dispersas.Como parte de su respuesta, la Cruz Roja de Camerún se asoció con emisoras de radio locales y lanzó una serie de programas de radio comunitarios para compartir información sobre cómo protegerse, a qué síntomas prestar atención y dónde obtener ayuda en caso de enfermar.Los temas de los programas se seleccionaron en un trabajo conjunto con liderazgos de la comunidad. Y tras la emisión de los programas, el personal voluntario de la Cruz Roja se dirige a sus comunidades para reforzar los mensajes difundidos en antena mediante visitas puerta a puerta."El programa de radio es muy bueno, porque me ha dado información práctica. Tuve un caso de cólera en mi familia, pero gracias a las medidas que escuché en la radio, pude salvar al hijo enfermo de mi hermana", explicó Talaga Joseph, un oyente que llamó a FM Bénoué, una de las emisoras participantes.República Democrática del Congo (RDC)En la RDC, los rumores nocivos y la desinformación sobre la vacuna COVID-19 y otras enfermedades se han extendido por todo el país en los últimos años. Por ejemplo, algunas personas creían que la vacuna COVID-19 era una fuente de ingresos para el gobierno y no tenía ningún beneficio para la sociedad, mientras que otras creían que la vacuna contra el sarampión era menos eficaz que los remedios tradicionales a base de hojas de mandioca.Para hacer frente a estos rumores, las personas voluntarias de la Cruz Roja de la RDC fueron de puerta en puerta para recoger las opiniones de la comunidad y registrar los mitos y conceptos erróneos más comunes. Tras analizar la información, el personal de la Cruz Roja de la RDC lanzó programas de radio interactivos para abordar y desmentir directamente la desinformación sobre la salud y ofrecer consejos fiables. Por ejemplo, en la provincia de Kongo Central, la Cruz Roja de la RDC colabora con Radio Bangu para producir un programa llamado "Escuela de la Cruz Roja". Las personas que escuchan el programa llaman para consultar información sobre diferentes enfermedades, hacer preguntas y descubrir a qué tipo de apoyo pueden acceder a través de la Cruz Roja."La colaboración con la Cruz Roja es muy buena y ha permitido a la audiencia conocer mejor sus actividades y cómo pueden prevenir distintas enfermedades y epidemias. Las emisiones de la Cruz Roja son tan populares que han aumentado nuestro número total de oyentes en la zona que cubrimos", afirma Rigobert Malalako, Director de la emisora de Radio Bangu.--Las actividades con la radio local que aparecen en este artículo son sólo algunos ejemplos de las alianzas con los medios de comunicación desarrolladas a través del Programa Comunitario de Preparación frente a Epidemias y Pandemias (CP3). Financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el CP3 apoya a las comunidades, las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y otros socios para prevenir, detectar y responder a las amenazas de enfermedades.Si te ha gustado este artículo y quieres saber más, suscríbete al Boletín de preparación para epidemias y pandemias de la IFRC. También puedes acceder a los siguientes recursos: Guía de BBC Media Action para los medios de comunicación sobre la comunicación en emergencias de salud pública (disponible en varios idiomas)Sitio web de programación Lifeline de BBC Media ActionCaja de herramientas de Control de Epidemias de la IFRC

Leer más
| Emergencia

Zambia: Brote de cólera

El brote de cólera en Zambia, del que se informó por primera vez en octubre de 2023, ha experimentado un drástico aumento de la transmisión desde mediados de diciembre. El país ha registrado ya más de 7.000 casos y 270 muertes, con más de 500 nuevos casos diarios. La IFRC y sus miembros solicitan 4 millones de francos suizos ( se espera que la Secretaría de la IFRC recaude 3 millones de francos suizos) para ayudar a la Cruz Roja de Zambia a prestar asistencia vital a 3,5 millones de personas.

Leer más
| Nota de prensa

El brote de cólera se dispara en Zambia: La IFRC lanza un llamamiento urgente de 4 millones de francos suizos

Ginebra/Nairobi/Lusaka, 15 de enero de 2024: En respuesta a un grave brote de cólera en Zambia, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) ha lanzado un llamamiento de emergencia por un valor de 4 millones de francos suizos. Este fondo está destinado a apoyar a la Cruz Roja de Zambia, en su función auxiliar del Ministerio de Salud de Zambia, para mitigar el impacto del brote en las comunidades afectadas y prevenir una mayor propagación. En octubre de 2023 se informó de un nuevo brote de cólera, cuya transmisión ha aumentado desde mediados de diciembre, poniendo en riesgo a más de 10 millones de personas. El brote surgió inicialmente en las zonas periurbanas de la provincia de Lusaka, donde se están registrando la mayoría de los casos. Debido a la alta tasa de transmisión, la enfermedad afecta ahora a personas de múltiples zonas geográficas. Nueve de las diez provincias han notificado casos de cólera, y seis han confirmado brotes. John Roche, Jefe de Delegación de la IFRC en Zimbabue, Zambia y Malawi, ha declarado: "Para garantizar que no se pierdan más vidas, debemos dar prioridad al acceso a agua limpia y segura. Ante la rápida propagación de la enfermedad transmitida por el agua, estamos profundamente preocupados por la situación que se está produciendo. La IFRC y la Cruz Roja de Zambia están buscando recursos para contribuir a actividades que puedan ayudar a detener la propagación y su transmisión." Cosmas Sakala, Secretario General en funciones de la Cruz Roja de Zambia, declaró: "Con el aumento de las lluvias y las posibles inundaciones, el brote de cólera podría intensificarse y tememos que se pierdan muchas más vidas. La Cruz Roja de Zambia necesita más recursos para apoyar al gobierno en la ampliación de intervenciones como la comunicación de riesgos y la participación de la comunidad, la mejora del acceso al agua potable y el saneamiento para frenar la epidemia, y la mejora de la gestión comunitaria de los casos para reducir el número de víctimas mortales." En respuesta al brote, la IFRC ha asignado 750.000 francos suizos de su Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres (DREF) para apoyar las actividades de socorro. El personal y el voluntariado de la Cruz Roja de Zambia se han movilizado y están apoyando las actividades de respuesta al cólera mediante visitas puerta a puerta, estableciendo puntos de hidratación oral donde se puede rehidratar a las personas que muestran signos de cólera, difundiendo mensajes de higiene y llevando a cabo actividades de sensibilización en la comunidad, sobre la prevención y el control del cólera. Este inicio de la educación sanitaria pública se está llevando a cabo en colaboración con el Ministerio de Sanidad de Zambia y UNICEF. Para continuar con la respuesta se necesita un total de 4 millones de CHF, que servirán para ayudar a 3,5 millones de personas. El año pasado, el país vecino de Malawi se enfrentó a uno de sus peores brotes de cólera en años. Además, Zimbabue está luchando actualmente contra un brote de cólera que está provocando la pérdida diaria de vidas humanas. La IFRC sigue empeñada en detener la propagación del cólera en Zambia, procurando que las poblaciones afectadas reciban la atención y el apoyo necesarios. Más información: Para obtener más información o apoyar el llamamiento, visite nuestra página haciendo clic en el enlace. Para solicitar una entrevista, contáctese al correo:[email protected] En Nairobi: Anne Macharia: +254 720 787 764 En Ginebra: Tommaso Della Longa: +41 79 708 43 67 Carina Wint: +47 4139 1873

Leer más
| Artículo

Fuera del radar: Diez catástrofes del 2023 de las que probablemente no hayas oído hablar

Tal vez se deba a que la catástrofe ocurrió en una zona rural remota, lejos de los centros mediáticos. Tal vez sea "demasiado pequeña" para justificar una reacción mundial. Sea cual sea la razón, algunas emergencias no reciben tanta atención como otras. Sin embargo, para la gente que vive estas crisis son tan reales, desgarradoras y cambian la vida como las grandes catástrofes que se hacen virales o que se benefician del "efecto CNN". Y cuando has perdido tu casa a causa de una inundación, un incendio o un deslizamiento de tierras -o has tenido que abandonar la ciudad con lo puesto- no tienes tiempo para que el mundo se entere. Por eso, la IFRC cuenta con un mecanismo de financiación de respuesta rápida denominado Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres (IFRC-DREF) que hace llegar fondos rápidamente a todas las crisis, ya sean grandes o pequeñas. He aquí diez de los desastres menos conocidos a los que el IFRC-DREF respondió en 2023. 1. El Niño en Ecuador En el último semestre de 2023, las lluvias extremas generadas por el fenómeno de El Niño en la costa ecuatoriana provocaron rápidas inundaciones. Afortunadamente, las comunidades afectadas estaban más preparadas que en el pasado gracias a las medidas que tomaron antes de las lluvias. Cuando se pronosticaron por primera vez los impactos de El Niño, las agencias gubernamentales declararon que prepararse y prevenir los daños de las fuertes lluvias esperadas era una prioridad nacional. Por su parte, desde el IFRC-DREF se asignaron fondos para garantizar que 1.000 familias en situación de riesgo dispusieran de agua potable, una gestión adecuada de los residuos, alimentos reservados y muchas otras medidas de precaución. 2. Brote de cólera en Zimbabue Como muchas otras epidemias relativamente localizadas o regionales, el brote de cólera en Zimbabue en 2023 ha recibido poca atención internacional. Comenzó en febrero de 2023 y, hasta la fecha, se han notificado casos sospechosos y confirmados en 41 distritos de las 10 provincias del país. La IFRC ha lanzado un llamamiento de emergencia para apoyar la labor de la Cruz Roja de Zimbabue, pero incluso antes de eso, el IFRC-DREF desembolsó 500.000 francos suizos para apoyar a 141.257 personas con asistencia sanitaria y apoyo en materia de agua, saneamiento e higiene en zonas clave afectadas. El objetivo es prevenir y controlar la propagación del cólera, interrumpir la cadena de transmisión, facilitar la mejora de la gestión de los casos y mejorar el saneamiento básico, las prácticas de higiene y el acceso al agua potable. 3. Inundaciones en Bosnia-Herzegovina La zona noroeste de Bosnia y Herzegovina sufrió intensas lluvias a mediados de mayo de 2023, que causaron inundaciones generalizadas y cuantiosos daños en las viviendas y las infraestructuras locales. Las inundaciones también destruyeron cultivos e inutilizaron gran parte de las tierras de cultivo y la producción lechera. Fue un duro golpe para una de las zonas de ingresos más bajos de Europa, una región que depende de la agricultura local para su sustento e ingresos. A través del IFRC-DREF, se asignaron 126.504 francos suizos a la Cruz Roja Bosnia para ayudar a 1.500 personas mediante diversas medidas de asistencia, como transferencias de efectivo, distribución de equipos esenciales y suministros de higiene, y difusión de información sanitaria, entre otras cosas. 4. Tormentas e inundaciones se suman a la sequía y los conflictos A veces las catástrofes quedan ocultas por la crisis de mayor envergadura que envuelven a una región concreta. La escala del sufrimiento humanitario en Yemen es tan masiva y generalizada que apenas se tuvo noticia del ciclón tropical que azotó el país en octubre de 2023. El ciclón tropical Tej tocó tierra sobre la costa meridional de la gobernación de Al Mahrah la noche del 23 de octubre y siguió avanzando hacia el noroeste. El ciclón causó inundaciones generalizadas, destrucción de infraestructuras, desplazamiento de comunidades y la pérdida de muchas vidas. El IFRC-DREF apoyó rápidamente la respuesta de la Media Luna Roja de Yemen con 281.000 francos suizos para ayudar a los desplazados internos, las comunidades de acogida, los repatriados, los grupos marginados y los migrantes/refugiados. 5. Incendios en Chile En febrero de 2023, los fuertes vientos y las altas temperaturas provocaron decenas de incendios forestales en el centro y el sur de Chile, causando víctimas y daños generalizados. Estos incendios se produjeron después de los destructivos incendios forestales de diciembre de 2022, que se propagaron rápidamente alrededor de la ciudad de Viña del Mar. Con financiación de la IFRC-DREF, la Cruz Roja Chilena prestó apoyo a más de 5.000 personas. El personal y las personas voluntarias prestaron asistencia médica y distribuyeron dinero en efectivo para que las personas afectadas pudieran comprar lo que necesitaban para recuperarse. Más información. 6. Brote mortal de Marburgo en Gabón A principios de febrero de 2023, el Gobierno de Guinea Ecuatorial informó de la muerte de nueve personas que presentaban síntomas de fiebre hemorrágica y poco después la OMS confirmó que el país estaba sufriendo una epidemia de enfermedad de Marburgo. La Cruz Roja Gabonesa contribuyó a las medidas preventivas del gobierno y el 15 de mayo la epidemia había terminado. Ahora se están utilizando unos 140.000 CHF de los fondos de emergencia del DREF para aumentar la capacidad de la Cruz Roja Gabonesa de responder a la enfermedad de Marburgo y a otros brotes en el futuro, garantizando que los equipos movilizados puedan detectar rápidamente los casos sospechosos, anticiparse a la propagación y preparar una respuesta coordinada con las autoridades sanitarias. 7. Fuertes tormentas de granizo en Armenia En junio de 2023, fuertes tormentas de granizo azotaron varias regiones de Armenia, causando grandes daños y trastornos. En la región meridional, las comunidades rurales cercanas a la frontera sufrieron fuertes precipitaciones que saturaron los sistemas de alcantarillado, inundaron calles y casas y dejaron intransitables carreteras y puentes. El granizo y las consiguientes inundaciones causaron importantes daños en casas, ganado, huertos y reservas de alimentos. El IFRC-DREF asignó rápidamente 386.194 francos suizos para apoyar los esfuerzos de la Cruz Roja Armenia por ayudar a 2.390 personas que perdieron cosechas, medios de subsistencia o que sufrieron daños extremos en sus viviendas. 8. Movimiento de población en Benin En todo el mundo hay cientos de lugares donde la gente huye de la violencia de la que rara vez informan los medios de comunicación internacionales. He aquí un ejemplo: en los últimos tres años, los grupos armados no estatales de la región del Sahel han aumentado en la zona fronteriza de Burkina Faso con Benín y Togo, obligando a miles de personas a abandonar sus hogares. El IFRC-DREF asignó 259.928 francos suizos para apoyar a la Cruz Roja de Benín en la asistencia a los desplazados y a las comunidades de acogida en Benín. Los fondos se utilizaron para proporcionar ayuda alimentaria y material inmediata a los hogares más vulnerables, cubriendo las necesidades inmediatas (refugio, acceso a agua potable, suministros domésticos básicos) de al menos 3.000 personas. 9. Olas de frío y tormentas de nieve en Mongolia A partir del 19 de mayo de 2023, una devastadora tormenta de nieve azotó el este de Mongolia y algunas provincias del Gobi. La tormenta trajo fuertes vientos y 124 personas (en su mayoría de la comunidad de pastores) fueron dadas por desaparecidas después de seguir a su ganado, que se alejó debido a la tormenta. Se encontraron a 122 personas, pero trágicamente murieron dos. También se produjeron graves daños en las infraestructuras, como el derrumbe de 22 subestaciones eléctricas, que causaron cortes de electricidad en varios condados. Cerca de 150 hogares perdieron sus "gers" o yurtas (estructuras tradicionales circulares con cúpula) o sufrieron graves daños, y el ganado murió de forma generalizada. El IFRC-DREF asignó 337.609 francos suizos para apoyar los esfuerzos de la Cruz Roja Mongola por proporcionar refugio, asistencia en efectivo y apoyo psicosocial a 3.400 personas. 10. Sequías en Uruguay Uruguay sufre actualmente una sequía generalizada debido a la falta de precipitaciones desde septiembre de 2022 y a las temperaturas cada vez más altas en verano, lo que ha llevado al gobierno uruguayo a declarar el estado de emergencia. El gobierno solicitó oficialmente el apoyo de la Cruz Roja Uruguaya para llevar a cabo una evaluación de las necesidades de la sequía, para poder entender cómo estaba afectando a las personas y a las industrias agrícolas. Con financiación de la FICR-DREF, los equipos de la Cruz Roja Uruguaya se dirigieron a las zonas más afectadas para hablar con más de 1.300 familias sobre el impacto de la sequía en su salud, sus medios de subsistencia y el acceso al agua. Sus hallazgos están ayudando al gobierno a tomar decisiones más informadas sobre cómo abordar la sequía, teniendo en cuenta las necesidades reales de los afectados. Más información.

Leer más
| Artículo

La emergencia del cólera es evitable

El mundo se enfrenta a un recrudecimiento del cólera, que afecta incluso a países que no habían padecido la enfermedad en décadas. Años de progreso contra esta enfermedad milenaria han desaparecido. Aunque la situación no tiene precedentes, la lección a extraer no es nueva: el agua potable, el saneamiento y la higiene son las únicas soluciones sostenibles y a largo plazo para poner fin a esta emergencia de cólera y prevenir otras futuras. La situación mundial del cólera es preocupante, pero mientras hoy celebramos el Día Mundial del Agua y comienza en Nueva York la histórica Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua, el Grupo Mundial de Trabajo para el Control del Cólera (GTFCC, por sus siglas en inglés) hace un llamamiento a los países y a la comunidad internacional para que canalicen esa preocupación hacia acciones concretas. En primer lugar, para prevenir futuros brotes, los países necesitan sistemas sólidos de vigilancia de la salud pública que identifiquen y confirmen rápidamente los casos de cólera y permitan actuar de inmediato. Los países con brotes generalizados en curso necesitan ayuda inmediata para seguir y atajar la crisis actual. No podemos resolver un problema que no podemos ver. En segundo lugar, detener el ciclo que nos lleva de emergencia en emergencia invirtiendo en agua, saneamiento e higiene (WASH). Cuando se produce un brote de cólera, los intervinientes se apresuran a suministrar jabón y pastillas de cloro, traen agua potable en camiones y construyen letrinas provisionales para evitar que el brote se propague. Aunque sin duda estas acciones salvan vidas, las inversiones a más largo plazo en infraestructuras WASH pueden prevenir los brotes en primer lugar. En todos los lugares del mundo donde se ha eliminado el cólera, ha sido gracias a las mejoras en los servicios básicos de agua, saneamiento e higiene, cuyo acceso es un derecho humano reconocido internacionalmente. Pasar de una respuesta de emergencia a mejoras a largo plazo es más eficaz, porque aunque el cólera es un problema de salud, ante todo es un problema de desarrollo. En tercer lugar, centrar los esfuerzos en los focos de cólera. La lucha contra el cólera requiere un enfoque específico centrado en los focos -zonas o distritos sanitarios- donde se concentran los casos de cólera. Centrarse en los focos de cólera duplica con creces el rendimiento de las inversiones en agua potable, saneamiento e higiene: de 4,30 a 10 dólares por cada dólar invertido. En cuarto lugar, apoyar el desarrollo y la aplicación de planes nacionales contra el cólera, incluido el presupuesto asignado a WASH. Estos planes nacionales establecen las acciones multisectoriales necesarias para la prevención y el control sostenidos del cólera, incluido el uso de vacunas anticoléricas orales, situando a las comunidades en el centro. La pobreza, los conflictos y las catástrofes siguen alimentando el cólera, ahora potenciado por el cambio climático. El futuro presenta múltiples retos, pero al menos para el cólera, tenemos la respuesta: acceso a agua potable, saneamiento e higiene en los focos de cólera. Las inversiones urgentes y específicas nos llevarán hasta allí. Nota para los editores En los últimos meses, el cólera ha resurgido en todo el mundo. El año pasado, hasta 30 países sufrieron brotes, y seguimos viendo una preocupante propagación geográfica en 2023. Países como Líbano, Sudáfrica y Siria están sufriendo sus primeros brotes en décadas. No sólo es preocupante el número y la propagación de los brotes, sino la gravedad con la que golpean. La tasa media de letalidad de los brotes actuales duplica el umbral objetivo de menos del 1%. Muchos de estos brotes están claramente relacionados con fenómenos climáticos extremos, que traen a veces demasiada agua y a veces muy poca, ambos potentes combustibles para el cólera, ya que se interrumpe el acceso a los suministros de agua y las personas pueden verse obligadas a abandonar sus hogares para trasladarse a asentamientos más temporales -y a veces hacinados-. De cara al futuro, podemos esperar inundaciones, sequías, tormentas y desplazamientos más frecuentes. Aparte del cambio climático, los ejercicios de modelización muestran que el crecimiento de la población y la urbanización por sí solos podrían llevar a una duplicación de los casos de cólera en los próximos 20 años si no actuamos ahora. Para más información sobre el enfoque multisectorial completo para el control y la eliminación del cólera, consulte ladeclaración del Comité Directivo del GTFCC sobre la situación actual del cólera. Firmado por el Comité Directivo del Grupo Mundial de Trabajo para el Control del Cólera (GTFCC) Excmo. Sr. Hakainde Hichilema, Presidente de la República de Zambia y Campeón Mundial para el Control del Cólera Dr. Frew Benson, Presidente del Comité Directivo del GTFCC Dr. Christopher J. Elias, Presidente, Desarrollo Global, Fundación Bill y Melinda Gates Dr. Howard Zucker, Subdirector de Salud Mundial, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) Dr. Seth Berkley, Director General de Gavi, la Alianza para las Vacunas Jagan Chapagain, Secretario General, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) Dr Christos Christou, Presidente Internacional, Médicos Sin Fronteras Catherine Russell, Directora Ejecutiva, UNICEF Dr Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General, Organización Mundial de la Salud Contactos para medios Zambia National Public Health Institute Mazyanga Liwewe, [email protected] BMGF [email protected] CDC Erik M. Friedly, [email protected] Gavi, the Vaccine Alliance [email protected] IFRC Marie Claudet, [email protected] MSF Jean-Marc Jacobs, [email protected] UNICEF Sara Alhattab, +1 917 957 6536, [email protected] WHO [email protected]

Leer más
| Artículo

El cólera ha vuelto pero el mundo mira hacia otro lado

Este artículo se publicó originalmente en el sitio web del BMJ aquí. El cólera, cuya erradicación se creía cercana, ha vuelto: deshidrata y mata a personas en cuestión de horas y asola comunidades de seis continentes. A pesar del alarmante número de casos y muertes en el último año, los responsables de la toma de decisiones hacen la vista gorda, dejando que la gente muera de una enfermedad prevenible y tratable. La comunidad sanitaria debe dar la voz de alarma para que se tomen medidas inmediatas. Se necesita urgentemente una respuesta de emergencia fuerte y global, pero es sólo un primer paso. Más que nunca, el mundo debe invertir en sistemas de agua y saneamiento y preparar a las comunidades antes de que se produzcan brotes. En los últimos 200 años, ha habido siete pandemias de cólera, y el brote actual es el mayor en una década. En 2022, 30 países notificaron brotes de cólera, incluidos lugares que habían estado libres de la enfermedad durante décadas. En Haití, donde millones de personas se han visto desplazadas por la violencia, el cólera ha matado a cientos de personas en pocos meses. Líbano está experimentando su primer brote desde 1993, con más de 6.000 casos registrados. Tras unas inundaciones devastadoras, Nigeria sufrió un importante brote de cólera. En Malaui, el peor brote en décadas ha dejado 620 muertos desde marzo. Las escuelas están ahora cerradas en un intento de detener el aumento de infecciones. El riesgo de transmisión del cólera se multiplica cuando las personas viven en condiciones de pobreza o hacinamiento y carecen de acceso a agua potable, saneamiento adecuado e instalaciones higiénicas. El cólera, una enfermedad diarreica causada por la bacteria Vibrio cholerae, suele propagarse a través de alimentos o agua contaminados. Si no se trata, puede causar deshidratación grave y ser mortal en cuestión de horas. Casi la mitad de la población mundial -aproximadamente 3.600 millones de personas- vive sin un saneamiento seguro en su hogar, lo que la hace vulnerable a los brotes de cólera. La Organización Mundial de la Salud informa de que al menos 2.000 millones de personas consumen agua de fuentes contaminadas con heces. Crisis superpuestas Sin embargo, las causas profundas de la oleada de brotes recientes de cólera son complejas y polifacéticas. Las crisis humanitarias superpuestas en todo el mundo, como la migración, los conflictos, la pobreza y la injusticia social, obligan a la gente a vivir en condiciones insalubres, lo que alimenta la propagación de esta enfermedad infecciosa. Tras la pandemia de covid-19, el número de personas que viven en la pobreza extrema aumentó por primera vez en una generación. Y ahora, el aumento de la inflación y las repercusiones del conflicto en Ucrania podrían empeorar una situación ya de por sí grave. El cambio climático contribuye a la propagación del cólera. Los fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes e intensos, como huracanes e inundaciones, han provocado importantes trastornos en los procesos de tratamiento del agua y dañado las infraestructuras sanitarias en muchas partes del mundo. La combinación de temperaturas más altas y precipitaciones extremas provoca una mayor incidencia de infecciones transmitidas por el agua, como el cólera. Factores como la inseguridad alimentaria también agravan la vulnerabilidad de las comunidades a la propagación del cólera. La desnutrición debilita el sistema inmunitario, lo que aumenta el riesgo de que una persona sufra síntomas graves y muera. A medida que los acontecimientos mundiales hacen subir los precios de los alimentos, también ha aumentado el número de personas desnutridas. Se calcula que 140 millones de personas en África se enfrentan a una grave inseguridad alimentaria. El cólera puede tratarse con un método sencillo llamado tratamiento de rehidratación oral, pero muchas personas no pueden acceder a esta herramienta que salva vidas: se calcula que el 56% de los niños con diarrea no pueden recibir este tratamiento. El cólera también puede prevenirse mediante la vacuna oral contra el cólera, pero el suministro no puede satisfacer las necesidades actuales. A finales de 2022, 11 países que sufrían brotes de cólera habían solicitado 61 millones de dosis de la vacuna, mucho más de los 36 millones de dosis que se esperaba producir. La escasez de vacunas ha obligado recientemente al Grupo Internacional de Coordinación, del que forma parte la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), a pasar de una estrategia de dos dosis a una de dosis única para poder ampliar la cobertura. Moralmente inaceptable En lugares como Malaui y Haití, la tasa de mortalidad por cólera se triplicó en 2022. Nadie debería morir de una enfermedad prevenible y tratable. Este nivel de sufrimiento es moralmente inaceptable. La IFRC ha puesto en marcha una respuesta de emergencia en 20 países, en la que voluntarios capacitados de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja rastrean las vías de transmisión y, al mismo tiempo, se aseguran de que las instalaciones de saneamiento funcionen y de que haya suministro de agua potable. A nivel comunitario, los equipos tratan a las personas administrándoles un tratamiento de rehidratación oral y derivando a los más gravemente afectados al hospital. En Malaui, donde el número de infecciones aumenta día a día, la Cruz Roja ha establecido 14 puntos de rehidratación oral en todo el país y está llegando a más de 753.000 personas con campañas de salud e higiene. Los voluntarios también desempeñan un papel importante en las campañas de vacunación contra el cólera. La Cruz Roja Libanesa, por ejemplo, ha contribuido considerablemente al despliegue de la campaña nacional de vacunación contra el cólera. Mediante visitas puerta a puerta a hogares, instituciones y organizaciones, la Cruz Roja Libanesa vacunó a más de 260.000 personas en sólo 39 días en 151 municipios. En los países donde el cólera es endémico, estamos poniendo en marcha sistemas de abastecimiento de agua, saneamiento y programas de higiene sostenibles a largo plazo. Por ejemplo, en los países donde operamos, construimos y rehabilitamos 1.300 sistemas de agua, más de 7.000 instalaciones de saneamiento en hogares, escuelas y centros de salud, y cerca de 6.000 estaciones de lavado de manos, mejorando la vida de más de tres millones de personas en todo el mundo. El personal y los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja están en primera línea en esta emergencia de salud pública, pero no podemos hacerlo solos. El resurgimiento del cólera en todo el mundo a pesar de décadas de esfuerzos de erradicación sugiere que los mecanismos de control, prevención y respuesta al cólera deben ampliarse rápidamente. Para prevenir brotes, reducir la transmisión y salvar vidas, necesitamos un compromiso político y mayores recursos financieros. Debemos garantizar el acceso al suministro de agua potable e invertir en infraestructuras de saneamiento adecuadas en las comunidades de mayor riesgo. Debemos aumentar la producción y distribución de vacunas orales contra el cólera. Los sistemas de salud pública y los centros de tratamiento del cólera deben estar mejor financiados. Por último, debemos generar confianza en las comunidades. Es menos probable que la gente siga las medidas preventivas si no confía en los líderes de su comunidad y en los sistemas sanitarios. Pero para acabar realmente con el cólera, no podemos olvidar las crisis humanitarias de raíz. Los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado deben movilizarse de una vez y aumentar las inversiones en infraestructuras y sistemas sanitarios y sociales para que puedan resistir las consecuencias de las catástrofes, los conflictos y el cambio climático. Una de las lecciones más importantes que aprendimos de la pandemia del covid-19 es que nadie está a salvo hasta que todos lo están. Trabajar juntos y garantizar que nadie se quede atrás redunda en beneficio de todos. -- Visite nuestra página sobre agua, saneamiento e higiene (WASH) para obtener más información sobre el cólera. Y siga a Petra en Twitter para más actualizaciones sobre el trabajo de la IFRC en salud y asistencia: @petra_khoury

Leer más
| Nota de prensa

Malaui: La Cruz Roja intensifica su respuesta al peor brote de cólera en dos décadas

Malaui, 25 de enero de 2023 -Malaui se enfrenta actualmente a su peor brote de cólera en dos décadas, con más de 29.000 casos notificados y más de 900 muertos. La Cruz Roja de Malaui (CRM), en asociación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ((IFRC) y asociados en el país - consorcio liderado por la Cruz Roja Danesa y la Cruz Roja Suiza - está ampliando su respuesta al cólera para asistir a más de dos millones de personas. Desde el primer caso registrado en febrero de 2022, los casos han seguido propagándose, con los 29 distritos afectados. El cólera pone ahora en riesgo a más de 10 millones de personas, incluidos más de cinco millones de niños. "La Cruz Roja de Malaui se compromete a seguir apoyando al Gobierno de Malaui en la respuesta al brote de cólera y otras emergencias sanitarias. Agradecemos a la IFRC y a otros asociados del Movimiento la financiación y la asistencia técnica que siguen prestando al plan de respuesta al cólera de la CRM", declaró McBain Kanongodza, Secretario General de la Cruz Roja de Malaui. Según la actualización sobre el cólera del Ministerio de Salud de Malaui del 22 de enero de 2023, se registraron más de 29.364 casos y 960 víctimas mortales, lo que deja la tasa de letalidad en el 3,27%, considerablemente superior a la tasa aceptable de menos del 1% establecida por la OMS. La Cruz Roja de Malaui ya está proporcionando tratamiento vital a nivel comunitario mediante la administración de Terapia de Rehidratación Oral. Los voluntarios se aseguran de que el suministro de agua sea seguro y de que las instalaciones de saneamiento funcionen. También van de puerta en puerta para concienciar sobre la prevención de la propagación de la enfermedad. Con la llegada de la estación de lluvias, es crucial que la gente tome precauciones para protegerse a sí misma y a sus familias. "Hemos seguido la evolución sobre el terreno desde los primeros casos, y nos preocupa profundamente que este brote se haya afianzado en todos los rincones de Malaui. Tenemos que apoyar los esfuerzos conjuntos del Ministerio de Sanidad y la Cruz Roja de Malaui en su respuesta a esta devastadora situación. A medida que el brote empeora, las asociaciones son cruciales para garantizar que se salven vidas", declaró John Roche, Jefe de la Delegación de la IFRC para Malaui, Zambia y Zimbabue. La IFRC y sus miembros lanzan un Llamamiento de Emergencia en el que solicitan 5,2 millones de francos suizos, que ayudarán a la Cruz Roja de Malaui a llegar a otras 1.385.391 personas que necesitan asistencia. La Cruz Roja de Malaui y sus asociados con la IFRC se proponen intervenir en 15 distritos afectados, con los objetivos principales de prevenir y controlar la propagación del brote, reducir la morbilidad y la mortalidad debidas al cólera y mejorar la disponibilidad de agua potable e instalaciones de saneamiento, mediante el apoyo continuo a las comunidades y las oficinas de salud de los distritos. Para más información y entrevistas, contacten con: En Lilongüe: Felix Washon, +265 999 95 57 21, [email protected] En Harare: Ella Mcsharry, +263 78 689 3350, [email protected] En Nairobi: Euloge Ishimwe, +254 731 688 613, [email protected] En Ginebra: Marie Claudet, +1 202 999 8689, [email protected]

Leer más
| Página básica

Cólera

El cólera es una enfermedad bacteriana, generalmente transmitida por agua contaminada, que causa diarrea grave y deshidratación. Puede ser mortal y prospera en condiciones de pobreza o hacinamiento donde el acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene están comprometidos.

Leer más
| Nota de prensa

La escasez de vacunas contra el cólera hace que se suspenda temporalmente la estrategia de las dos dosis, mientras aumentan los casos en todo el mundo

Ginebra/Nueva York, 19 de octubre de 2022 - La escasez de vacunas contra el cólera en todo el mundo ha obligado al Grupo Internacional de Coordinación (ICG) -el organismo que gestiona los suministros de vacunas de emergencia- a suspender temporalmente el régimen de vacunación estándar de dos dosis en las campañas de respuesta a los brotes de cólera, utilizando en su lugar un enfoque de dosis única. El giro en la estrategia permitirá utilizar las dosis en más países, en un momento de aumento sin precedentes de los brotes de cólera en todo el mundo. Desde enero de este año, 29 países han notificado casos de cólera, entre ellos Haití, Malaui y Siria, que se enfrentan a grandes brotes. En comparación, en los 5 años anteriores, menos de 20 países de media notificaron brotes. La tendencia mundial se dirige hacia brotes más numerosos, más extendidos y más graves, debido a las inundaciones, las sequías, los conflictos, los movimientos de población y otros factores que limitan el acceso al agua potable y aumentan el riesgo de brotes de cólera. La estrategia de una dosis ha demostrado ser eficaz para responder a los brotes, aunque las pruebas sobre la duración exacta de la protección son limitadas, y la protección parece ser mucho menor en los niños. Con un régimen de dos dosis, cuando la segunda dosis se administra en los 6 meses siguientes a la primera, la inmunidad contra la infección dura 3 años. El beneficio de suministrar una dosis sigue siendo mayor que el de no suministrar ninguna: aunque la interrupción temporal de la estrategia de dos dosis provocará una reducción y un acortamiento de la inmunidad, esta decisión permitirá vacunar a más personas y proporcionarles protección a corto plazo, en caso de que la situación mundial del cólera siga deteriorándose. El suministro actual de vacunas contra el cólera es extremadamente limitado. Su uso para la respuesta de emergencia está coordinado por el ICG, que gestiona la reserva mundial de vacunas anticoléricas orales. Del total de 36 millones de dosis que se prevé producir en 2022, ya se han enviado 24 millones para las campañas preventivas (17%) y reactivas (83%) y el ICG aprobó 8 millones de dosis adicionales para la segunda ronda de vacunación de emergencia en 4 países, lo que ilustra la grave escasez de la vacuna. Como los fabricantes de vacunas están produciendo al máximo de su capacidad actual, no hay solución a corto plazo para aumentar la producción. La suspensión temporal de la estrategia de las dos dosis permitirá reorientar las dosis restantes para cualquier necesidad durante el resto del año. Se trata de una solución a corto plazo, pero para aliviar el problema a largo plazo es necesario tomar medidas urgentes para aumentar la producción mundial de vacunas. El ICG seguirá vigilando las tendencias epidemiológicas mundiales, así como el estado de las reservas de vacunas contra el cólera, y revisará esta decisión periódicamente. Sobre el ICG El ICG es un grupo internacional que gestiona y coordina el suministro de vacunas y antibióticos de emergencia a los países durante los grandes brotes de enfermedades. Gestiona la reserva mundial de la vacuna oral contra el cólera. El grupo está compuesto por miembros de la OMS, Médicos Sin Fronteras, UNICEF y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. El ICG se creó en 1997, tras la aparición de importantes brotes de meningitis en África, como mecanismo para gestionar y coordinar el suministro de vacunas y antibióticos de emergencia a los países durante los brotes importantes. Desde el establecimiento de la reserva de vacunas contra el cólera en 2013, se han enviado 120 millones de dosis de vacunas orales contra el cólera a 23 países, de las cuales 73 millones (60%) han sido aprobadas para la respuesta de emergencia. Contactos para medios de comunicación IFRC: Jenelle Eli +41 79 935 97 40 +1 202 603 6803 [email protected] MSF: Lukas Nef  +41792400790 +41443859457 [email protected] UNICEF: Tess Ingram +1 347 593 2593 [email protected] OMS: Teléfono de contacto para medios de comunicación: +41 22 791 2222 Email: [email protected]

Leer más
| Emergencia

Haití: terremoto y cólera

El 14 de agosto de 2021, un gran terremoto de magnitud 7,2 sacudió Haití, causando la muerte de más de 2.000 personas y la destrucción generalizada de viviendas e infraestructuras. La Cruz Roja de Haití respondió rápidamente para prestar asistencia humanitaria inmediata a los afectados. Más de un año después, este llamamiento de emergencia apoya los esfuerzos de recuperación y reconstrucción en curso. Y en diciembre de 2022, revisamos el llamamiento para ayudar también a la Cruz Roja Haitiana a controlar un brote de cólera en el país mediante actividades de agua, saneamiento e higiene (WASH) y de participación comunitaria.

Leer más