Migración

External ID
71
Displaying 1 - 25 of 38
06/12/2022 | Nota de prensa

La IFRC se asocia con la Liga Musulmana Mundial para apoyar objetivos humanitarios

Ginebra, 6 de diciembre de 2022 - La IFRC tiene el honor de anunciar su asociación con la Liga Musulmana Mundial (MWL, en inglés) para apoyar objetivos humanitarios. El acuerdo entre la IFRC y la MWL crea un amplio mandato para la labor humanitaria y los objetivos de ambas organizaciones. Establece importantes objetivos para ayudar a las personas afectadas por el conflicto armado internacional en Ucrania. Estos objetivos incluyen, entre otros: Proporcionar ayuda financiera a las personas desplazadas para cubrir sus necesidades básicas Proporcionar refugio a los que abandonaron sus hogares y a aquellos cuyas casas resultaron dañadas o destruidas Proporcionar agua, saneamiento, higiene y asistencia sanitaria Fortalecer la capacidad de respuesta de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. El acuerdo entre la IFRCy la MWL también busca apoyar a los migrantes y desplazados por desastres y crisis en otras regiones. Este apoyo humanitario incluye: Alimentos y artículos no alimentarios Refugios de emergencia Agua, saneamiento e higiene Salud, incluido el apoyo a la salud mental Restablecimiento del contacto de las familias separadas Protección de la infancia Prevención de la violencia sexual y de género Operaciones de rescate Actividades contra la trata de seres humanos Fomento de la cohesión social entre las personas desplazadas y las comunidades de acogida Apoyo a los migrantes y las comunidades de acogida para mejorar los medios de subsistencia, la resiliencia comunitaria y la reintegración económica y social. El acuerdo también establece el objetivo de cooperar en torno a estructuras y actividades de financiación innovadoras, incluidas herramientas de recaudación de fondos conformes con la sharia. "Confiamos en que la nueva asociación con la Liga Musulmana Mundial sea significativa para llegar a los afectados por catástrofes y crisis en todo el mundo.Nuestro compromiso conjunto con la humanidad y la acción humanitaria se verá reforzado por esta colaboración", declaró el Secretario General de la IFRC, Jagan Chapagain. "La cooperación entre organizaciones internacionales como la Liga Musulmana Mundial y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es crucial para alcanzar nuestros objetivos humanitarios", declaró el Secretario General de la Liga Musulmana Mundial, Su Excelencia el Jeque Dr. Mohammed Al-Issa. "La Liga Musulmana Mundial se siente honrada de trabajar junto a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para llevar ayuda humanitaria a los afectados por el conflicto armado internacional en Ucrania y apoyar a los migrantes y desplazados", prosiguió.

Lea más
16/12/2022 | Artículo

Migración en África Occidental: Cruz Roja ofrece un oasis de ayuda y esperanza a los migrantes en Kolda, Senegal

"Están expuestos a la violencia, explotación, abusos, riesgos de seguridad, violencia sexual y de género, y todo tipo de peligros a lo largo de sus rutas migratorias; aquí les ofrecemos esperanza, además de protección, asistencia, orientación y asesoramiento". Así resume Mariama Mballo, trabajadora social, el trabajo que se lleva a cabo en el Punto de Servicio Humanitario (PSH) de Kolda, gestionado por la Cruz Roja Senegalesa y la IFRC en el sur de Senegal. "El PSH de Kolda es un centro de escucha, apoyo psicosocial, asesoramiento y asistencia a los migrantes. Ofrece un espacio anónimo, confidencial y gratuito de acogida y asesoramiento", explica esta socióloga de formación de 30 años, que trabaja allí desde febrero de 2022. Senegal, considerado históricamente un país de destino para los migrantes en África Occidental, se ha convertido en un país de tránsito. Debido a su situación geográfica, los migrantes, especialmente los procedentes de África Occidental, pasan por Senegal en su viaje hacia el norte, hacia los países del Magreb o Europa, en busca de una vida mejor. La importancia del apoyo psicosocial Viajar por rutas migratorias peligrosas puede tener un profundo impacto en la salud física y mental de los migrantes. El objetivo del apoyo psicosocial prestado en Kolda es ayudar a las personas en tránsito a recuperar cierta normalidad, el equilibrio mental y, sobre todo, animarlas a ser activas y a comprometerse con su propia recuperación, encontrando mecanismos de defensa y protección que funcionen para ellas. Cuando los migrantes en tránsito tienen necesidades que no pueden cubrirse en el PSH, se les deriva a otros servicios asociados externos. "La clave del proyecto son sus voluntarios, de hecho, son la 'puerta de entrada', los que primero reciben a los migrantes, los escuchan y luego los dirigen al trabajador social para una escucha activa y en profundidad", subraya Mariama. El personal que trabaja en Kolda también puede sentirse a veces desbordado al escuchar las experiencias que les cuentan los migrantes durante las sesiones de asesoramiento. "Sí, hay historias que nos impactan, pero tenemos la capacidad de superarlas para ofrecer a los migrantes la orientación y el apoyo que necesitan", dice Mariama. Satisfacer las más diversas necesidades Las personas que se desplazan pueden acceder a otras ayudas vitales, como alimentos y agua en Kolda. Muchos de los migrantes que llegan, entre ellos mujeres y niños, han pasado días sin comer mientras emprendían sus largos viajes por zonas a menudo inhóspitas. Los voluntarios y el personal de Kolda también ofrecen a las personas consejos útiles y asesoramiento sobre cuestiones como la trata de seres humanos, la recuperación del contacto con sus familias o la tramitación de documentos de viaje importantes. Y, en caso necesario, los migrantes también pueden recibir asistencia jurídica, siempre con la máxima confidencialidad y protección, así como ayuda básica en materia de ropa e higiene para garantizar su salud y bienestar. "Las personas que llegan al PSH se encuentran a menudo en una situación de vulnerabilidad avanzada, por lo que hacemos todo lo posible para atender inmediatamente sus necesidades más acuciantes", apunta Mariama. Los voluntarios no se limitan a apoyar a los inmigrantes. También llevan a cabo una intensa labor con la comunidad local para concienciar y sensibilizar sobre el respeto de los derechos y la dignidad de los migrantes. Esta importante labor se lleva a cabo con la máxima confidencialidad, siempre en consonancia con nuestros principios fundamentales y la política de migración de la IFRC. Asistencia y protección de los migrantes más vulnerables en África Occidental Kolda es sólo un ejemplo de los más de 600 Puntos de Servicio Humanitario gestionados por las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja a lo largo de las principales rutas migratorias del mundo. Son espacios neutrales que ofrecen un entorno acogedor y seguro para que los migrantes puedan acceder a servicios esenciales, independientemente de su situación y sin temor a ser detenidos o denunciados a las autoridades. Desde la puesta en marcha del PSH de Kolda en 2020, que incluye otros pequeños puestos en Tanaff, Salikégné, Diaobé y Pata, los voluntarios han acogido y apoyado a más de 1.500 migrantes. Se creó en el marco del proyecto "Asistencia y protección de los migrantes más vulnerables en África Occidental". Financiado por la Unión Europea, el proyecto cubre diferentes rutas migratorias muy transitadas a través de Burkina Faso, Gambia, Malí, Níger y Senegal. Además de las Sociedades Nacionales de estos países, en el proyecto también participan la IFRC, Cruz Roja Española, Cruz Roja Danesa y Cruz Roja Luxemburguesa. -- Para más información, visite nuestra página web sobre migración y desplazamiento y conozca mejor las políticas, programas y operaciones de la IFRC en materia de migración

Lea más
22/12/2022 | Nota de prensa

La IFRC y la OIM firman un Memorando de Entendimiento regional para incrementar la colaboración en apoyo de los migrantes y desplazados

Beirut / El Cairo, 22 de diciembre de 2022 - La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han firmado un Memorando de Entendimiento (MdE) regional para fortalecer las capacidades de las Sociedades Nacionales y garantizar una acción coordinada para proteger y prestar servicios de asistencia básica a los migrantes, incluidos los desplazados y las comunidades en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA). En 2020, había 281 millones de migrantes internacionales y refugiados en el mundo, de los cuales unos 40 millones se encontraban en la región de Oriente Medio y Norte de África. En 2021, los conflictos y las catástrofes provocaron 1,2 millones de desplazamientos internos en MENA, con lo que el total de desplazamientos internos en la región ascendió a 12,4 millones. El Dr. Hossam Elsharkawi, Director Regional de la IFRC para la región de Oriente Medio y Norte de África, dijo: "La IFRC tiene una larga historia de ayudar a las Sociedades Nacionales a prestar apoyo y asistencia a los migrantes y desplazados dondequiera que se encuentren a lo largo de sus viajes por tierra y mar; nuestros puntos de servicio humanitario ofrecen servicios y protección". "Estamos aunando fuerzas con la OIM para promover la seguridad, la dignidad y el bienestar de los migrantes, independientemente de su situación jurídica, especialmente de los que se encuentran en situaciones frágiles, de crisis prolongadas, de violencia y de difícil acceso", añadió el Dr. Elsharkawi. El Sr. Othman Belbeisi, Director Regional de la OIM para Oriente Medio y Norte de África, declaró:"La OIM se complace en anunciar esta asociación regional con la IFRC que nos permitirá reforzar nuestra colaboración en beneficio de los migrantes, las comunidades de acogida y los asociados." "A través de nuestros esfuerzos conjuntos, esperamos mejorar la gobernanza de la migración trabajando a través de un enfoque de toda la sociedad y todo el gobierno en el espíritu del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible", añadió Belbeisi. El Memorando de Entendimiento se basa en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Grupo Mundial de Protección (GP20), el Pacto Mundial sobre Migración (GCM) y el marco de la OIM para abordar el desplazamiento interno y su marco de resoluciones progresivas del desplazamiento. Su objetivo es reforzar la colaboración con los gobiernos y las partes interesadas pertinentes sobre la gobernanza de la movilidad humana a todos los niveles, aprovechando la Estrategia Mundial sobre Migración de la IFRC, así como la red de migración de la Cruz Roja/Media Luna Roja de Oriente Medio y Norte de África. La nueva asociación se basa en la cooperación previa entre ambas organizaciones. Recientemente, en octubre de 2022, la OIM y la IFRC organizaron un diálogo titulado "Fortalecimiento del diálogo intergeneracional sobre la acción climática y los impactos del cambio climático en la movilidad humana" para debatir el nexo entre cambio climático y movilidad, especialmente para las poblaciones jóvenes de la región MENA. Dado que el cambio climático es un motor cada vez más potente de la migración, la colaboración entre la OIM y la IFRC pretende proponer mejores soluciones para las recomendaciones políticas basadas en pruebas, en respuesta a la crisis climática en relación con las tendencias migratorias en la región. Sobre la IFRC: La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) es la mayor red humanitaria del mundo. Nuestra Secretaría apoya la acción local de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en más de 192 países, reuniendo a casi 15 millones de voluntarios por el bien de la humanidad. Sobre la OIM: Creada en 1951, la OIM es la principal organización intergubernamental en el ámbito de la migración y trabaja en estrecha colaboración con socios gubernamentales, intergubernamentales y no gubernamentales. Con 175 Estados miembros, otros 8 Estados en calidad de observadores y oficinas en más de 100 países, la OIM se dedica a promover una migración humana y ordenada en beneficio de todos. Para ello, presta servicios y asesoramiento a gobiernos y migrantes. Para más información, por favor, contacten con: En Beirut, directora de Comunicación de la IFRC, Mey Al Sayegh, [email protected] En Cairo, responsable de Comunicación en la Oficina Regional MENA de la OIM, Tamim Elyan, [email protected]

Lea más
02/09/2022 | Nota de prensa

Ocho días de espera a bordo del Ocean Viking en medio de abrumadoras necesidades médicas: SOS MEDITERRANEE y la IFRC reclaman el derecho a desembarcar de los 460 supervivientes

Marsella/Ginebra/Budapest, 2 de septiembre de 2022 - 460 mujeres, niños, bebés y hombres están atrapados en un limbo a la espera de desembarcar. Algunas de estas personas tienen necesidades médicas abrumadoras y han quedado atrapadas a bordo ocho días después de ser rescatadas en el mortífero Mediterráneo Central. SOS MEDITERRANEE y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) reclaman el derecho de estos supervivientes a desembarcar en un lugar seguro sin más demora. En tan solo 60 horas, el Ocean Viking -un barco de búsqueda y rescate fletado por SOS MEDITERRANEE en colaboración con la IFRC- se enfrentó a más casos de socorro que nunca. La tripulación encontró y rescató a personas de diez embarcaciones no aptas para la navegación y abarrotadas en la ruta migratoria marítima más mortífera del mundo desde 2014, el Mediterráneo Central. El barco de búsqueda y rescate sigue varado en el mar a la espera del desembarco de los supervivientes. El equipo se enfrenta a un número abrumador de casos médicos, como agotamiento, deshidratación e infecciones cutáneas y heridas sin tratar. Otros supervivientes se enfrentan a enfermedades crónicas y dos mujeres embarazadas de 9 meses fueron evacuadas. "Nunca habíamos experimentado tal nivel de casos médicos graves a bordo del Ocean Viking. Los supervivientes se encontraron en medio de alta mar en situaciones inimaginables. En un intento desesperado por ponerse a salvo, estuvieron a punto de morir en el mar, bien por ahogamiento, bien por deshidratación. Según el derecho marítimo, su rescate sólo se completará cuando hayan llegado a un lugar seguro. El actual bloqueo para su desembarco debe terminar sin más demora", afirma Xavier Lauth, Director de Operaciones de SOS MEDITERRANEE. Cada día que pasa, las necesidades de los que están a bordo aumentan. Francesco Rocca, Presidente de la IFRC, dijo: "El gran número de personas rescatadas en tan poco tiempo y con la gravedad de las condiciones de las personas a bordo sólo nos muestra que la situación es cada vez más desesperada para quienes buscan seguridad y protección. No podemos seguir enfrentándonos a este mismo reto una y otra vez. Necesitamos soluciones a más largo plazo, que incluyan un compromiso de vías seguras y regulares de protección y seguridad, al tiempo que garanticen el acceso a la protección de quienes llegan espontáneamente". SOS MEDITERRANEE and IFRC call on European members and associated States to show solidarity, observe maritime law and guarantee fundamental human rights. The wait and suffering of the 460 survivors onboard Ocean Viking must end immediately. SOS MEDITERRANEE y la IFRC hacen un llamamiento a los miembros europeos y a los Estados asociados para que muestren su solidaridad, respeten el derecho marítimo y garanticen los derechos humanos fundamentales. La espera y el sufrimiento de los 460 supervivientes a bordo del Ocean Viking deben terminar inmediatamente. Nota para los editores: El Ocean Viking rescató a 466 mujeres, niños y hombres en diez operaciones de rescate entre el 25 y el 27 de agosto. Entre los supervivientes hay más de 20 mujeres adultas, varias de ellas embarazadas, y más de 80 menores, el 75% de ellos no acompañados. El 29 de agosto, dos mujeres embarazadas de 9 meses tuvieron que ser evacuadas de urgencia por razones médicas. Fueron trasladadas a una patrullera de la Guardia Costera italiana con cuatro de sus familiares (dos hermanas y sus dos hijos, entre ellos una niña de 3 semanas). A pesar de haber contactado con las autoridades marítimas pertinentes en todas las fases de las operaciones de búsqueda y rescate, el Ocean Viking se quedó solo, sin coordinación ni intercambio de información con las autoridades marítimas pertinentes. Cuatro de las embarcaciones en peligro, que no estaban en condiciones de navegar y estaban abarrotadas, fueron detectadas con prismáticos desde el puente del Ocean Viking. Las alertas de socorro de las otras seis embarcaciones fueron transmitidas por ONG civiles como la red civil Alarm Phone, las aeronaves de las ONG Pilotes Volontaires y Sea-Watch, y los veleros de las ONG Open Arms y Resqship. El Ocean Viking informó a las autoridades marítimas competentes en todo momento de los rescates y envió solicitudes de designación de un lugar seguro lo antes posible después de cada operación, de acuerdo con la legislación marítima. Recientemente, la Organización Internacional para las Migraciones informó de un nuevo naufragio. Los guardacostas libios recuperaron dos cuerpos de personas fallecidas y los seis supervivientes de esta tragedia denunciaron la desaparición de 19 personas el 27 de agosto, el mismo día en que los equipos de Ocean Viking rescataron a 198 supervivientes de cinco embarcaciones en peligro. Desde 2014, se sabe que casi 19.811 personas han perecido en el Mediterráneo central. Eso es el 80% de las muertes registradas en todo el mar Mediterráneo. SOS MEDITERRANEE rescató a 36.789 personas desde el inicio de sus operaciones en 2016, con Aquarius y Ocean Viking. Un total de 7.266 personas fueron rescatadas por el Ocean Viking desde que comenzó a operar en agosto de 2019. Desde septiembre de 2021, los equipos de la IFRC participaron en diez patrullas en el Ocean Viking y ayudaron a rescatar a más de 2.700 personas. Mientras que el equipo de SOS MEDITERRANEE se centra en la búsqueda y el rescate en el mar, el equipo de la IFRC se centra en la prestación de servicios humanitarios posteriores al rescate, que incluyen atención médica, primeros auxilios, apoyo psicosocial, socorro y protección. Para más información, por favor, contacten con: IFRC en Ginebra: Jenelle Eli, +1 202 603 6803, [email protected] IFRC en Budapest: Nora Peter, +36 70 265 4020, [email protected] SOS MEDITERRANEE Internacional & Operaciones: Laurence Bondard / +33 6 23 24 59 93 / [email protected]

Lea más
01/11/2022 | Nota de prensa

Supervivientes varados en el mar: SOS MEDITERRANEE y la IFRC piden que se respete el derecho marítimo

El Ocean Viking -un buque de búsqueda y rescate fletado por SOS MEDITERRANEE y operado en colaboración con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC)- rescató a 234 mujeres, niños y hombres de seis embarcaciones en peligro en el Mediterráneo central entre el 22 y el 26 de octubre. "A las personas rescatadas en el Mediterráneo central por los barcos se les tiene y se les debe permitir desembarcar en un lugar seguro dentro de un tiempo razonable, como es el caso de las operaciones de búsqueda y rescate realizadas por las autoridades y los buques mercantes. Los bloqueos cada vez más graves a los que se enfrentan los buques de rescate en este tramo del mar desde 2018 son discriminatorios e inaceptables. Mantener a los supervivientes a bordo de los barcos como rehenes del debate político durante más tiempo sería el resultado de un dramático fracaso de los miembros europeos y de los Estados asociados", afirma Xavier Lauth, director de operaciones de SOS MEDITERRANEE. "Las personas rescatadas están absolutamente agotadas, deshidratadas, con problemas psicológicos y algunas requieren atención médica inmediata. Les proporcionamos asistencia sanitaria, alimentos, agua, artículos de higiene, primeros auxilios psicológicos y la oportunidad de llamar y ponerse en contacto con sus familiares. Pero no pueden permitirse el lujo de esperar más, esta incertidumbre está haciendo que la situación sea insoportable, con un estrés que crece día a día. Necesitan urgentemente un puerto seguro", dice Frido Herinckx, director de operaciones de la IFRC. El derecho de las personas a desembarcar rápidamente en un lugar seguro no admite discusión. El actual bloqueo en el desembarco de las operaciones de búsqueda y rescate es una grave y consecuente violación del derecho marítimo. El Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS, por sus siglas en inglés) enmarca las obligaciones de búsqueda y salvamento de los Estados y los capitanes de los buques con gran detalle, desde la obligación de responder y coordinar la búsqueda de los barcos que se declaren en peligro, hasta la obligación de asignar un "Lugar seguro tan pronto como sea razonablemente posible". Se tienen en cuenta todas las circunstancias, incluida la obligación de que los Estados más capaces de ayudar cooperen para identificar un lugar seguro para el desembarco; la obligación de prestar asistencia "independientemente de la nacionalidad o la condición de dichas personas" (Capítulo V - Reg 33.1- enmienda 2004), así como el hecho de que la "evaluación de la condición de las personas rescatadas" no debe "retrasar indebidamente el desembarco de los supervivientes". RESOLUCIÓN DE LA OMI MSC.167(78) (adoptada el 20 de mayo de 2004) De acuerdo con los convenios marítimos, el Ocean Viking informó a las autoridades marítimas competentes en todas las etapas de las operaciones de búsqueda y rescate y solicitó la designación de un lugar seguro. Debemos priorizar y cooperar en las operaciones de búsqueda y rescate de personas en movimiento, independientemente de su situación, incluso mediante mecanismos de desembarco claros, seguros y predecibles para las personas rescatadas. SOS MEDITERRANEE y la IFRC instan a los miembros de la UE y a los Estados asociados a respetar el derecho marítimo, a cooperar en la designación de un lugar seguro para los supervivientes del Ocean Viking y a poner fin al sufrimiento de cientos de hombres, mujeres y niños.

Lea más
12/09/2022 | Nota de prensa

Crisis de migración y desplazamiento en Oriente Medio y Norte de África: respuesta a las necesidades básicas de las personas que se desplazan

Beirut, 12 de septiembre de 2022 - La región de Oriente Medio y Norte de África (MENA), con más de 40 millones de migrantes y 14 millones de desplazados internos, tiene algunos de los conflictos prolongados más largos del mundo, combinados con frecuentes catástrofes naturales, crisis provocadas por el hombre y la actual pandemia de COVID-19. El conflicto de Ucrania ha añadido otra capa de complejidad. La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) ha unido sus fuerzas con tres Sociedades de la Media Luna Roja de la región para atender las necesidades básicas de las personas que se desplazan, incluidos los refugiados, los migrantes y los desplazados internos. Fabrizio Anzolini, asesor regional de la IFRC en materia de migración para la región de Oriente Medio y Norte de África, dijo: "El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja aborda la migración y el desplazamiento desde una perspectiva puramente humanitaria, sin alentarla ni desalentarla. Sin embargo, respondemos a las necesidades de las personas en movimiento". Como parte de los esfuerzos de la IFRC para apoyar a más de 4.000 personas en movimiento, la IFRC ha firmado desde julio tres acuerdos de proyecto sobre migración y desplazamiento en la región. Los acuerdos con la Media Luna Roja Árabe Siria, la Media Luna Roja Egipcia y la Media Luna Roja Argelina se establecieron en el marco de la "Asistencia humanitaria y protección para las personas en movimiento" de la IFRC Este programa de tres años se centra en la asistencia humanitaria a los migrantes, los desplazados y las comunidades de acogida en las rutas migratorias de mayor preocupación humanitaria que abarcan África, Oriente Medio y Europa, y en él participan 34 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. El acuerdo con la Media Luna Roja Árabe Siria tiene por objeto mejorar los medios de subsistencia de los desplazados internos, los repatriados y las comunidades de acogida en Siria, mientras que el acuerdo con la Media Luna Roja Argelina se elaboró para mejorar el nivel de vida y reducir la vulnerabilidad de los migrantes, los refugiados y los desplazados en Argelia. El acuerdo con la Media Luna Roja Egipcia se centra en proporcionar un apoyo integral y estructurado a los niños desplazados y a la comunidad, estableciendo escuelas comunitarias y garantizando el acceso a los servicios humanitarios básicos. "Este ejemplo de colaboración y coordinación con otras Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja no habría sido posible sin el apoyo de la Cruz Roja Italiana, que ha desempeñado un papel crucial para facilitar el establecimiento de estos tres acuerdos", añadió Anzolini. Rania Ahmed, directora regional adjunta de la IFRC en la región de Oriente Medio y Norte de África, dijo: "Los intentos de la FICR por marcar la diferencia en las crisis de migración y desplazamiento en Oriente Medio y el Norte de África se encuentran en una coyuntura crítica. Hasta que se establezcan soluciones sostenibles a largo plazo, nos aseguramos de que las personas desplazadas tengan acceso a servicios de salud y apoyo psicosocial, y ofrecemos protección a los niños y a las víctimas de la violencia, así como apoyo a los medios de subsistencia y asistencia en efectivo." Ahmed añadió que, dado que el vínculo entre el cambio climático y el desplazamiento de los más vulnerables es cada día más evidente, "la IFRC está deseando llamar la atención de los Estados sobre esta cuestión durante la próxima Conferencia COP 27 que se celebrará en Sharm El Sheikh (Egipto)". Para más información, por favor, contacten con: IFRC-MENA: Mey Al Sayegh, Directora de Comunicación, Mobile: +961 03229352, E-mail: [email protected]

Lea más
01/08/2022 | Nota de prensa

IFRC: 210.000 migrantes en Centroamérica y México necesitan con urgencia asistencia y protección esencial para su sobrevivencia

Ciudad de Panamá, 1 de agosto de 2022.La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC) intensificará aún más su respuesta para proporcionar con urgencia asistencia humanitaria y protección a 210.000 personas que se desplazan por tierra hacia el norte a través de Centroamérica y México. A lo largo de las rutas migratorias, muchas sufren accidentes y lesiones, se enfrentan a extorsión y a violencia sexual, o desaparecen y son separadas de sus familias. Otras son asesinadas o mueren a causa de enfermedades o condiciones ambientales. Según datos oficiales, desde enero de 2022, hay un aumento preocupante del número de personas migrantes y refugiadas en Centroamérica y México, en comparación con años anteriores. La migración irregular ha aumentado un 85% en Panamá, 689% en Honduras y 108% en México. Si esta tendencia al alza se mantiene en los próximos meses, se estima que alrededor de 500.000* personas requerirán asistencia humanitaria. Roger Alonso, Jefe de la Unidad de Desastres, Crisis y Clima de la IFRC en América, dijo: "Los equipos locales de la Cruz Roja, desde Panamá hasta México, confirman este dramático aumento del número de migrantes que se desplazan hacia Norteamérica. Estamos especialmente preocupados por las mujeres, la niñez, las personas mayores, con discapacidad y LGBTIQ. Estos grupos corren un riesgo extremo y necesitan asistencia médica y de salud mental, acceso a alimentos y agua, información, conectividad y recursos para cubrir gastos vitales como el pago de lugares seguros para dormir". La mayoría de los migrantes y refugiados en tránsito por la región proceden de Cuba, Venezuela y Haití. A la vez, los nacionales de Honduras, Guatemala, Nicaragua y México siguen dejando sus países camino al norte. Sus principales motivos para migrar incluyen mejorar sus ingresos, escapar de la violencia, reunirse con sus familiares y recuperarse del impacto de los desastres recurrentes y fenómenos meteorológicos extremos. En Panamá, sólo en junio de 2022, 15.000 migrantes cruzaron el peligroso tapón del Darién: 500 personas al día. De cada 100, 16 son menores. En Costa Rica, 441 personas al día entraron desde Panamá en mayo de 2022, un aumento del 158% en comparación con abril de 2022. Casi 24.000 cubanos llegaron a Nicaragua de enero a mayo de 2022, mientras que en El Salvador, Guatemala, Honduras y México hay un aumento significativo de las salidas, pero también del número de retornados. Ante ese difícil contexto, la IFRC ha lanzado un llamamiento de emergencia de 28 millones de CHF** para apoyar a 210.000 personas en movimiento durante los próximos 12 meses. Las Sociedades de la Cruz Roja de Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México proporcionarán a las personas migrantes, refugiadas y retornadas atención médica y salud mental, acceso a servicios de agua y saneamiento, y dinero en efectivo para que puedan cubrir gastos esenciales, como el alojamiento o la alimentación. Martha Keays, Directora Regional de la IFRC para las Américas, dijo: Es inaceptable que la migración siga costando a las personas su dignidad y su vida. Por eso estamos ampliando nuestra respuesta actual y reforzando nuestro apoyo vital de emergencia a lo largo de las rutas migratorias. Pedimos a los gobiernos, a nuestros socios y a los donantes que se sumen a esta acción humanitaria. Proteger a las personas que migran en una situación desesperada y defender sus derechos, sin tener en cuenta su estatus, es un imperativo humanitario y un deber colectivo. Los devastadores efectos socioeconómicos de la pandemia de COVID-19, la crisis climática, las continuas crisis políticas y las catástrofes seguirán aumentando exponencialmente los movimientos de población. El reto que tenemos por delante es titánico". La respuesta de la Cruz Roja priorizará la atención a lo largo de la ruta, donde la mayoría de la personas migrantes y desplazadas se enfrentan a barreras burocráticas, climas hostiles, estigma, discriminación, violencia, inseguridad e incluso a la muerte. El apoyo se brindará a través de la red de 20 Puntos de Servicio Humanitario*** de la Cruz Roja en Centroamérica y México. Se trata de espacios neutrales y seguros -ya sean fijos o móviles- en los que se presta asistencia sanitaria y de salud mental información y otros servicios. En Panamá, por ejemplo, los Puntos de Servicio Humanitario ubicados en Darién proporcionan a las personas que migran primeros auxilios, atención de salud materno infantil y salud mental, artículos de higiene, agua potable, acceso a teléfonos móviles e información sobre los riesgos y servicios que pueden encontrar a lo largo de su viaje. Las personas que requieren apoyo sanitario especializado son derivadas a los servicios públicos de salud. Ante el aumento de los flujos migratorios en la región, este modelo seguirá salvando vidas y reduciendo el sufrimiento. La IFRC y su red también trabajarán con las comunidades de origen, de tránsito y de acogida para abordar los problemas relacionados con el medio ambiente, el clima y los medios de subsistencia que pueden desencadenar los movimientos de población. Para más información o concertar entrevistas, por favor, contacten con: Panama: Susana Arroyo Barrantes, [email protected] Panama:Maria Langman,[email protected],+507 6550 1090 Geneva:Jenelle Eli,[email protected],+1 202 603 6803 *Las 500.000 personas posiblemente afectadas se han estimado teniendo en cuenta las entradas y denuncias de cruces irregulares de julio a diciembre de 2021, considerando un escenario de aumento del 45% (la mayoría de los países están por encima del 100% de aumento) y al menos un agregado de 173.176 de enero a junio de 2022. **USD 29.2 millones. ***Seis en Guatemala, ocho en México, cinco en Honduras y uno en Panamá.

Lea más
23/06/2022 | Nota de prensa

Los dirigentes de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se comprometen a acelerar los esfuerzos para afrontar los crecientes retos humanitarios

Ginebra, 23 de junio de 2022 – El Consejo de Delegados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Movimiento) concluyó hoy su reunión, en Ginebra (Suiza), con el compromiso –asumido por los dirigentes y por los representantes de la juventud de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de todo el mundo– de aunar e intensificar los esfuerzos encaminados a la adopción de medidas urgentes en relación con diversas cuestiones humanitarias de crucial importancia. Los representantes de ciento noventa y dos (192) Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Sociedades Nacionales), la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Federación Internacional) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aprobaron diversas resoluciones destinadas a hacer frente a diversos retos humanitarios, en particular, las crecientes amenazas planteadas por la crisis climática, la agudización de la crisis migratoria, las consecuencias devastadoras de la guerra en las ciudades, y la necesidad de esfuerzos sostenidos con miras a la eliminación de las armas nucleares. “La guerra urbana tiene consecuencias devastadoras en el plano humanitario, con inclusión de una abrumadora cifra de muertes de personas civiles, el sufrimiento físico y mental, la destrucción de viviendas y obras de infraestructura civil fundamental, la interrupción de los servicios esenciales y los desplazamientos de poblaciones a gran escala. Somos testigos de esta triste realidad en Libia, Siria, Ucrania, y en otros lugares. Las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja deben movilizar toda su influencia y sus recursos para hacer frente a los desafíos que se avecinan”, afirmó el presidente del CICR, Peter Maurer. “Para dejarlo en claro: las consecuencias de los conflictos urbanos no son inevitables; son, en cambio, el resultado del comportamiento de las partes que mantienen enfrentamientos en estos entornos. Instamos a que se respete el derecho internacional humanitario como una prioridad urgente”. El presidente de la Federación Internacional, Francesco Rocca, manifestó: “La manera en que afrontemos y mitiguemos los efectos del cambio climático definirá nuestra labor, tanto en los próximos años como en los decenios futuros”. “En todo el mundo, nuestros voluntarios y miembros del personal trabajan junto con los miembros de sus comunidades, para ayudarles a adaptarse a la crisis climática. Francamente, demuestran más disposición, entusiasmo y aptitud de dirección que la mayoría de los dirigentes políticos mundiales, de quienes no necesitamos más palabras, sino que actúen. Ahora”. “Lo mismo ocurre con la crisis internacional de migración. El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja habla de solidaridad y de humanidad, de no dejar a nadie rezagado. En todo el mundo, sin embargo, vemos dirigentes mundiales demasiado fácilmente dispuestos a hacer caso omiso de los derechos humanos de quienes huyen de los conflictos, del hambre y de la persecución, y a no tratar con la debida seriedad el sufrimiento de las personas migrantes, y que decir, por supuesto, de aquellos lugares del mundo donde el cambio climático ha causado ya daño incalculable en sus comunidades”. Durante el XXIII periodo de sesiones de la Asamblea General de la Federación Internacional, el 19 de junio pasado, Francesco Rocca, fue reelegido para un segundo mandato de cuatro años en la presidencia de esta organización. Consulte las resoluciones aprobadas por el Consejo de Delegados a través del siguiente enlace. No dude en dirigirse a las siguientes personas para obtener información adicional y coordinar entrevistas: Federación Internacional: Benoit Carpentier - Tel.: +41 792 132 413 - Correo electrónico: [email protected] Paul Scott – Tel.: +44 (0)7834 525650 - Correo electrónico: [email protected] Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR): Ewan Watson - Cel.: +41 (0)79 244 6470 - Correo electrónico: [email protected] Crystal Wells - Cel.: +41 (0)79 642 8056 - Correo electrónico: [email protected] Acceda a más información sobre las reuniones estatutarias a través del siguiente enlace: rcrcconference.org/es.

Lea más
23/05/2022 | Nota de prensa

América: IFRC lanza un plan regional para brindar asistencia humanitaria y protección a 2.2 millones de migrantes y desplazados

Ciudad de Panamá, 23 de mayo de 2022 - La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC) lanzó hoy un plan de cuatro años para intensificar su asistencia y protección a personasmigrantes y desplazadas en las rutas migratorias de mayor complejidad, riesgo y preocupación humanitaria en América Latina y el Caribe. Este nuevo plan reúne a las Sociedades de la Cruz Roja de 22* países de América que trabajarán con la IFRC para apoyar a más de 2,2 millones de personas en Centroamérica, el Caribe y las regiones andina y del Cono Sur entre 2022 y 2025. La red de la Cruz Roja seguirá centrando su respuesta en las mujeres, la niñez, personas mayores, con discapacidad y LGBTIQ, independientemente de su estatus legal. Este plan también apoyará a las personas retornadas y las comunidades de acogida. Martha Keays, Directora Regional de la IFRCpara las Américas, dijo: "En los últimos años, hemos apoyado a personas en movimiento en toda América y hemos sido testigos de las marcas que la migración y el desplazamiento han dejado en los cuerpos, las mentes y las vidas de millones de seres humanos. La respuesta a sus necesidades, que siguen sin ser satisfechas a pesar de los esfuerzos de múltiples actores, debe ser ágil, eficaz, innovadora y, sobre todo, humana y dignificante. Esto es lo que hace la Cruz Roja, al tiempo que prioriza la atención a lo largo de las rutas en las que migrantes y desplazados se enfrentan a barreras burocráticas, climas hostiles, estigmatización, discriminación, violencia, inseguridad e incluso la pérdida de su vida." El núcleo del enfoque basado en las rutas de la IFRC es su red de Puntos de Servicio Humanitario. Se trata de espacios neutrales y seguros -ya sean fijos o móviles- en los que la Cruz Roja presta asistencia sanitaria, apoyo psicosocial e información, entre otros servicios. Con el aumento de los flujos migratorios debido a los efectos socioeconómicos de la pandemia del COVID-19, la crisis climática, las continuas crisis políticas, los desastres y las desigualdades y vulnerabilidades preexistentes en la región, este modelo sigue salvando vidas y reduciendo el sufrimiento a lo largo de las rutas migratorias. Las principales áreas de intervención del plan de la IFRC incluyen la prestación de primeros auxilios, servicios de salud primaria, nutrición, agua y saneamiento, y la implementación de asistencia en efectivo y con vales para la salud, la alimentación, el alquiler y otras necesidades esenciales. También serán actividades prioritarias las campañas a favor de la inclusión y contra la xenofobia, el establecimiento de sistemas de derivación seguros para los migrantes y las víctimas, y la mejora de la gestión de la información sobre las necesidades de los migrantes y los flujos migratorios. El plan pretende mejorar el sistema de preparación en las zonas transfronterizas, promover los servicios educativos en las comunidades de acogida, aumentar los procesos participativos a nivel local y fomentar los medios de subsistencia mediante el desarrollo de capacidades en sintonía con las necesidades del mercado.  La IFRCsolicita 99.7 millones de francos suizos (100.99 millones de dólares) para poner en marcha este plan cuatrienial que complementará los millones de servicios humanitarios que la organización ha prestado a personas migrantes en América desde 2018. El continente americano alberga a casi 73 millones de migrantes y desplazados de diferentes orígenes y procedencias. En 2021, solo en Panamá, migrantes de más de 40 países cruzaron el peligroso paso del Darién. Llegaron principalmente de Haití, Cuba, Chile, Brasil y Venezuela, de donde han salido más de seis millones de personas desde 2017. Otros llegaron de naciones asiáticas y africanas como Angola, Burkina Faso, Mauritania, Nigeria, Pakistán y Uzbekistán. -- *El plan de migración y desplazamiento 2022-2025 de la FICR se implementará enGuatemala, Honduras, El Salvador, Costa RicaPanamá, Argentina,Brasil, Chile, Uruguay, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela,Haití,República Dominicana, Cuba, Guayana, Jamaica, Surinam, Belice y Trinidad y Tobago. Para más información y para concertar entrevistas, póngase en contacto con: En Latinoamérica y el Caribe: Susana Arroyo Barrantes [email protected] +507 69993199 En Ginebra: Anna Tuson [email protected] +41 79 8956924

Lea más
23/05/2022 | Artículo

La IFRC amplía la asistencia en efectivo a las personas afectadas por el conflicto en Ucrania

Tres meses después del comienzo del conflicto en Ucrania, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) ha distribuido asistencia financiera por un total de más de 4,3 millones de francos suizos a miles de personas desplazadas. La Jefa de Operaciones de Emergencia de la IFRC para la respuesta en Ucrania, Anne Katherine Moore, dijo: "Cuanto más dure el conflicto, mayores serán las necesidades. El coste de los productos de primera necesidad, como la fruta y las verduras frescas, está aumentando. También se están registrando aumentos en el coste del combustible y del alquiler de apartamentos. Millones de personas han perdido sus empleos y sus ahorros están disminuyendo. A través de una nueva aplicación móvil, hemos podido aumentar nuestro apoyo para ayudar a las personas que se enfrentan a estos retos financieros." La nueva tecnología permite a la IFRC y a las Sociedades Nacionales que responden llegar a las personas a gran escala y prestar asistencia en efectivo por vía digital. Introducida con éxito en Rumanía, la aplicación móvil permite a los refugiados registrarse por sí mismos para recibir asistencia en línea, lo que evita la necesidad y el coste de tener que desplazarse a un lugar central. La aplicación se ampliará pronto a Polonia y Eslovaquia, donde ya se presta asistencia en efectivo mediante métodos más tradicionales, como el registro en persona, así como a Ucrania y otros países vecinos. "Es la forma más rápida de entregar dinero en efectivo a esta escala. Tiene el potencial de cambiar las reglas del juego para nuestro trabajo, no sólo en esta respuesta, sino también en futuras operaciones", continuó Moore. La ayuda en efectivo es una forma digna y eficiente de apoyar a las personas afectadas por el conflicto, permitiéndoles comprar artículos específicos para sus necesidades individuales, al tiempo que se apoya a las economías locales. Es una parte de nuestra respuesta integrada y de amplio alcance de la Cruz Roja y la Media Luna Roja al conflicto, que también incluye la prestación de asistencia sanitaria, primeros auxilios, apoyo psicosocial y la distribución de artículos de primera necesidad. Hablando de los próximos pasos, Moore dijo: "No existe una solución a corto plazo para las necesidades de los más de 14 millones de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares. Sabemos que aunque el conflicto terminara mañana, la reconstrucción y la recuperación llevarán años. Las personas han perdido sus hogares, sus medios de subsistencia y el acceso a la atención sanitaria oportuna. La IFRC, en apoyo de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de la región, estará allí ayudando a la gente ahora, y en los meses y años venideros". -- Vea: nuestra respuesta 3 meses después Durante los últimos tres meses: Juntos, hemos llegado a más de 2,1 millones de personas con ayuda para salvar vidas dentro de Ucrania y en los países vecinos. Se trata de 1 de cada 10 personas que han tenido que huir de sus hogares a causa del conflicto. A lo largo de las rutas de viaje dentro y fuera de Ucrania, hemos establecido 142 Puntos de Servicio Humanitario en 15 países para proporcionar a los que huyen un entorno seguro. Allí reciben servicios esenciales como alimentos, artículos de higiene, mantas, agua para lavar, primeros auxilios, apoyo psicosocial, información y asistencia financiera. En total, distribuimos 2,3 millones de kilos de ayuda. 71.000 voluntarios y voluntariasde la Cruz Roja y la Media Luna Roja están respondiendo a la crisis.

Lea más
16/05/2022 | Nota de prensa

Presidente de la IFRC: El origen étnico y la nacionalidad no deben ser factores decisivos para salvar vidas

Nueva York/Ginebra, 16 de mayo de 2022 - El presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), Francesco Rocca, pide a los Estados que asuman su responsabilidad de salvar vidas, independientemente del lugar de procedencia de las personas, antes de la primera revisión del Pacto Mundial para la Migración (PMM). El Sr. Rocca afirma: "Cuando estuve en Marrakech para la adopción del PMM, declaré que el enfoque mundial de la migración está dolorosamente roto, pero que el PMM puede arreglarlo. Al comenzar la primera revisión de los progresos realizados desde entonces, me entristece decir que no ha sido así hasta ahora. No se han producido suficientes cambios en las políticas y prácticas para garantizar una migración segura y digna, y se han perdido muchas más vidas debido a esa falta de actuación." En la ruta migratoria marítima más mortífera del mundo, el Mediterráneo central, el número de muertes ha aumentado de hecho desde que se firmó el PMM. El barco Ocean Viking, operado por SOS Mediterranée con la IFRC prestando servicios humanitarios a bordo, salva a las personas en peligro en esta ruta. "Tenemos que llevar a cabo esta labor, ya que en la zona no hay búsqueda y rescate coordinados por el Estado", dice el Sr. Rocca. "Nuestros equipos ya han salvado a 1.260 personas en los nueve meses que llevamos operando". El Ocean Viking es uno de los 330 Puntos de Servicio Humanitario (PSH) en 45 países que apoyan las ambiciones del PMM, proporcionando asistencia y protección a las personas que se desplazan independientemente de su estatus y sin temor a represalias. La Cruz Roja Rumana pone en marcha PSH en Bucarest para apoyar a las personas que huyen de Ucrania, proporcionando información, alimentos, agua, artículos de higiene y asistencia financiera, mientras que la Cruz Roja Húngara ha estado operando un PSH en la estación de tren de Keleti las 24 horas del día para recibir a las personas que llegan de Ucrania en tren con información, alimentos, artículos de higiene y productos para el cuidado del bebé. Durante la pandemia de COVID-19, la Cruz Roja Colombiana ha puesto en marcha PSH en la frontera con Venezuela, ofreciendo servicios esenciales como la asistencia sanitaria, mientras que los voluntarios de la Media Luna Roja Libia han prestado apoyo a los migrantes y a los desplazados, operando PSH que proporcionaban acceso a información, alimentos y otras necesidades, así como servicios de restablecimiento del vínculo familiar. En el Foro Internacional de Revisión de la Migración, la IFRC pide esfuerzos individuales y colectivos para la búsqueda y el rescate; garantizar el acceso a los servicios esenciales para los migrantes, independientemente de su situación; aumentar el apoyo a las personas afectadas por el desplazamiento relacionado con el clima; y la inclusión de los migrantes en todos los aspectos de la sociedad y la toma de decisiones. "La respuesta política, pública y humanitaria a la crisis de Ucrania ha demostrado lo que es posible cuando la humanidad y la dignidad son lo primero, cuando existe la solidaridad mundial y la voluntad de ayudar y proteger a los más vulnerables", afirma Rocca. "Esto debe extenderse a todos los necesitados, vengan de donde vengan. El origen étnico y la nacionalidad no deben ser factores decisivos para salvar vidas". Para más información o concertar entrevistas: En Nueva York: Tommaso Della Longa, +41 79 708 4367, [email protected] En Ginebra: Anna Tuson, +41 79 895 6924, [email protected]

Lea más
13/05/2022 | Nota de prensa

La Cruz Roja extiende su apoyo a las familias separadas por la violencia y el conflicto

Budapest/Ginebra, 13 de mayo de 2022 - En vísperas del Día Internacional de la Familia, el 15 de mayo, el Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja amplía sus servicios de reunificación familiar con una nueva iniciativa. El proyecto Caminos de Reunificación para la Integración (REPAIR, en inglés) está cofinanciado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración (AMIF) de la Unión Europea, y permite la reunificación familiar segura y legal en la UE, asistiendo a los beneficiarios de protección internacional y a sus familiares antes, durante y después de la llegada. El proyecto, de tres años de duración, está dirigido por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) en colaboración con la Cruz Roja Austriaca, Británica, Francesa y Eslovena y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de estos cuatro países están ampliando su apoyo ofreciendo una serie de servicios que incluyen asesoramiento, apoyo para la solicitud de visados, sesiones de orientación sociocultural, apoyo psicosocial y clases de idiomas. También prestan apoyo a la integración para ayudar a los miembros de la familia a reconectarse después de un largo período de separación. Basándose en la larga labor del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja con los migrantes y los refugiados, el proyecto pretende mejorar y ampliar la actual prestación de servicios mediante el desarrollo de nuevas herramientas y enfoques, que también se compartirán con las principales partes interesadas. Las actividades del programa contribuirán a mejorar el viaje de reunificación familiar para las comunidades afectadas y a reforzar la red de agencias en Europa y fuera de ella. La Directora Regional para Europa de la IFRC, Birgitte Ebbesen, dijo que el derecho a la vida familiar debe ser respetado, independientemente de la procedencia de las personas: "Ya sea de Ucrania, Siria, Afganistán o Somalia, las personas que huyen de la violencia y la persecución suelen quedar separadas de sus familiares, lo que puede tener consecuencias devastadoras para su bienestar. Sin sus seres queridos, no son capaces de reanudar una vida normal. La reagrupación familiar es esencial para hacer realidad el derecho a la vida familiar en Europa y es clave para la integración a largo plazo en las comunidades de acogida." El proyecto se basa en el Restablecimiento del Contacto entre Familiares (RCF), un mandato clave del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para llevar a cabo actividades destinadas a prevenir la separación y la desaparición, buscar a las personas desaparecidas, restablecer y mantener el contacto entre los miembros de la familia y aclarar la suerte de las personas dadas por desaparecidas. La reagrupación familiar es una de las vías seguras y legales de protección hacia Europa, pero las familias se enfrentan a muchos retos debido al complejo marco jurídico y a los obstáculos prácticos. Reunir a los beneficiarios de protección internacional y a sus familiares se convierte a menudo en un proceso largo e inseguro. El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja pide un enfoque más holístico y orientado a la protección, que sea seguro, inclusivo y que proporcione el apoyo necesario a las familias en cada paso del camino. Preparar a las autoridades locales y a las comunidades de acogida para las llegadas debería ser también parte integrante de la acción. "Un proceso de reagrupación familiar justo y rápido garantiza la dignidad y ayuda a evitar que familias desesperadas emprendan viajes peligrosos para reunirse con sus seres queridos, que a menudo se traducen en muertes trágicas y en personas desaparecidas en el camino. No sólo ayudamos a las personas, sino que salvamos vidas", añadió la Sra. Ebbesen. Para más información, por favor, contacten con: En Budapest: Nora Peter, +36 70 265 4020, [email protected]

Lea más
20/04/2022 | Nota de prensa

Américas: IFRC insta a gobiernos a salvar vidas de migrantes en Reunión Regional de Alto Nivel sobre Migración

Hay casi 73,5 millones de migrantes en todo el continente americano, más de una cuarta parte de las personas migrantes en todo el mundo, y seguimos viendo flujos migratorios sin precedentes en la región. Solo en 2020, aproximadamente 4,7 millones de personas fueron desplazadas en el continente debido a desastres, el nivel más alto visto en 10 años. En Panamá, apenas el año pasado, unas 134.000 personas cruzaron el peligroso Tapón del Darién, de las cuales más de 22.000 eran niños y niñas. En el marco de la Reunión de Alto Nivel sobre Migración convocada por las autoridades panameñas el 20 de abril de 2022, la Directora Regional para las Américas de la IFRC, Martha Keays, expresó: “Los Estados, las organizaciones humanitarias, las agencias internacionales y la sociedad civil en las Américas enfrentan un enorme desafío: proteger la dignidad y atender las necesidades humanitarias de los migrantes más vulnerables y marginados que continúan enfrentando trata, discriminación, violencia y acceso limitado a servicios esenciales. y mecanismos de protección. La IFRC y sus miembros, las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja del continente, como auxiliares de las autoridades públicas, hacen un llamado a los gobiernos de todos los países de las Américas para que faciliten el trabajo de la Cruz Roja para atender las necesidades de las personas migrantes y en situación de vulnerabilidad en las Américas, independientemente de su estatus migratorio, de conformidad con nuestro mandato como la red humanitaria más grande del mundo. En los últimos años, miles de voluntarios de la Cruz Roja han brindado a millones de personas en movilidad en 17 países de las Américas servicios esenciales, que incluyen atención médica de emergencia y materna, apoyo psicosocial, agua, higiene y saneamiento, acceso a la información y prevención y tratamiento frente al COVID-19. Sin embargo, nuestra experiencia y alcance local nos dice que el trabajo no ha terminado y que aún tenemos un desafío titánico por delante. Factores como los efectos socioeconómicos devastadores de la pandemia de COVID-19, la crisis climática, las continuas crisis políticas y desastres como los recientes huracanes Eta e Iota y el terremoto en Haití, han aumentado y seguirán aumentando los movimientos de población, exacerbando las vulnerabilidades existentes. Instamos a los gobiernos a salvar vidas, garantizar el acceso de las personas migrantes a los servicios esenciales, ampliar el apoyo a las personas en riesgo de desplazamiento relacionado con los desastres y la crisis climática, e incluir a las personas migrantes y refugiadas en todos los aspectos de la sociedad. Es un imperativo humanitario y una responsabilidad regional compartida garantizar que nadie se quede atrás”.

Lea más
10/03/2022 | Nota de prensa

Ucrania: Millones de personas en riesgo porque el impacto en la salud agrava la vulnerabilidad

Budapest/Ginebra, 10 de marzo de 2022 - Mientras continúa el conflicto en Ucrania y desciende un frente frío, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) advierte de las nefastas consecuencias para la salud -incluida la propagación del COVID-19- y la salud mental de millones de personas tanto dentro como fuera del país. Los combates en Ucrania se prolongan desde hace dos semanas y nadie ha salido indemne. Se calcula que 18 millones de personas -un tercio de la población del país- necesitarán ayuda humanitaria, y más de 2,3 millones de personas han huido a los países vecinos. Mientras las vidas de millones de personas se ven alteradas, existe una preocupación real por la propagación de enfermedades, el empeoramiento de las condiciones de salud preexistentes y el aumento de los problemas de salud mental. "Muchas de las personas afectadas ya eran vulnerables antes del conflicto y ahora se enfrentan a una situación aún más dura, ya que están perdiendo sus hogares y sus medios de vida, viéndose obligadas a buscar refugio donde puedan o a huir de su país en busca de seguridad. Necesitan urgentemente alimentos, agua y refugio, pero también atención médica de urgencia, medidas de protección y apoyo psicosocial para evitar una catástrofe humanitaria aún mayor", dijo Birgitte Bischoff Ebbesen, Directora Regional de la IFRC para Europa. En la estación de tren de Przemyśl, en Polonia, una mujer lloraba y era consolada por un voluntario de la Cruz Roja Polaca. Cuando le preguntaron qué había pasado, respondió que había pasado toda la noche y el día esperando el tren de Ucrania que llevaría a su hija a un lugar seguro. El tren finalmente llegó, pero su hija no. Las personas que huyen de los conflictos suelen experimentar situaciones muy angustiosas, pérdidas y traumas, que pueden afectar a su salud mental y a su capacidad de afrontamiento. El apoyo psicosocial será necesario en los días, semanas y meses venideros. En situaciones de conflicto, las medidas de salud pública para evitar la propagación de enfermedades se vuelven extremadamente difíciles. La gente se ve obligada a refugiarse en espacios abarrotados con condiciones sanitarias o acceso a servicios sanitarios básicos limitados. La propagación del COVID-19 es especialmente preocupante, ya que la tasa de vacunación en Ucrania es una de las más bajas de Europa, pues sólo un tercio de la población ha recibido la primera dosis. Ucrania también tiene una de las tasas más altas de tuberculosis multirresistente del mundo. A lo que ya es una situación desesperada, se suma el hecho de que las temperaturas están cayendo por debajo del punto de congelación. Se necesita urgentemente ropa de abrigo y un refugio adecuado para proteger de los elementos a las personas que se encuentran en lugares temporales y a las que hacen cola en las fronteras, la mayoría de las cuales son mujeres, niños y personas mayores. "Nuestros equipos de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Ucrania y los países vecinos están haciendo todo lo posible para apoyar a quienes lo necesitan, en particular a los que están en mayor riesgo, como los menores no acompañados, los hogares monoparentales, las personas mayores y las personas con discapacidad. Cuentan con el pleno apoyo de la IFRC y de nuestra red mundial, pero se necesitan desesperadamente más fondos, ya que hay millones de vidas en juego. Incluso si el conflicto armado terminara mañana, las consecuencias humanitarias se harán sentir durante años", dijo Bischoff Ebbesen. Notas para los editores En Ucrania, los equipos de la Cruz Roja están proporcionando primeros auxilios y formación en primeros auxilios, ayudando en los centros de recepción y a transportar a la gente a un lugar seguro, y distribuyendo artículos de socorro, incluyendo ropa de abrigo. A pesar del peligro mortal que ellos mismos corren, 3.000 nuevos voluntarios locales se han ofrecido para apoyar a sus vecinos. En Hungría, los equipos de la Cruz Roja están gestionando tres puntos de servicio sanitario en la frontera. También dirigen centros de recepción y recogida donde acogen a las personas que cruzan desde Ucrania y distribuyen artículos de ayuda. En Polonia, donde el 60% (más de un millón) de las personas procedentes de Ucrania están huyendo, la Cruz Roja Polaca ha activado más de 20 equipos de rescate, incluidos unos 450 médicos, que están prestando asistencia sanitaria y apoyo psicosocial las 24 horas del día en cinco de los ocho puntos fronterizos, así como en las principales ciudades. En Moldavia, los voluntarios y el personal de la Cruz Roja de Moldavia han prestado apoyo a unas 200.000 personas que han cruzado desde Ucrania. Están en todos los puestos fronterizos ofreciendo té caliente, comida caliente, pañales y equipos de protección personal, como mascarillas y desinfectantes. Los voluntarios también están ayudando en los centros de recepción, colaborando en la preparación de alimentos y jugando con los niños. En Rusia, los equipos de la Cruz Roja han entregado 187 toneladas de ayuda, incluyendo ropa, kits de higiene, productos para bebés y artículos para el hogar. Están prestando apoyo psicosocial, han abierto una línea telefónica de apoyo a la salud mental y, hasta la fecha, han realizado 756 consultas. Se han recibido más de 160 llamadas a la línea telefónica de restauración de vínculos familiares. En Rumanía, los voluntarios y el personal de la Cruz Roja local están en varios pasos fronterizos distribuyendo alimentos, agua, artículos de primera necesidad, productos de higiene y miles de tarjetas SIM a las personas necesitadas. La Cruz Roja está ayudando a las autoridades locales a equipar los centros de acogida con tiendas de campaña, ropa de cama, alimentos y artículos de higiene y para bebés. Los voluntarios también están visitando los centros de acogida, jugando con los niños y ayudando al personal local a preparar la comida y otras ayudas necesarias. En Eslovaquia, la Cruz Roja se encuentra en los tres pasos fronterizos del país, donde los equipos están prestando servicios como refugios adecuados, derivación a servicios esenciales y primeros auxilios. Dado que la gente está saliendo rápidamente de la zona fronteriza, la Cruz Roja está ampliando rápidamente el apoyo a lo largo de las rutas. Este apoyo incluye el apoyo psicosocial y la provisión de espacios acogedores para los niños; los servicios sociales, en particular la derivación a servicios como la educación, la atención sanitaria y el registro para obtener el estatus legal; la prestación de primeros auxilios, las evaluaciones de salud, la derivación a la atención clínica y las pruebas de COVID-19. En Polonia, donde el 60% (más de un millón) de las personas procedentes de Ucrania están huyendo, la Cruz Roja Polaca ha activado más de 20 equipos de rescate, incluidos unos 450 médicos, que están prestando asistencia sanitaria y apoyo psicosocial las 24 horas del día en cinco de los ocho puntos fronterizos, así como en las principales ciudades. En Moldavia, los voluntarios y el personal de la Cruz Roja de Moldavia han prestado apoyo a unas 200.000 personas que han cruzado desde Ucrania. Están en todos los puestos fronterizos ofreciendo té caliente, comida caliente, pañales y equipos de protección personal, como mascarillas y desinfectantes. Los voluntarios también están ayudando en los centros de recepción, colaborando en la preparación de alimentos y jugando con los niños. En Rusia, los equipos de la Cruz Roja han entregado 187 toneladas de ayuda, incluyendo ropa, kits de higiene, productos para bebés y artículos para el hogar. Están prestando apoyo psicosocial, han abierto una línea telefónica de apoyo a la salud mental y, hasta la fecha, han realizado 756 consultas. Se han recibido más de 160 llamadas a la línea telefónica de restauración de vínculos familiares. En Rumanía, los voluntarios y el personal de la Cruz Roja local están en varios pasos fronterizos distribuyendo alimentos, agua, artículos de primera necesidad, productos de higiene y miles de tarjetas SIM a las personas necesitadas. La Cruz Roja está ayudando a las autoridades locales a equipar los centros de acogida con tiendas de campaña, ropa de cama, alimentos y artículos de higiene y para bebés. Los voluntarios también están visitando los centros de acogida, jugando con los niños y ayudando al personal local a preparar la comida y otras ayudas necesarias. En Eslovaquia, la Cruz Roja se encuentra en los tres pasos fronterizos del país, donde los equipos están prestando servicios como refugios de calentamiento, derivación a servicios esenciales y primeros auxilios. Dado que la gente está saliendo rápidamente de la zona fronteriza, la Cruz Roja está ampliando rápidamente el apoyo a lo largo de las rutas. Este apoyo incluye el apoyo psicosocial y la provisión de espacios acogedores para los niños; los servicios sociales, en particular la derivación a servicios como la educación, la atención sanitaria y el registro para obtener el estatus legal; la prestación de primeros auxilios, las evaluaciones de salud, la derivación a la atención clínica y las pruebas de COVID-19. Para más información o concertar entrevistas, por favor, contacten con: En Budapest: Kathy Mueller, [email protected], +1 226 376 4013 En Budapest: Nora Peter, [email protected], +36 70 953 7709 En Ginebra: Caroline Haga, +358 50 598 0500, [email protected] Lea más sobre el llamamiento de emergencia de la IFRC para Ucrania y países afectados. Fotos y vídeos: Ucrania- Rumanía - Hungría- Croacia - Polonia- Eslovaquia - Rusia - Moldavia - Sala de Prensa de la IFRC

Lea más
07/03/2022 | Artículo

Actuemos ahora para salvar vidas y evitar la desaparición de personas migrantes

Miles de migrantes desaparecen o mueren cada año en las rutas migratorias. En 2018, los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a "salvar vidas y establecer esfuerzos internacionales coordinados en relación con los migrantes desaparecidos" mediante la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM, en inglés). Cuatro años y más de 15.000 muertes documentadas más tarde, los esfuerzos para dar una respuesta significativa a esta tragedia humana en curso no pueden posponerse más. En calidad de jefes de las entidades del Comité Ejecutivo de la Red de las Naciones Unidas sobre la Migración —a saber, el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas—, hacemos un llamamiento a los Estados para que asuman urgentemente la responsabilidad colectiva de salvar vidas y evitar que los migrantes terminen en paradero desconocido o pierdan la vida en las rutas migratorias, y también para que busquen e identifiquen a los desaparecidos y ayuden a sus familias. Ello guarda consonancia con las disposiciones del Pacto Mundial para la Migración, en particular los objetivos 8 (salvar vidas), 5 (vías de migración regular), 7 (reducir las vulnerabilidades en la migración) y 23 (fortalecer la cooperación internacional) y con las obligaciones pertinentes del derecho internacional. Un gran número de personas aspira a migrar para lograr la reagrupación familiar, un trabajo decente, una vida digna y mejores oportunidades o se ven obligadas a marcharse debido a desastres naturales y situaciones precarias. Sin embargo, en un contexto en el que las políticas migratorias son cada vez más restrictivas y las vías de migración segura y regular siguen estando fuera del alcance de muchos, incluso durante la pandemia de la enfermedad coronavírica de 2019 (COVID-19), no les queda más opción que la migración irregular por rutas más peligrosas, y a menudo se ven obligadas a recurrir a traficantes para poder migrar. Las consecuencias son obvias: desde el mar Mediterráneo, el océano Atlántico y el mar de Andamán, hasta el desierto del Sáhara, y a lo largo de los corredores migratorios de América, la muerte y la desaparición de migrantes es constante. En los últimos ocho años, más de 47.000 personas han perdido la vida en estas y otras rutas de todo el mundo. Es más, un número aún superior de muertes no se registra. Y esta cifra no incluye a los miles de migrantes que desaparecen cada año por no poder establecer contacto con sus familias —al caer víctimas de desapariciones forzadas, ser detenidos o quedarse varados, al esconderse por miedo a ser detenidos o deportados, al ser menores no acompañados y separados de sus familias o al quedar gravemente heridos. Cuando los migrantes desaparecen en las rutas migratorias, sus familias suelen afrontar consecuencias socioeconómicas, psicológicas, administrativas y jurídicas devastadoras. La desaparición de un familiar no solo es motivo de angustia, sino que también puede repercutir en el acceso a la propiedad, la herencia, la patria potestad o la asistencia social. En este contexto, todos los países —tanto de origen, como de tránsito y de destino— tienen la responsabilidad de dar respuesta a estas dinámicas, algo que requiere esfuerzos multipartitos, y la participación de interlocutores locales y nacionales; para ello, sigue siendo fundamental escuchar las voces de los migrantes y mantener el contacto con las familias afectadas. También consideramos alarmante la creciente tendencia a criminalizar u obstruir los esfuerzos para proporcionar asistencia humanitaria vital, incluidas las iniciativas de búsqueda y rescate y la atención médica a los migrantes necesitados, lo que es contrario al compromiso consignado en el Objetivo 8 del Pacto Mundial para la Migración. Por ello, instamos a los Estados a respetar las obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional, incluido el derecho de los derechos humanos, defendiendo el derecho a la vida y el derecho a la salud de todas las personas —independientemente de su nacionalidad, origen étnico o social, género, situación migratoria, y otros aspectos—, así como el derecho a la vida familiar, el interés superior del niño y la prohibición absoluta de la desaparición forzosa o la detención arbitraria, entre otros. Antes de que se celebre el primer Foro de Examen de la Migración Internacional, que tendrá lugar del 17 al 20 de mayo de 2022, y cuya finalidad es examinar los progresos realizados en la aplicación del Pacto Mundial para la Migración, instamos asimismo a los Estados a: Prevenir la muerte y la desaparición de migrantes mediante: La concesión de prioridad a las operaciones de búsqueda y rescate, y la colaboración en las mismas, para prestar asistencia a los migrantes, independientemente de su situación migratoria, incluido mediante el establecimiento de mecanismos de desembarco claros y predecibles que garanticen la puesta a salvo en un lugar seguro de todos los supervivientes y la facilitación de una atención y una acogida adecuadas y no privativas de libertad a todos los menores; La prestación de apoyo a las organizaciones humanitarias y las tripulaciones de los buques mercantes, cuando proceda, en sus esfuerzos para prestar asistencia vital, atención sanitaria y protección a los migrantes en tierra y en el mar; y la no criminalización, obstrucción o disuasión por cualquier otro medio de los empeños de quienes prestan dicha asistencia; La evaluación periódica de la incidencia de las leyes, las políticas y las prácticas relacionadas con la migración, y su consiguiente revisión, de ser necesaria, para garantizar que se ajusten a las obligaciones jurídicas internacionales y no creen o exacerben el riesgo de muerte o desaparición de migrantes; La facilitación de los esfuerzos de los migrantes y sus familias para establecer, restablecer o mantener el contacto a lo largo de las rutas migratorias y en los lugares de destino; El fomento y el refuerzo de las oportunidades para la migración segura y regular de manera que se respete el derecho a la vida familiar y se responda a las necesidades de los migrantes en situación de vulnerabilidad, así como de las prácticas de admisión y estancia basadas en consideraciones compasivas, humanitarias o de otra índole para los migrantes que se hayan visto obligados a abandonar sus países de origen. Buscar e identificar a los fallecidos o desaparecidos a través de: El establecimiento de mecanismos transnacionales que permitan el intercambio de información y la concertación de esfuerzos entre los países de origen, tránsito y destino para buscar e identificar a las personas fallecidas o en paradero desconocido, en cooperación con las partes interesadas, incluidas las familias de los desaparecidos, respetando el derecho a la seguridad, la privacidad y las normas de protección de datos; La recopilación y la divulgación periódicas de los datos sobre las muertes de migrantes y los migrantes desaparecidos, de acuerdo con el derecho a la privacidad y la protección de datos. Proporcionar apoyo y reparación a las familias de los fallecidos o desaparecidos mediante: La provisión de mecanismos para que las familias puedan registrar los casos de personas desaparecidas y obtener información sobre las labores de búsqueda, respetando el derecho a la privacidad y protegiendo los datos personales; La garantía de que las familias de los migrantes desaparecidos en los países de origen, tránsito y destino puedan ejercer sus derechos y acceder a los servicios y otras ayudas para satisfacer sus necesidades específicas; La garantía del acceso a la justicia, la rendición de cuentas y la reparación para los migrantes y sus familias mediante la realización de investigaciones independientes, imparciales y exhaustivas de todas las denuncias de casos en los que la vida o la seguridad de los migrantes se haya visto amenazada durante la travesía y en los que estos hayan sido objeto de violaciones de los derechos, perpetradas tanto por interlocutores estatales como no estatales, incluido como resultado de formas graves de tráfico de migrantes y trata de personas; La instauración de procedimientos para la recuperación, la identificación, el traslado y el entierro en condiciones dignas de los restos de los migrantes fallecidos, y la notificación y la asistencia adecuadas a las familias a este respecto. Si bien aún queda mucho por hacer, existe un conjunto creciente de prácticas, conocimientos y directrices que pueden servir de base para los esfuerzos coordinados encaminados a materializar los compromisos contraídos en virtud del derecho internacional y de los Objetivos del Pacto Mundial para la Migración. Los organismos internacionales, regionales y subregionales pueden desempeñar un papel fundamental para facilitar estos esfuerzos, en colaboración con los interlocutores y las comunidades locales. En este periodo que precede la celebración del Foro de Examen de la Migración Internacional, instamos a los Estados a que asuman compromisos y promesas de acción concretos a fin de movilizar los esfuerzos para salvar vidas y evitar la desaparición de migrantes. Nuestras organizaciones están dispuestas a apoyar a los Estados en la aplicación de estos compromisos para garantizar que los principios humanitarios y los derechos humanos de los migrantes y sus familias sigan ocupando un lugar central en todas las iniciativas. António Vitorino, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Coordinador de la Red de las Naciones Unidas sobre la Migración Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos(ACNUDH) Liu Zhenmin, Secretario General Adjunto para Asuntos Económicos y Sociales(DAES) Achim Steiner, Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) Catherine M. Russell, Directora Ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Ghada Fathi Waly, Directora Ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Peter Maurer, Presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) Francesco Rocca, Presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) Kathryne Bomberger, Directora General de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (CIPD) La Red de las Naciones Unidas sobre la Migración se estableció con el propósito de asegurar un apoyo eficaz, oportuno y coordinado de todo el sistema a los Estados Miembros en la aplicación, el seguimiento y el examen del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. Si bien el mandato de la Red se centra en el Pacto Mundial para la Migración, esta pide a los Estados que también apliquen estas recomendaciones a los refugiados según proceda y que protejan los derechos humanos y la salud de todos por igual, independientemente de su situación migratoria. Para más información y solicitudes de medios de comunicación, póngase en contacto con: Florence Kim, Secretaría de la Red de Naciones Unidas sobre la Migración: [email protected]; +41 79 748 03 95. -- Obtenga más información sobre el trabajo de la FICR en apoyo de las personas que se desplazan. Y haga clic aquí para leer nuestro informe de política sobre la GCM.

Lea más
18/02/2022 | Nota de prensa

Los supervivientes a bordo del barco de rescate Ocean Viking necesitan urgentemente desembarcar en un lugar seguro

Marsella/Ginebra/Budapest, 18 de febrero de 2022 – Desde el lunes 14 de febrero, el Ocean Viking ha estado esperando con 247 personas rescatadas a bordo para que se les asigne un lugar seguro. A pesar de las 5 solicitudes a las autoridades marítimas pertinentes, el barco aún no ha recibido instrucciones sobre dónde desembarcar a los rescatados en el mar, y el mal tiempo ha afectado la salud de los sobrevivientes a bordo. Las 247 personas fueron rescatadas del peligro en el mar en cinco operaciones de salvamento en menos de 36 horas el fin de semana pasado y a principios de esta semana por el Ocean Viking, un barco de rescate fletado por la organización europea de búsqueda y rescate SOS MEDITERRANEE y operado en asociación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC). Michele Angioni, coordinadora de búsqueda y rescate de SOS MEDITERRANEE en el Ocean Viking, dice: "Hemos realizado cinco rescates en menos de 36 horas hace varios días en las regiones de búsqueda y rescate de Malta y Libia y no recibimos coordinación de las autoridades marítimas, a pesar de numerosos correos electrónicos y llamadas. Después de este fin de semana intenso, pasamos por una tormenta con olas de hasta 4 metros y vientos de hasta 30 nudos”. Entre las 247 personas rescatadas hay 53 menores no acompañados y un bebé de 5 meses. Algunos de los sobrevivientes muestran signos de tortura, como Amath*, de 19 años, de Senegal, quien se fue a Libia con su hermano cuando solo tenía 9 años. Amath le dijo a la tripulación que se fue de Senegal hace diez años para buscar trabajo en Libia. Allí fue encarcelado diez veces, a menudo golpeado por guardias o policías, con cicatrices por toda la espalda. También dijo que recibió un disparo en la pierna cuando intentaba escapar. “Después de los rescates y una vez recuperados a bordo del Ocean Viking, tratamos casos de inhalación de combustible, quemaduras de combustible e infecciones de la piel”, dice Johanna Jonsdottir, enfermera de la IFRC. “Desde entonces, los sobrevivientes han sufrido mareos y la consiguiente deshidratación, dolores de cabeza y de estómago. Vemos que la condición psicológica de las personas está empeorando debido al enfrentamiento. Algunos sobrevivientes tienen heridas antiguas, como quemaduras, tobillos torcidos, disparos y sufren dolor de espalda después de haber sido golpeados”, agrega Eila Rooseli, doctora de la IFRC. Muchas de las personas rescatadas han explicado a los equipos a bordo que, para ellos, la única forma de escapar de Libia era intentar cruzar el peligroso Mediterráneo central en un bote no apto para navegar, a pesar de que conocían los riesgos. Sin embargo, de acuerdo con la ley marítima, un rescate solo se completa formalmente una vez que los sobrevivientes son desembarcados en un lugar donde sus vidas ya no corren peligro y sus necesidades básicas están satisfechas. Con demasiada frecuencia, los sobrevivientes tienen que pasar largos períodos de tiempo en los barcos de rescate antes de que se les permita desembarcar. “La falta de coordinación SAR y de un mecanismo de desembarco predecible ha estado poniendo en riesgo la vida y la salud de los sobrevivientes durante varios años. Esto ya no puede ser la norma. Un barco no es un lugar sostenible para que permanezcan los sobrevivientes. Necesitamos un Lugar de Seguridad para que hombres, mujeres y niños puedan desembarcar sin más demora”, agrega Michele Angioni, coordinadora de Búsqueda y Rescate. -- *El nombre ha sido cambiado para proteger la privacidad de esta persona. Para más información, contacten con: IFRC: En Ginebra: Anna Tuson, [email protected], +41 79 895 6924 En Budapest: Hannu-Pekka Laiho, [email protected], +358 40 5257126 En Budapest: Nora Peter, [email protected], +36 70 953 7709 SOS MEDITERRANEE: Internacional y Alemania: Julia Schaefermeyer / +33 6 12 52 15 69 / [email protected] Francia: Morgane Lescot / + 33 6 11 74 10 11 / [email protected] Italia: Francesco Creazzo / +39 347 815 1131 / [email protected] Suiza: Eva Ostendarp / +41 79 239 99 13 / [email protected] (German) and Elliot Guy / +41 782 38 74 04 / [email protected]

Lea más
14/02/2022 | Nota de prensa

Ocean Viking rescata a 247 personas en 48 horas en el mar Mediterráneo, incluido un bebé de 5 meses

Budapest/Ginebra, 14 de febrero de 2022 – El barco de búsqueda y rescate (SAR) Ocean Viking tuvo un fin de semana extremadamente intenso, con la tripulación salvando a 247 personas en cinco rescates en menos de 48 horas. El barco es operado por la organización europea de búsqueda y rescate marítimo SOS MEDITERRANEE en asociación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC). Los supervivientes ahora están siendo atendidos a bordo y han recibido alimentos, ropa seca y mantas. El equipo médico brindó primeros auxilios y apoyo psicosocial, tratando casos de hipotermia leve, inhalación de combustible y quemaduras de combustible. Algunas personas también muestran signos de tortura. Entre los 247 supervivientes hay 52 menores no acompañados y un bebé de 5 meses. Las personas rescatadas representan 16 nacionalidades diferentes, y la mayoría proviene de Egipto, Bangladés, Siria, Etiopía, Túnez y Costa de Marfil. La primera operación de rescate comenzó el sábado 12 de febrero, tres días después de que Ocean Viking zarpara del puerto de Trapani, Sicilia. Se envió una alerta sobre un bote de madera abarrotado en peligro en la región de búsqueda y rescate de Malta. El equipo de rescate de SOS MEDITERRANEE encontró a 93 personas en la citada embarcación, sin chalecos salvavidas, y las llevó a un lugar seguro en Ocean Viking. El segundo rescate tuvo lugar durante la noche del 12 de febrero, nuevamente un bote de madera en peligro, en la región de búsqueda y rescate de Libia. 88 personas fueron rescatadas. Las personas se encontraban muy hacinadas en la embarcación, muy inestable, no tenían chalecos salvavidas y habían sufrido por inhalación de combustible. El tercer rescate ocurrió el domingo 13 de febrero por la mañana, un pequeño bote de madera con 22 personas estaba en peligro en la región de búsqueda y rescate de Malta. El barco corría un alto riesgo de entrada de agua. El cuarto rescate comenzó poco después del tercero. Ocean Viking recibió una llamada VHF de la aeronave de la ONG Pilotes Volontaires sobre una embarcación que requería ayuda urgente. El rescate de 25 personas se completó en una hora. El quinto rescate tuvo lugar un día después, el 14 de febrero, en aguas internacionales dentro de la región SAR de Libia. 19 personas fueron rescatadas de manera segura de un bote de fibra de vidrio en peligro entre olas de 1 metro. Desde que la IFRC se asoció con SOS MEDITERRANEE en agosto de 2021, el Ocean Viking ha rescatado a 804 personas en peligro en el mar Mediterráneo. Esta misión de salvar vidas es una parte integral de la presencia de la Cruz Roja y la Media Luna Roja para proteger y ayudar a las personas en los países de origen, tránsito y destino en África, Medio Oriente y Europa. Como organización humanitaria neutral, independiente e imparcial, la red global de la Federación Internacional brinda asistencia humanitaria crítica a todas las personas que la necesitan, independientemente de su estatus legal. Para más información, por favor, contacten con: En Budapest: Hannu-Pekka Laiho, [email protected], +358 40 5257126 En Budapest: Nora Peter, [email protected], +36 70 265 4020 Fotos disponibles en este link.

Lea más
28/10/2021 | Nota de prensa

El informe de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja revela el alcance del impacto en las personas que se vieron obligadas a huir de sus hogares por inundaciones, incendios y sequías en todo el mundo

Ginebra, 28 de octubre de 2021 - Un nuevo informe de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y la Cruz Roja Británica arroja luz sobre el impacto devastador de la crisis climática que está ocurriendo hoy en todo el mundo: el desplazamiento de personas de sus hogares, sus tierras y sus países. Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja están a la vanguardia de esta emergencia en todo el mundo. A través de un análisis de los datos de desplazamiento relacionados con el clima en 11 países (Australia, Fiji, Alemania, Honduras, Irak, Malawi, Mozambique, Namibia, Samoa, Tuvalu y Yemen), el informe proporciona nuevos conocimientos sobre su trabajo para ayudar a las comunidades desplazadas, pero también en las medidas tomadas para prevenir el desplazamiento cuando sea posible. Jagan Chapagain, secretario general de la Federación Internacional, dijo: “Sequía en Irak, incendios forestales en Australia, inundaciones en Alemania, ciclones en Mozambique: los desastres relacionados con el clima están sucediendo en todas partes en este momento y obligan a millones de personas a abandonar sus hogares. En la COP26 y más allá, dejaremos en claro que se necesitan acciones e inversiones urgentes a nivel local para proteger a las comunidades del desplazamiento relacionado con el clima y responder a su impacto devastador cuando ocurra”. Los últimos datos del Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos (IDMC) muestran que en 2020, 30,7 millones de personas fueron desplazadas internamente por desastres. Esto es más del triple de personas desplazadas por los conflictos y la violencia. Los eventos relacionados con el clima, como inundaciones y tormentas, pero también incendios forestales, deslizamientos de tierra, temperaturas extremas y sequías, explicaron casi todos los desplazamientos relacionados con desastres. La investigación explica que el desplazamiento crea impactos humanitarios devastadores y afecta de manera desproporcionada a los grupos ya marginados, incluidas las personas con condiciones de salud existentes, los niños y las comunidades indígenas. Los estudios de caso de la Cruz Roja Alemana y la Cruz Roja de Mozambique ilustran cómo el desplazamiento puede hacer que las condiciones de salud existentes empeoren y que surjan nuevos riesgos para la salud. En Irak, el cambio climático ha aumentado los riesgos para la salud, la nutrición y el desarrollo cognitivo de los niños. El cambio climático también representa una amenaza real para las comunidades indígenas para quienes la destrucción de los espacios sagrados, la flora y la fauna representan una pérdida insustituible, como lo destaca la Cruz Roja Australiana. En un mundo donde las crisis superpuestas se han convertido en la nueva normalidad, las vulnerabilidades subyacentes y los desafíos humanitarios también se agravan. En Yemen, por ejemplo, donde el conflicto choca con inundaciones extremas y la propagación de enfermedades, millones de personas se han convertido en desplazados internos. Con su presencia local en todo el país, la Media Luna Roja de Yemen puede llegar a las personas afectadas por desastres incluso en zonas de conflicto activo para brindarles apoyo sanitario y psicosocial, alimentos y artículos de primera necesidad. Ezekiel Simperingham, líder de migración de la Federación Internacional, dijo: “Necesitamos actuar a nivel local antes de que las comunidades se vean desplazadas e invertir en adaptación y acción temprana para combatir los riesgos climáticos. El financiamiento climático debe empoderar a las comunidades para reaccionar y responder, particularmente aquellas con los mayores riesgos y las capacidades más bajas ”. Puede leer el informe completo aquí. Para obtener más información o concertar una entrevista, comuníquese con: En Ginebra: Marie Claudet, +33 786 89 50 89, [email protected]

Lea más
29/04/2021 | Página básica

Apoyo a las personas que se desplazan

En la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), contamos con numerosas políticas, resoluciones y estrategias que guían nuestro trabajo diario de apoyo a las personas en movimiento. Descúbrelas a continuación.

Lea más
20/09/2021 | Nota de prensa

La IFRC aumenta su asistencia humanitaria ante número récord de migrantes cruzando el peligroso tapón del Darién

Ciudad de Panamá / Ginebra, 20 de septiembre de 2021 - La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) está intensificando sus esfuerzos para brindar protección y asistencia humanitaria a las personas migrantes que viajan a través del tapón del Darién, una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo. Entre enero y agosto de 2021, 70,376 migrantes (incluidos 13.655 niñas y niños) han atravesado esta selva panameña, una cantidad similar al total de migrantes que la cruzó en los últimos cinco años. El tapón del Darién se ha convertido en un punto de tránsito común para los migrantes que se dirigen a Norteamérica, pero las cifras de 2021 superan ampliamente los altos números de 2016, cuando un total de 30.000 personas cruzaron esa selva. En comparación, solo en agosto de 2021, 25,361 personas han utilizado esta ruta. Martha Keays, directora regional de la IFRC para las Américas, dijo: “A medida que la pandemia y sus impactos persisten, el número de migrantes que cruzan el Darién ha alcanzado máximos históricos este año. En Panamá, hemos visto entre 600 y 1300 personas ingresando al país diariamente. Se enfrentan a muchos riesgos durante su viaje a través de la selva y a menudo muestran signos de trauma físico y mental. La Cruz Roja está ahí para apoyarles y atender sus necesidades de agua potable, salud, saneamiento, atención médica, protección, información y apoyo psicológico”. En respuesta al creciente número de personas que cruzan el Darién, la IFRC ha activado su Fondo de Reserva para el Socorro en Casos de Desastre (DREF) para ampliar el apoyo a los migrantes, en colaboración con la Cruz Roja Panameña. La respuesta humanitaria se centra en la distribución de agua potable; promoción de la higiene personal y comunitaria, y distribución de artículos de primera necesidad como mosquiteros. También, incluye la prestación de servicios sanitarios y de protección, así como el aumento de la capacidad para brindar apoyo psicológico. El mecanismo DREF también incluye la preparación de la Cruz Roja Costarricense para atender un posible incremento del tránsito de migrantes por Costa Rica, en su ruta hacia el norte. En Colombia, a fines de agosto de 2021, más de 10,000 migrantes esperaban en el pueblo de Necoclí en la frontera entre Colombia y Panamá, un punto de entrada a la selva del Darién. La Cruz Roja Colombiana les apoya brindando información sobre la ruta, distribuyendo equipos de protección personal contra COVID-19; y prestando servicios de salud y protección. Según las autoridades panameñas, este año, migrantes de alrededor de 40 nacionalidades han cruzado el tapón del Darién. Vienen de naciones asiáticas y africanas, como Angola, Burkina Faso, Mauritania, Nigeria, Pakistán y Uzbekistán, pero también de América Latina y el Caribe. Muchas personas son haitianas y cubanas, y también hay un aumento en el número de migrantes venezolanos. “Algunas de las personas que actualmente cruzan el tapón del Darién dejaron sus países de origen hace años para comenzar una nueva vida en América del Sur. Pero las disparidades socioeconómicas, el estigma, la discriminación y la pandemia de COVID-19 les han hecho perder sus trabajos u hogares, y ahora enfrentan opciones imposibles, como volver a migrar. El acceso a los servicios básicos, como alimentos, agua, saneamiento, atención médica, vivienda, información esencial y el acceso a las vacunas COVID-19 debe garantizarse a todas las personas, independientemente de su estatus migratorio”, agregó Keays. La IFRC y su red de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja han activado un sistema de monitoreo para seguir el movimiento de población desde el Cono Sur hacia Guatemala, incluidas las rutas migratorias a través de los países andinos, el tapón del Darién y Centroamérica. También están monitoreando la evolución de la situación humanitaria en Haití y Afganistán, ya que el aumento de las necesidades humanitarias en esos países podría generar más desplazamientos y migraciones a lo largo de la ruta del Darién. En Panamá, la IFRC y la Cruz Roja Panameña, con el apoyo de la Unión Europea, UNICEF y otros socios, llevan tres años atendiendo las necesidades de las personas migrantes que cruzan el Darién. Desde 2019, han brindado más de 20,000 intervenciones humanitarias que incluyen apoyo psicosocial, atención médica, acceso al agua e información sobre la ruta migratoria. Para mayor información y agendar entrevistas, contacte a: En Panamá: Susana Arroyo Barrantes, + 506 8416 1771, [email protected] En Ginebra: Nathalie Perroud, +41 79 538 14 71, [email protected]

Lea más
12/03/2021 | Página básica

Migración y desplazamiento

La migración y el desplazamiento plantean algunos de los mayores desafíos humanitarios de nuestro tiempo. Nuestro trabajo de apoyo a las personas en movimiento se centra en salvar vidas y prevenir el sufrimiento. También ayudamos a las personas a enfrentar los riesgos y desafíos de la migración y trabajamos para proteger y restaurar su dignidad.

Lea más
15/06/2021 | Nota de prensa

La Cruz Roja intensifica su apoyo a las personas migrantes venezolanas, incluidas las refugiadas, en 17 países de América

Ciudad de Panamá / Ottawa / Ginebra, 15 de junio de 2021 - Para responder a las necesidades insatisfechas de las personas migrantes venezolanas, incluidas las refugiadas, que viven en América Latina y el Caribe, el Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja está fortaleciendo su respuesta para brindar protección y asistencia a los venezolanos y comunidades de acogida en 17 países de América durante 36 meses. Los nuevos programas de migración de la Cruz Roja, por un total de 236 millones de francos suizos (264 millones de dólares), abordarán las necesidades a corto, mediano y largo plazo y apoyarán a los migrantes venezolanos vulnerables, incluidos los refugiados, para que tengan acceso a atención en salud, apoyo psicosocial, oportunidades de generación de ingresos, servicios de protección e inclusión social en sus comunidades de acogida. Desde 2018, más de 5 millones de venezolanos han dejado su país. Muchos de ellos aún no ven satisfechas sus necesidades básicas. La pandemia actual y los bloqueos y cierres fronterizos relacionados con la COVID-19 han deteriorado aún más una situación que ya era precaria para muchos migrantes, incluidos los refugiados, que han perdido oportunidades de ingresos, enfrentado un aumento de la discriminación y encontrado un sinfín de obstáculos que les impide acceder a servicios básicos y de protección. Francesco Rocca, presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), dijo: “Hoy en día, las necesidades básicas de los refugiados y migrantes venezolanos vulnerables siguen sin ser satisfechas. Muchos de ellos aún no pueden acceder a alimentos, agua y saneamiento, vivienda y primeros auxilios. Además, ahora enfrentan desafíos importantes para acceder a la atención en salud, incluidas las vacunas COVID-19, el apoyo psicosocial y los trabajos formales o informales. “Antes de la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos, que tendrá lugar a finales de esta semana, hacemos un llamado a los gobiernos, donantes, organizaciones internacionales y la sociedad civil para que redoblen sus esfuerzos para garantizar que ningún refugiado o migrante se quede atrás. Es necesario actuar ahora ". La situación es particularmente grave para los grupos vulnerables como los migrantes, incluidos los refugiados, sin un estatus regular reconocido, los que transitan en áreas afectadas por conflictos armados o detenidos por su condición de inmigrantes; así como para las mujeres, niñas y niños, personas mayores, la comunidad LGBTIQ y las personas con discapacidad, que están expuestas a la violencia, las barreras sociales y culturales, la exclusión económica y la xenofobia. En respuesta al movimiento masivo de población venezolana a través de las fronteras, más de 6,900 voluntarios y personal de la Cruz Roja se han movilizado en el continente americano desde 2017 y continuarán trabajando en coordinación con actores locales, nacionales e internacionales, así como con los mismos refugiados y migrantes, para garantizar que todos estén seguros y sean tratados con dignidad. El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, dijo: “Nadie debe quedar desprotegido y solo cuando necesita ayuda. Las políticas migratorias deben estar siempre guiadas por la humanidad y la dignidad y deben estar en consonancia con las obligaciones internacionales. “Innumerables personas desaparecen a lo largo del camino de la migración, lo que genera una enorme angustia para las familias que se quedan esperando respuestas. Los Estados deben tomar todas las medidas posibles para prevenir la separación familiar y el riesgo de que los migrantes desaparezcan o mueran. Y finalmente, la detención no es una solución a los desafíos migratorios. La detención por motivos relacionados con la inmigración es un último recurso. Los niños y niñas nunca deben ser detenidos ". Los programas de migración de la Cruz Roja en América Latina y El Caribe aún requieren financiamiento y abordarán también la sostenibilidad ambiental y la adaptación y mitigación del cambio climático, ya que la crisis climática en la región también puede afectar a los migrantes. El éxodo de migrantes, incluidos refugiados, de Venezuela sigue siendo el mayor movimiento de población en la historia reciente de América Latina y uno de los mayores desplazamientos del mundo. Los 17 países incluidos en la respuesta de la Cruz Roja son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, República Dominicana, Ecuador, Guyana, México, Panamá, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Lea más
09/03/2021 | Nota de prensa

Nuevo informe: Los migrantes se encuentran con un "muro invisible" en el acceso a la atención y las vacunas del COVID-19

Ginebra, 9 de marzo de 2021 - Un nuevo informe publicado hoy documenta un "muro invisible" que ha bloqueado el acceso de los migrantes a los servicios básicos desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, y que ahora les impide acceder a las vacunas.El informe – ¿Confinados y excluidos? Por qué el acceso a los servicios básicos para los migrantes es fundamental para nuestra respuesta y recuperación ante el COVID-19 – se basa en la investigación realizada en todas las regiones por el recién creado Laboratorio Mundial de la Migración de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, auspiciado por la Cruz Roja Australiana y apoyado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).Jagan Chapagain, Secretario General de la IFRC, dijo:“Nuestra investigación revela lo que llamamos un 'muro invisible' que ha bloqueado a los migrantes – en particular a los indocumentados o en situación irregular – en el acceso a los servicios básicos. Curiosamente, este muro no está construido por políticas diseñadas para excluir a los migrantes. Por el contrario, se compone de exclusiones involuntarias, así como de las consecuencias imprevistas de los esfuerzos por contener y controlar la pandemia”.El informe muestra que, si bien los cierres y otras medidas se diseñaron para controlar la propagación del COVID-19, en muchos contextos aumentaron inadvertidamente el sufrimiento de los migrantes. Como resultado de estas restricciones, muchos migrantes perdieron sus empleos y medios de vida y, por consiguiente, no pudieron satisfacer sus necesidades más básicas, lo que condujo a niveles preocupantes de inseguridad alimentaria, falta de vivienda por no poder pagar el alquiler y empeoramiento de las condiciones de salud mental.La investigación también descubrió que, incluso en situaciones en las que los migrantes habían sido incluidos en las políticas de COVID-19, su capacidad real de acceso a los servicios básicos se veía a menudo limitada. Por ejemplo, en algunos países, los migrantes no han podido acceder a las pruebas o al tratamiento de COVID-19 porque no tienen un número de identidad nacional o de seguridad social. Es probable que esto también afecte al acceso a las vacunas de COVID-19, incluso si existe la elegibilidad en la ley.En otras situaciones, los migrantes informaron de que dudaban en consultar a un médico, buscar tratamiento o, más recientemente, inscribirse en la vacunación de COVID-19 por miedo a revelar información privada que pudiera ser compartida con las autoridades de inmigración para arrestarlos, detenerlos o deportarlos. El hecho de que, en algunos países, los migrantes tengan que registrarse en línea para vacunarse contra el COVID-19 también contribuye a la exclusión, debido al limitado acceso a Internet de algunos migrantes o a sus conocimientos digitales y a las barreras lingüísticas.Jagan Chapagain, Secretario General de la IFRC, dijo:“La inclusión de los migrantes en las políticas nacionales de COVID-19 no se traduce necesariamente en un acceso inclusivo y efectivo en la práctica. No sólo es un imperativo humanitario garantizar la inclusión de todos los migrantes, independientemente de su estatus legal, en los programas nacionales de vacunación contra el COVID-19, sino que también es en interés de todos los países”. “Al virus del COVID-19 no le importa el estatus migratorio de una persona, y nosotros tampoco deberíamos preocuparnos. Si no se incluye a todo el mundo, el virus seguirá circulando y mutando, lo que podría socavar la eficacia de todos los esfuerzos de vacunación”.Garantizar la inclusión de todos los migrantes en las políticas de vacunación contra el COVID-19 y en las estrategias de implementación es fundamental para acabar con la pandemia.Para más información:Para más información sobre la investigación y para descargar el informe en varios idiomas, visite la página web del Laboratorio Mundial de la Migración.

Lea más