Preparación para epidemias y pandemias

Displaying 1 - 25 of 26
|
Emergencia

Guinea Ecuatorial: Enfermedad por el virus de Marburgo

La enfermedad por el virus de Marburgo (MVD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad mortal y muy contagiosa que provoca fiebre hemorrágica. Tiene una tasa de letalidad de hasta el 88%. El Ministerio de Sanidad de Guinea Ecuatorial declaró un brote de Marburgo el 13 de febrero de 2023, tras confirmarse muertes por esta enfermedad. A través de este Llamamiento de Emergencia, la IFRC está apoyando a la Cruz Roja de Guinea Ecuatorial para llevar a cabo actividades de comunicación de riesgos y compromiso comunitario (RCCE), vigilancia, gestión de casos, actividades de prevención y control de infecciones, y entierros seguros y dignos.

|
Artículo

Mantener viva la humanidad ayudando a las comunidades a protegerse de las enfermedades infecciosas

En una zona residencial repleta de niñez y animales -y bajo un calor abrasador diario-, el voluntariado organiza actividades con la comunidad para ayudar a prevenir y controlar la propagación de enfermedades infecciosas. La comunidad carece de la infraestructura necesaria para suministrar agua potable o verter sus aguas residuales. Y como las fuentes públicas utilizadas para recoger agua no se mantienen rigurosamente, el riesgo de infección aquí es alto.La falta de sistemas de saneamiento hace que otras prácticas de riesgo, como la defecación al aire libre, planteen importantes riesgos higiénicos y epidemiológicos.Por esta razón, las personas voluntarias están informando a la población sobre las formas en que pueden protegerse de la infección, por ejemplo mediante la limpieza y el saneamiento adecuados de las fuentes de agua, además de las prácticas que deben evitarse. "Las actividades aumentaron realmente la conciencia entre la comunidad", dice Catherine, una voluntaria de 26 años de la Cruz Roja de Chad y residente local. "Notamos en particular que el centro de vacunación está mucho más concurrido".Catherine, técnica farmacéutica, es voluntaria de la Cruz Roja del Chad desde hace más de un año. Se encarga de divulgar los peligros de defecar al aire libre.Las personas voluntarias de la Cruz Roja y miembros de la comunidad se movilizan tres veces por semana para limpiar las zonas de mayor riesgo y sensibilizar sobre las buenas prácticas. "El proyecto seguirá viviendo por sí solo sobre el principio de que la comunidad transmita [esta información] a la comunidad", añade Catherine.A Catherine le apasiona su trabajo para aumentar los conocimientos y la resiliencia de su comunidad, y evitar que las enfermedades se propaguen. "El objetivo", explica, "es luchar contra el sarampión, la fiebre amarilla, la polio, el gusano de Guinea y el COVID-19".Las personas voluntarias de la Cruz Roja utilizan métodos comunitarios de vigilancia de enfermedades para mantener a salvo a la población: registran datos sanitarios sobre cuestiones específicas o la incidencia de enfermedades que afectan a la comunidad, y animan a la gente a notificar los casos sospechosos. Marie-Claire, enfermera diplomada y residente en Bongor, quien dirige un centro de salud dirigido por mujeres en la ciudad, opina que los esfuerzos de la Cruz Roja son eficaces porque han generado confianza en la comunidad."La Cruz Roja es un intermediario de confianza entre la población y el centro de salud", afirma. "La Cruz Roja lleva a cabo la vigilancia de las enfermedades y envía a las mujeres embarazadas o con sospecha de enfermedad a consultas [con el centro de salud]".La labor de prevención de enfermedades que realizan las personas voluntarias en varios barrios de Bongor cuenta con el apoyo de la Alianza Programática entre la red de la IFRC y la Unión Europea. La alianza proporciona financiación estratégica, flexible, previsible y a largo plazo, para que las Sociedades Nacionales puedan actuar antes de que se produzca una crisis o una emergencia sanitaria. Se está aplicando en 24 países de todo el mundo.

|
Artículo

La vacunación es un asunto serio. Pero ¿quién dice que no puede ser divertida?

A nadie le gusta que le pinchen con una aguja. Especialmente a las niñas y niños a quienes les ponen inyecciones por primera vez. Al igual que muchas Sociedades Nacionales de todo el mundo, la Media Luna Roja de la República de Kirguistán (MLRK) hace todo lo posible para que ponerse una inyección sea un poco más fácil.Su enfoque a menudo adquiere una dimensión colorida, animada e incluso divertida, ya que el voluntariado hace todo lo posible por entretener a quienes podrían mostrarse resistencia. Dadas las consecuencias potencialmente mortales de no vacunarse ante los recientes brotes de sarampión, este enfoque está teniendo un impacto muy serio y positivo en el aumento de las tasas de inmunización."Cuando me enteré de los cientos de menores que enfermaban de sarampión cada semana, como madre de dos niños pequeños, supe que tenía que actuar", dice Kyzy Minagul, voluntaria de la Media Luna Roja de la República de Kirguistán."Cuando nuestra filial nos asignó trabajar en el centro de vacunación local para ayudar en la gestión de multitudes, los centros estaban llenos de niñas y niños llorando y gritando mientras recibían sus vacunas. Pensé: 'no me extraña que los madre y padres eviten llevar a sus hijas e hijos a los centros de vacunación"."Hablé con otras personas voluntarias sobre cómo podíamos hacer que la experiencia de la vacunación fuera menos estresante. Nos disfrazamos de personajes populares de dibujos animados y saludamos a las familias cuando acuden a los centros de vacunación. Aunque no podemos eliminar la parte de la inyección en el brazo, intentamos que el entorno fuera más acogedor para la niñez".En primera líneaLa Media Luna Roja de Kirguistán ha estado al frente de la respuesta nacional a la epidemia de sarampión en el país durante todo el año pasado y este año. Con el apoyo del Fondo de Emergencia para Desastres de la IFRC (IFRC-DREF), la Sociedad Nacional ha estado respondiendo activamente a la epidemia actual entre agosto de 2023 y marzo de 2024. En total, el IFRC-DREF ha asignado 187.979 francos suizos para reforzar los esfuerzos de la Media Luna Roja de la República de Kirguistán para frenar el brote, con el objetivo de llegar a 120.000 personas en las regiones y ciudades más afectadas.Se ha movilizado a unas 325 personas voluntarias en todo el país para apoyar la campaña de inmunización contra el sarampión y la rubéola. En estas actividades, la Media Luna Roja presta especial atención a las personas menores no vacunadas y subinmunizadas.Una de las personas a las que se ha llegado es Nurgul, una joven madre de tres hijos que vive en Kara-Balta, una pequeña ciudad a una hora y media en coche de Bishkek, la capital. Nurgul había decidido no vacunar a ninguno de sus hijos. Cuando el voluntariado de la Media Luna Roja se puso en contacto con ella, al principio se mostró escéptica sobre la vacunación, ya que había oído muchas historias y rumores sobre la seguridad de las vacunas.El grupo voluntario se reunió con Nurgul y le habló detenidamente de las ventajas de la vacunación, respaldando sus argumentos con datos sobre la seguridad y eficacia de las vacunas. Tras una serie de conversaciones y su propia investigación, Nurgul decidió vacunar a sus hijos contra el sarampión."El voluntariado desempeñó un papel indispensable en la educación de los padres sobre la vacunación contra el sarampión y la rubéola durante este brote", declaró la Dra. Gulbara Ishenapysova, directora del Centro Republicano de Inmunoprofilaxis, principal organismo técnico responsable del programa nacional de inmunización dependiente del Ministerio de Sanidad."Hacen falta organizaciones como la Media Luna Roja, que cuenta con una amplia red en todo el país, para movilizar rápidamente a un número tan elevado de personas voluntarias formadas; y aumentar la confianza de las comunidades en las campañas de vacunación organizadas por nosotros, el personal sanitario."A pesar de las campañas de vacunación en las principales ciudades y en las regiones más afectadas, la epidemia continúa hasta el día de hoy y la Media Luna Roja de Kirguistán tiene previsto apoyar la próxima campaña de inmunización contra el sarampión, prevista para mayo de 2024.

|
Artículo

Declaración conjunta: Millones de personas en peligro de contraer cólera por falta de agua potable, jabón e inodoros, y escasez de vacunas contra el cólera

Ginebra/Nueva York, 20 de marzo de 2024 - Según el Grupo Internacional de Coordinación sobre el Suministro de Vacunas (ICG, por sus siglas en inglés), es necesario actuar de inmediato para frenar el aumento sin precedentes de los casos de cólera en todo el mundo. Las acciones incluyen invertir en el acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene, realizar pruebas y detectar brotes rápidamente, mejorar la calidad de la atención sanitaria y el acceso a ella, y acelerar la producción adicional de dosis accesibles de la vacuna oral contra el cólera para prevenir mejor los casos.El ICG gestiona las reservas mundiales de vacunas contra el cólera. El grupo incluye a la IFRC, Médicos Sin Fronteras, UNICEF y la OMS. Gavi, la Alianza para las Vacunas, financia la reserva de vacunas y el suministro de vacunas contra el cólera. Los miembros del ICG hacen un llamado a los gobiernos, donantes, fabricantes de vacunas, socios y comunidades para que se unan en un esfuerzo urgente para detener e invertir el aumento del cólera.El cólera ha ido en aumento en todo el mundo desde 2021, con los 473 000 casos notificados a la OMS en 2022, más del doble de los notificados en 2021. Los datos preliminares del 2023 revelan nuevos aumentos, con más de 700 000 casos notificados. Varios de los brotes presentan altas tasas de letalidad, que superan el umbral del 1% utilizado como indicador para el tratamiento temprano y adecuado de las personas enfermas de cólera. Estas tendencias son trágicas, dado que el cólera es una enfermedad prevenible y tratable; y que los casos habían disminuido en años anteriores. El cólera es una infección intestinal aguda que se propaga a través de alimentos y agua contaminados con heces que contienen la bacteria Vibrio cholerae. El aumento del cólera se debe a las persistentes deficiencias en el acceso al agua potable y el saneamiento. Aunque en algunos lugares se están haciendo esfuerzos para reducir estas deficiencias, en muchos otros estas están aumentando, impulsadas por factores relacionados con el clima, la inseguridad económica, los conflictos y los desplazamientos de población. El agua y el saneamiento gestionados de forma segura son requisitos previos para detener la transmisión del cólera.En la actualidad, los países más afectados son la República Democrática del Congo, Etiopía, Haití, Somalia, Sudán, Siria, Zambia y Zimbabue.Ahora más que nunca, los países deben adoptar una respuesta multisectorial para luchar contra el cólera. Los miembros del ICG hacen un llamado a los países actual y potencialmente afectados para que tomen medidas urgentes que garanticen el acceso de sus poblaciones al agua potable, a los servicios de higiene y saneamiento; y a la información crítica para prevenir la propagación del cólera. El establecimiento de estos servicios requiere voluntad política e inversión a nivel nacional. Esto incluye la creación de capacidad para la detección y respuesta tempranas, la mejora de la detección de la enfermedad, el acceso rápido al tratamiento y la atención, y el trabajo en estrecha colaboración con las comunidades, incluyendo la comunicación de riesgos y la participación de la comunidad. La grave brecha en el número de dosis de vacunas disponibles, en comparación con el nivel de necesidad actual, ejerce una presión sin precedentes sobre las reservas mundiales de vacunas. Entre 2021 y 2023, se solicitaron más dosis para la respuesta a brotes que en toda la década anterior.En octubre de 2022, la actual escasez de vacunas obligó al Comité Internacional de la Cruz Roja a recomendar una sola dosis de vacuna, frente al régimen anterior de dos dosis que se venía aplicando desde hacía tiempo. El año pasado se produjeron aproximadamente 36 millones de dosis, mientras que 14 países afectados registraron una necesidad de 72 millones de dosis para una estrategia reactiva de una sola dosis. Estas solicitudes subestiman la necesidad real. Las campañas de vacunación preventiva han tenido que retrasarse para preservar dosis para los esfuerzos de control de brotes de emergencia, creando un círculo vicioso. El cambio de estrategia permitió que las vacunas disponibles protegieran a más personas y respondieran a más brotes de cólera en medio de la actual escasez de suministros, pero la vuelta a un régimen de dos dosis y la reanudación de la vacunación preventiva proporcionarían una protección más prolongada.Se prevé que la capacidad de producción mundial en 2024 sea de 37-50 millones de dosis, pero probablemente seguirá siendo insuficiente para atender las necesidades de millones de personas directamente afectadas por el cólera. Sólo un fabricante, EuBiologics, produce actualmente la vacuna; aunque la empresa está haciendo todo lo posible para maximizar la producción, se necesitan más dosis. En la actualidad, no se espera que nuevos fabricantes se incorporen al mercado antes de 2025; hay que acelerar su llegada. La misma urgencia e innovación que vimos para COVID-19 debe aplicarse al cólera.Los fabricantes adicionales que planean entrar en el mercado deben acelerar sus esfuerzos y hacer que las dosis estén disponibles a precios accesibles.Hacemos un llamamiento a los fabricantes de vacunas, gobiernos, donantes y socios para que den prioridad a un aumento urgente de la producción de vacunas, e inviertan en todos los esfuerzos necesarios para prevenir y controlar el cólera.Sobre el ICGNota de prensa sobre la estrategia de dosificaciónGrupo de trabajo mundial para el control del cólera IFRC sobre el cóleraUNICEF: el cólera pone en peligro a la niñez de todo el mundoInformes mensuales de la OMS sobre el recrudecimiento del cóleraContacto para mediosIFRC Email: [email protected]: Lukas Nef,Teléfono: +41792400790Email: [email protected]: Sarah Al Hattab, UNICEF in New YorkTeléfono: +1 917-957-6536Email: [email protected] de medios OMSEmail: [email protected]

|
Artículo

Cólera: El brote silencia una ciudad antes vibrante del suroeste de Zimbabue

Donde normalmente habría niñas y niños jugando, ahora reina el silencio en las calles de Mapanza, un pequeño pueblo del suroeste de Zimbabue. Las reuniones comunales para comer han cesado, las risas están ausentes y la ropa cotidiana ha sido sustituida por botas de lluvia y trajes protectores.El pueblo se enfrenta a un incesante brote de cólera, lo que pone de manifiesto la gravedad de la enfermedad.En un día reciente de fuertes lluvias, los charcos rodean las tres grandes tiendas de campaña situadas en el centro del pueblo. Personal médico con mascarillas y guantes entra y sale de las tiendas. Llevan goteros a la tienda donde se encuentran las personas en estado más crítico.En las otras dos tiendas, el personal sanitario atiende a pacientes cuyo estado se ha estabilizado. De vez en cuando, una niña curiosa se asoma desde la tienda. Parece tener unos cinco años.Mientras nos adentramos en el pueblo, nos encontramos con Alec. "Probablemente empezó en un servicio religioso donde se reunió mucha gente", dice Alec, un hombre amable y enérgico que vive en el pueblo y que experimentó personalmente lo rápido que el cólera puede golpear sin piedad. "Poco después, la gente empezó a enfermar".Fuentes de contaminaciónAdemás, la comunidad comparte una fuente de agua, que se contaminó. Como el cólera se propaga fácilmente a través del agua, se calcula que casi la mitad del pueblo enfermó. No hay centros sanitarios en la zona, lo que agravó la situación hasta un nivel crítico en cuestión de horas.Las personas estaban tiradas en el suelo sin ningún sitio adonde ir, recuerda Alec. "La gente empezó a sufrir diarreas graves y a vomitar de forma abundante", explica. "Casi la mitad de la población del recinto estaba en el suelo, y una pareja local intentó trasladar a tanta gente como pudo al hospital de Chiredzi, pero era abrumador. Las personas más afectadas fueron la niñez y las mujeres; también murió gente". Alec también tuvo que luchar por su vida. Tras caer enfermo, su mujer esperó ansiosa noticias sobre su marido. No podía estar con él y desconocía su estado. Fue un periodo de angustia.Una respuesta inmediataHoy, cuando visitan el pueblo, es difícil imaginar que esta pesadilla ocurrió hace sólo unas semanas. Aunque los acontecimientos aún se extienden sobre la comunidad, y las cosas siguen lejos de la normalidad, cada vez enferma menos gente y muy pocas personas mueren, gracias a quienes se movilizaron para ayudar.Las personas voluntarias de la Cruz Roja de Zimbabue apoyaron inmediatamente al Ministerio de Salud y Atención a la Infancia, llevando tiendas de campaña, suministros médicos y "soluciones de rehidratación oral" para que la gente pudiera ser tratada de forma segura y no tuviera que seguir tumbada en el suelo. Junto con el Ministerio de Salud, pudieron controlar el brote.Incluso ahora, hay personal voluntario por todas partes en el pueblo. Muchas de estas personas, como la esposa de Alec, son miembros de la comunidad que se ofrecieron como voluntarias después de experimentar lo que el cólera hizo a sus seres queridos. Ahora participa en campañas puerta a puerta, informando a la gente sobre cómo protegerse para que no vuelva a producirse un brote de esta magnitud.Desde el comienzo del brote, el voluntariado y el personal de la Cruz Roja de Zimbabue han estado actuando para combatir la propagación del cólera y prestar asistencia a la población afectada. La Cruz Roja también ha apoyado al Ministerio de Salud en la creación de un centro de tratamiento del cólera para que las personas con síntomas de la enfermedad tengan acceso a una atención adecuada.Las personas voluntarias también han visitado las comunidades para informar a la población sobre cómo protegerse y proteger a sus seres queridos, así como sobre qué hacer si enferman.Para poner en marcha la respuesta inicial, el Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres de la IFRC (IFRC-DREF) asignó 500.000 francos suizos y, poco después, la IFRC hizo un llamamiento de emergencia por un valor de 3 millones de francos suizos para prestar asistencia vital a más de 550.000 personas y ayudar a contener el brote.

|
Artículo

Día Mundial de la Radio: Cómo ayuda la radio a mantener sanas y seguras a las comunidades

Aunque vivimos en un mundo cada vez más digital, la radio sigue siendo una importante fuente de información, entretenimiento y conexión en países de todo el mundo.Esto es especialmente cierto entre las comunidades rurales, para las que la radio es a menudo la fuente más confiable -o a veces la única- de noticias e información en kilómetros a la redonda.Imagina que vives en una de estas comunidades, lejos del centro de salud más cercano. Te das cuenta de que la gente enferma y no sabes por qué. En busca de respuestas, sintonizas la emisora de radio local.El locutor habla de la "enfermedad misteriosa" con pánico, diciendo lo espantosos que son los síntomas, cuánta gente ha muerto y cómo hay que evitar a toda costa a las personas infectadas. Ha oído que la enfermedad podría ser una especie de maldición y que, al parecer, beber agua salada puede protegerte.Al escuchar este informe, y sin ninguna otra fuente a la que recurrir, probablemente sentirías miedo e inseguridad sobre qué hacer.Pero imagina que sintonizas y escuchas un programa totalmente distinto. El presentador ofrece con calma información práctica sobre la enfermedad: su nombre, sus síntomas, cómo se propaga y las medidas que puede tomar para protegerse. Entrevista a un médico local que conoces y en el que confías, y que responde a las preguntas y preocupaciones más comunes.De seguro sentirías confianza y tendrías la información que necesitas para mantenerte a ti y a tu familia a salvo.En varios países, la IFRC y nuestras Sociedades Nacionales se asocian con los medios de comunicación locales para hacer exactamente esto: proporcionar información que salva vidas antes, durante y después de los brotes de salud.En el marco del Programa Comunitario de Preparación frente a Epidemias y Pandemias (CP3), hemos estado trabajando con la organización benéfica BBC Media Action para formar a periodistas y Sociedades de la Cruz Roja de siete países en Programación Lifeline: programación especial de los medios de comunicación que proporciona información precisa, práctica y oportuna en una crisis sanitaria o humanitaria.Las Sociedades Nacionales se asocian regularmente con los medios de comunicación para difundir información útil que mantiene a las comunidades sanas y a salvo de una amplia gama de enfermedades. Veamos algunos ejemplos.KeniaEn los condados de Bomet y Tharaka Nithi, la Cruz Roja de Kenia trabaja en equipo con emisoras de radio locales y servicios de salud del condado, llegando a cientos de miles de personas con mensajes sanitarios útiles sobre cómo prevenir enfermedades como el ántrax, la rabia y el cólera. La información se transmite en un lenguaje sencillo. Y quienes escuchan pueden llamar para hacer preguntas o sugerir temas de salud para debatir."Al principio, los medios de comunicación eran conocidos por informar sobre dos cosas, quizá: política y cosas malas que han ocurrido en la sociedad. Pero la Cruz Roja nos ayudó [...] a utilizar los medios para educar a la gente sobre las enfermedades", explica Sylvester Rono, periodista de Kass FM con formación en la programación de Lifeline."Ahora estoy orgulloso de decir que esto ha ayudado realmente a nuestras comunidades. Nuestra gente sabe ahora por qué debemos vacunar a nuestras mascotas, por qué debemos ir al hospital cuando tenemos una mordedura, por qué debemos informar de cualquier incidente [sanitario], y cuando ves cualquier signo de enfermedad, ya sea rabia, ántrax, cólera [...] la importancia de informar antes", añade.CamerúnA finales de 2021, un brote de cólera amenazó la vida de las comunidades de la región norte de Camerún, una zona rural del país donde las comunidades están muy dispersas.Como parte de su respuesta, la Cruz Roja de Camerún se asoció con emisoras de radio locales y lanzó una serie de programas de radio comunitarios para compartir información sobre cómo protegerse, a qué síntomas prestar atención y dónde obtener ayuda en caso de enfermar.Los temas de los programas se seleccionaron en un trabajo conjunto con liderazgos de la comunidad. Y tras la emisión de los programas, el personal voluntario de la Cruz Roja se dirige a sus comunidades para reforzar los mensajes difundidos en antena mediante visitas puerta a puerta."El programa de radio es muy bueno, porque me ha dado información práctica. Tuve un caso de cólera en mi familia, pero gracias a las medidas que escuché en la radio, pude salvar al hijo enfermo de mi hermana", explicó Talaga Joseph, un oyente que llamó a FM Bénoué, una de las emisoras participantes.República Democrática del Congo (RDC)En la RDC, los rumores nocivos y la desinformación sobre la vacuna COVID-19 y otras enfermedades se han extendido por todo el país en los últimos años. Por ejemplo, algunas personas creían que la vacuna COVID-19 era una fuente de ingresos para el gobierno y no tenía ningún beneficio para la sociedad, mientras que otras creían que la vacuna contra el sarampión era menos eficaz que los remedios tradicionales a base de hojas de mandioca.Para hacer frente a estos rumores, las personas voluntarias de la Cruz Roja de la RDC fueron de puerta en puerta para recoger las opiniones de la comunidad y registrar los mitos y conceptos erróneos más comunes. Tras analizar la información, el personal de la Cruz Roja de la RDC lanzó programas de radio interactivos para abordar y desmentir directamente la desinformación sobre la salud y ofrecer consejos fiables. Por ejemplo, en la provincia de Kongo Central, la Cruz Roja de la RDC colabora con Radio Bangu para producir un programa llamado "Escuela de la Cruz Roja". Las personas que escuchan el programa llaman para consultar información sobre diferentes enfermedades, hacer preguntas y descubrir a qué tipo de apoyo pueden acceder a través de la Cruz Roja."La colaboración con la Cruz Roja es muy buena y ha permitido a la audiencia conocer mejor sus actividades y cómo pueden prevenir distintas enfermedades y epidemias. Las emisiones de la Cruz Roja son tan populares que han aumentado nuestro número total de oyentes en la zona que cubrimos", afirma Rigobert Malalako, Director de la emisora de Radio Bangu.--Las actividades con la radio local que aparecen en este artículo son sólo algunos ejemplos de las alianzas con los medios de comunicación desarrolladas a través del Programa Comunitario de Preparación frente a Epidemias y Pandemias (CP3). Financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el CP3 apoya a las comunidades, las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y otros socios para prevenir, detectar y responder a las amenazas de enfermedades.Si te ha gustado este artículo y quieres saber más, suscríbete al Boletín de preparación para epidemias y pandemias de la IFRC. También puedes acceder a los siguientes recursos: Guía de BBC Media Action para los medios de comunicación sobre la comunicación en emergencias de salud pública (disponible en varios idiomas)Sitio web de programación Lifeline de BBC Media ActionCaja de herramientas de Control de Epidemias de la IFRC

|
Nota de prensa

Estudio mundial de la IFRC sobre COVID-19: el banco de vacunas es un "elemento esencial" para la próxima respuesta a una pandemia

Ginebra/Ciudad de Panamá/Buenos Aires - 31 de enero de 2024Los gobiernos deben prepararse para la próxima pandemia creando un "banco de vacunas" internacional que garantice la disponibilidad y distribución de vacunas de forma equitativa en todas las regiones del mundo.Esa es la recomendación central de un nuevo informe elaborado tras un enorme estudio sobre el impacto del COVID-19 y las reacciones de las autoridades ante la pandemia. El informe se publica exactamente cuatro años después del primer llamamiento mundial de emergencia de la IFRC, el 31 de enero de 2020.La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) encargó a investigadores del Observatorio Humanitario, un Centro de Referencia de la IFRC gestionado por la Cruz Roja Argentina, la realización de un importante proyecto de investigación. Para ello, realizaron entrevistas a 16.027 personas, en colaboración con 90 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.Se preguntó a personas de distintos sectores sobre sus experiencias durante la pandemia de COVID-19. También colaboraron en la realización de las encuestas socios estratégicos del sector privado y sindicatos. Las personas participantes fueron elegidas para representar a quienes trabajan o forman parte de seis sectores sociales: salud, academia/educación, transporte, organizaciones no gubernamentales (ONG), sector empresarial y medios de comunicación. El estudio buscaba tanto tendencias comunes como contrastes entre geografías y sectores. Su objetivo era elaborar recomendaciones para que la próxima pandemia pueda afrontarse mejor que la anterior.El estudio - "Insights Gained by Strategic Sectors During the Pandemic"- constató:Casi el 70% de las personas de todos los sectores y regiones tenían un elevado temor a contraer el virus COVID-19. Las personas de las Américas y/o que trabajaban en el sector sanitario tenían el mayor temor.Más de la mitad de las personas encuestadas afirmaron que sus finanzas personales se habían visto afectadas por la pandemia. El 54% de las personas participantes dijo que su gobierno manejó bien la pandemia. El porcentaje fue mayor en África y menor en América. Casi la mitad de participantes que trabajaban en la atención sanitaria y los medios de comunicación sintieron "discriminación" por el papel que desempeñaron durante la pandemia. La gran mayoría de personas afirmaron que no se les dio prioridad en la vacunación a pesar del importante papel que desempeñaron durante la pandemia. Las principales recomendaciones del informe incluyenCrear un banco mundial de vacunas y antídotos para garantizar la disponibilidad y distribución de suministros de forma equitativa en todas las regiones.Establecer prioridades para la vacunación o la entrega de medicamentos a quienes permiten a la ciudadanía mundial recibir alimentos, atención médica, noticias y educación.Llevar a cabo una campaña de comunicación desde un organismo supranacional que valore las acciones de los sectores esenciales para legitimar sus tareas y reconocer su labor.En palabras de José Scioli, Director del Observatorio Humanitario de la Cruz Roja Argentina:"Algunas de las respuestas a los principales desafíos requieren establecer procesos eficientes a escala global. Por eso es tan central tomar estas lecciones globales para asegurarnos de que todas las personas -como humanidad en su conjunto- podamos aprender de nuestra experiencia y fortalecernos. Estamos convencidos de que somos capaces de aprender de nuestro pasado para mejorar el presente y el futuro. Con las enseñanzas del estudio del Observatorio Humanitario, podemos promover el intercambio de información para mejorar nuestras sociedades".Xavier Castellanos, Secretario General Adjunto de la IFRC, declaró:"La pandemia de COVID-19 provocó la mayor perturbación mundial de la vida normal en una generación. Pero sus repercusiones fueron desproporcionadas. A menudo, por ejemplo, las vacunas se distribuyeron en función del dinero, no de las necesidades. Quienes más contribuyeron a ayudar a las personas más vulnerables durante la pandemia, recibieron con demasiada frecuencia el peor trato. Este importante estudio ofrece una vía para gestionar mejor la próxima pandemia. Por su ambición y escala, sus recomendaciones tienen peso. "El informe completo puede descargarse en inglés aquí, y desde aquí a través del enlace "Descargar Informe" en español, francés y árabe.Hay gráficos y animaciones descargables para añadir a la cobertura aquíPara más información o solicitar una entrevista: [email protected] Ginebra: Andrew Thomas +41 76 367 65 87En Buenos Aires: Jose Scioli +54 911 64551193En Panamá: Susana Arroyo Barrantes +507 6999 3199

|
Artículo

Crisis del hambre: "Ahora puedo cuidar de mi propia familia"

En la región de Lubombo (Eswatini), cerca de la ciudad de Big Bend, Bongani Masuku, de 39 años, observa su campo de maíz. Acaba de cosechar una parte la semana pasada. "Pero aún queda trabajo por hacer", dice Bongani y empieza a trabajar la tierra. Lubombo es una de las zonas más calurosas de Eswatini. Mientras Bongani deshierba su campo, la temperatura ya ha subido a más de 34 grados. "Elimino las malas hierbas para que mi maíz crezca bien", dice. "Si dejara que las malas hierbas se apoderaran de todo, las siembras crecerían muy delgadas y no ofrecerían una buena cosecha". A principios de la temporada, Bongani asistió a un curso de formación agrícola, tras el cual recibió asistencia en efectivo de unos 70 euros aproximadamente. Invirtió el dinero en semillas de maíz más resistentes a la sequía, ya que el cambio climático ha hecho que las lluvias sean más irregulares y ha aumentado la sequía. Alrededor del 70% de la población de Eswatini depende directamente de la agricultura para su subsistencia. Por eso las cambiantes condiciones meteorológicas son extremadamente preocupantes. "Las recientes olas de calor han dificultado mucho la agricultura. El maíz no debe recibir demasiada luz solar cuando está floreciendo. La lluvia es importante en esa fase. La última vez que el maíz floreció no llovió nada, así que mi cosecha fue menor de lo que esperaba". El campo de maíz tiene un gran significado para Bongani. "Me permite alimentar a mi familia, pero también vender parte de la cosecha y conseguir dinero", añade. "Este dinero me ayuda a darle educación a mis hijos. Tengo cinco hijos con mi querida esposa. Ahora puedo comprarles libros de texto y otro material escolar, como bolígrafos. Si gano suficiente dinero, también puedo comprarles zapatos para que vayan a la escuela". Inseguridad alimentaria prolongada Como en otros lugares del sur de África, la población de Eswatini sufre una grave y prolongada crisis de seguridad alimentaria que comenzó en 2015. La sequía provocada por el fenómeno de El Niño, reforzada aún más por el cambio climático y la irregularidad de las lluvias e inundaciones desde entonces, han dañado las cosechas año tras año. Bongani es una de las 25.500 personas incluidas en el proyecto de tres años financiado por la Unión Europea para mejorar la seguridad alimentaria mediante asistencia en efectivo. Además de la Cruz Roja Finlandesa, el proyecto incluye a la Cruz Roja de Baphalali Eswatini y a la Cruz Roja Belga de Flandes. Para las personas destinatarias de la asistencia en efectivo, como Winile Masuku, el dinero ha significado la posibilidad de comprar alimentos como arroz, harina de maíz y aceite de cocina en un momento en que las fuentes habituales de alimentos son mucho menos abundantes y más caras. "Antes de recibir la asistencia en efectivo, dependíamos de nuestros vecinos", explica Winile sentada frente a su casa, cuyas paredes están hechas de intrincados tejidos de ramas y piedra. "Ahora puedo cuidar de mi propia familia". Jardinería para el cambio Aunque no todo el mundo se dedica a la agricultura, muchas personas en Eswatini cultivan una parte de su sustento diario en huertos comunitarios locales. Esta es una de las razones por las que este proyecto de resiliencia climática también pretende revivir la tradición de los huertos comunitarios. Parte de ese esfuerzo incluye cursos de formación del Ministerio de Agricultura sobre la forma más eficaz de cuidar los huertos comunitarios ante condiciones climáticas más extremas. Después de cada formación, quienes participan reciben asistencia en efectivo de unos 35 euros para comprar semillas de plantas, por ejemplo. Se anima a estas personas a utilizar variedades de cultivos que requieran menos agua. "El huerto ofrece estabilidad a mi familia, ya que me empleo en esto y cuido de mi familia", dice Sibongile, una de las participantes. "La cosecha del huerto me permite alimentar a mi familia, y también puedo vender algunas cosechas para conseguir dinero para la educación de mis hijos". Salud en el campo También es importante garantizar la salud de la población, ya que la sequía y el calor pueden crear condiciones que agraven la propagación de enfermedades y síntomas como la deshidratación. Por esta razón, el proyecto financiado por la UE también apoya a la comunidad en la preparación ante epidemias y pandemias. La Cruz Roja de Baphalali Eswatini gestiona tres clínicas en el país, y el proyecto apoya su capacidad para responder a diferentes epidemias, como las enfermedades diarreicas, la tuberculosis y el VIH. "Todas las mañanas ofrecemos asesoramiento sanitario, lo que significa que informamos a las personas atendidas de las epidemias que hay actualmente", explica Phumlile Gina, enfermera de la clínica de Hosea Inkhundla, en la región de Shiselweni. "Ahora mismo les informamos de las vacunas, sobre todo contra el coronavirus y la tuberculosis. También hacemos hincapié en la higiene adecuada: explicamos lo importante que es lavarse las manos y también recordamos a la gente que lave sus recipientes de agua de vez en cuando." "Algunas de las personas que atendemos aquí en el campo son muy pobres", añade. "Pueden venir a la clínica por alguna razón completamente distinta, por una gripe, por ejemplo. Pero entonces podemos darnos cuenta de que el crecimiento del hijo del paciente está claramente atrofiado y hay motivos para sospechar malnutrición." "También podemos ocuparnos de esas situaciones y vigilar el estado de las personas. Me siento muy bien cuando un paciente vuelve a la clínica al cabo de seis meses y dice que su hijo está muy bien y juega como los demás niños y niñas." La Alianza Programática entre la red de la IFRC y la Unión Europea proporciona financiación estratégica, flexible, previsible y a largo plazo, para que las Sociedades Nacionales puedan actuar antes de que se produzca una emergencia. Se está aplicando en todo el mundo, incluyendo 13 países de África.

|
Artículo

Uganda: El Club de Salud Escolar ayuda a estudiantes y a las comunidades a protegerse de las enfermedades

"El Club de Salud Escolar nos ha enseñado a cuidar nuestra salud. También llevo a mi casa los conocimientos que aprendo en el club, y mis padres llevan esos mensajes a la comunidad en general". Son palabras de Kikanshemeza, alumna de la escuela primaria de Mwisi, en el suroeste de Uganda, y orgullosa miembro de su Club de Salud Escolar. Creado por la Cruz Roja de Uganda, el Club de Salud Escolar ayuda a estudiantes de primaria y secundaria a comprender cómo protegerse de diversas amenazas de enfermedad, mantenerse saludables y compartir sus nuevos conocimientos con sus pares, familias y comunidades en general. Se trata de una de las muchas actividades diferentes del Programa Comunitario de Preparación para Epidemias y Pandemias (CP3), un programa multinacional dirigido por la IFRC y siete Sociedades Nacionales de la Cruz Roja para ayudar a las comunidades, que son las primeras en responder, y a otros socios a prepararse, detectar, prevenir y responder a los riesgos sanitarios. Desde que se unió a su Club de Salud Escolar, Kikanshemeza ha construido en su casa un "tippy tap" -una sencilla instalación de bajo costo para lavarse las manos que puede ayudar a reducir hasta el 50% de las infecciones evitables-, ha apoyado a su familia para que lo use regular y adecuadamente, y ha compartido información sobre diferentes enfermedades que puede salvar vidas. "Nos dijo que no comiéramos carne de animales muertos y que nos aseguráramos de enterrarlos correctamente, y también que los murciélagos son una causa potencial del ébola y que los monos también pueden transmitirlo", explica Annet, la madre de Kikanshemeza. El conocimiento es poder Kikanshemeza es una de los 30 personas del Club de Salud Escolar de la escuela primaria de Mwisi. El club se reúne una vez a la semana en sesiones especiales dirigidas por Akampurira, un facilitador de la Cruz Roja de Uganda, que les enseña todo sobre distintas enfermedades, incluido cómo reconocer los signos y síntomas, qué personas pueden estar más expuestas y qué medidas pueden tomar las y los estudiantes para evitar que las enfermedades se propaguen. Después, el club se encarga del mantenimiento de las instalaciones de lavado de manos de la escuela, se aseguran de que la población estudiantil siga unas prácticas higiénicas adecuadas; y comparten lo que han aprendido con sus clases, a menudo mediante grandes representaciones teatrales en el vestíbulo de la escuela. Las y los estudiantes presentan escenas informativas y animadas: desde un paciente que pide ayuda a un médico tras notar síntomas de paludismo, hasta una persona a la que muerde un perro en la calle y se apresura a vacunarse. Abordar temas sanitarios serios de esta forma más divertida y desenfadada ayuda a desmenuzar temas complejos, mantiene el compromiso y les ayuda a retener los conocimientos por si los necesitan en el futuro. ¿Por qué implicar a estudiantes en la preparación ante epidemias? La IFRC y nuestras Sociedades Nacionales miembros se han centrado desde hace mucho tiempo en ayudar a las personas a prepararse, responder y recuperarse de las epidemias. Sabemos por experiencia que una preparación eficaz ante las epidemias debe implicar a las propias comunidades, a las personas que intervienen en primera instancia y a socios de todos los ámbitos de la sociedad, como las escuelas. "Los clubes escolares de salud han cambiado las reglas del juego de la comunicación sobre riesgos sanitarios, ya que la población estudiantil comprometida han sido excelentes educadores entre iguales en la escuela, y también agentes de cambio en el hogar", explica Henry Musembi, Delegado del Programa CP3 para Uganda y Kenia. "Los clubes son una gran plataforma para formar a la próxima generación de personas defensoras y de respuesta a las emergencias epidémicas en las comunidades destinatarias", añade. Ver el cambio positivo Kushaba, otro miembro del Club de Salud Escolar cuyo hermano había padecido paludismo anteriormente, dice que ha aprendido mucho del club y que ha notado un cambio positivo en su comunidad: "Aprendimos cómo podemos controlar el paludismo cortando los compuestos, drenando toda el agua estancada para destruir el hábitat de los mosquitos, y cómo se puede usar un mosquitero tratado". "Antes de la introducción del Club de Salud Escolar, no teníamos grifos de punta, no sabíamos cómo usar los retretes, ni siquiera cómo podemos limpiar nuestra escuela. Las y los estudiantes sufrían enfermedades como el paludismo o el cólera, pero ahora, gracias al Club de Salud Escolar, están bien", añade. -- El Club de Salud Escolar de Mwisi es uno de los varios creados en Uganda y otros países a través del Programa Comunitario de Preparación ante Epidemias y Pandemias (CP3). Financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el programa se ejecuta en siete países y apoya a las comunidades, las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y otros socios para prevenir, detectar y responder a las amenazas de enfermedades. Si le ha gustado esta historia y desea saber más: Visite nuestra página web Preparación ante epidemias y pandemias Suscríbase al boletín de preparación para epidemias y pandemias de la IFRC

|
Nota de prensa

El brote de cólera se dispara en Zambia: La IFRC lanza un llamamiento urgente de 4 millones de francos suizos

Ginebra/Nairobi/Lusaka, 15 de enero de 2024: En respuesta a un grave brote de cólera en Zambia, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) ha lanzado un llamamiento de emergencia por un valor de 4 millones de francos suizos. Este fondo está destinado a apoyar a la Cruz Roja de Zambia, en su función auxiliar del Ministerio de Salud de Zambia, para mitigar el impacto del brote en las comunidades afectadas y prevenir una mayor propagación. En octubre de 2023 se informó de un nuevo brote de cólera, cuya transmisión ha aumentado desde mediados de diciembre, poniendo en riesgo a más de 10 millones de personas. El brote surgió inicialmente en las zonas periurbanas de la provincia de Lusaka, donde se están registrando la mayoría de los casos. Debido a la alta tasa de transmisión, la enfermedad afecta ahora a personas de múltiples zonas geográficas. Nueve de las diez provincias han notificado casos de cólera, y seis han confirmado brotes. John Roche, Jefe de Delegación de la IFRC en Zimbabue, Zambia y Malawi, ha declarado: "Para garantizar que no se pierdan más vidas, debemos dar prioridad al acceso a agua limpia y segura. Ante la rápida propagación de la enfermedad transmitida por el agua, estamos profundamente preocupados por la situación que se está produciendo. La IFRC y la Cruz Roja de Zambia están buscando recursos para contribuir a actividades que puedan ayudar a detener la propagación y su transmisión." Cosmas Sakala, Secretario General en funciones de la Cruz Roja de Zambia, declaró: "Con el aumento de las lluvias y las posibles inundaciones, el brote de cólera podría intensificarse y tememos que se pierdan muchas más vidas. La Cruz Roja de Zambia necesita más recursos para apoyar al gobierno en la ampliación de intervenciones como la comunicación de riesgos y la participación de la comunidad, la mejora del acceso al agua potable y el saneamiento para frenar la epidemia, y la mejora de la gestión comunitaria de los casos para reducir el número de víctimas mortales." En respuesta al brote, la IFRC ha asignado 750.000 francos suizos de su Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres (DREF) para apoyar las actividades de socorro. El personal y el voluntariado de la Cruz Roja de Zambia se han movilizado y están apoyando las actividades de respuesta al cólera mediante visitas puerta a puerta, estableciendo puntos de hidratación oral donde se puede rehidratar a las personas que muestran signos de cólera, difundiendo mensajes de higiene y llevando a cabo actividades de sensibilización en la comunidad, sobre la prevención y el control del cólera. Este inicio de la educación sanitaria pública se está llevando a cabo en colaboración con el Ministerio de Sanidad de Zambia y UNICEF. Para continuar con la respuesta se necesita un total de 4 millones de CHF, que servirán para ayudar a 3,5 millones de personas. El año pasado, el país vecino de Malawi se enfrentó a uno de sus peores brotes de cólera en años. Además, Zimbabue está luchando actualmente contra un brote de cólera que está provocando la pérdida diaria de vidas humanas. La IFRC sigue empeñada en detener la propagación del cólera en Zambia, procurando que las poblaciones afectadas reciban la atención y el apoyo necesarios. Más información: Para obtener más información o apoyar el llamamiento, visite nuestra página haciendo clic en el enlace. Para solicitar una entrevista, contáctese al correo:[email protected] En Nairobi: Anne Macharia: +254 720 787 764 En Ginebra: Tommaso Della Longa: +41 79 708 43 67 Carina Wint: +47 4139 1873

|
Emergencia

Zambia: Brote de cólera

El brote de cólera en Zambia, del que se informó por primera vez en octubre de 2023, ha experimentado un drástico aumento de la transmisión desde mediados de diciembre. El país ha registrado ya más de 7.000 casos y 270 muertes, con más de 500 nuevos casos diarios. La IFRC y sus miembros solicitan 4 millones de francos suizos ( se espera que la Secretaría de la IFRC recaude 3 millones de francos suizos) para ayudar a la Cruz Roja de Zambia a prestar asistencia vital a 3,5 millones de personas.

|
Emergencia

Zimbabue: brote de cólera

Zimbabue se enfrenta a un brote de cólera desde febrero de 2023, con un aumento del número de casos en todo el país. Hasta el 5 de noviembre de 2023, se habían notificado casos sospechosos y confirmados en las 10 provincias del país y en 41 de los 62 distritos, con los picos más alarmantes en las provincias del sureste, Masvingo y Manicaland. A principios de noviembre se habían notificado un total de 6.686 casos sospechosos y 1.127 confirmados. Más de 6.200 personas se habían recuperado, mientras que el número total de muertes presuntas o confirmadas relacionadas con el cólera superaba las 175. La IFRC y sus miembros solicitan 3 millones de francos suizos para apoyar a la Cruz Roja de Zimbabue a prestar asistencia vital a 550.455 personas y ayudar a contener el brote. La secretaría de la IFRC recaudará un total de 2 millones de francos suizos.

|
Artículo

Crisis de sarampión en Kirguistán: El voluntariado de la Media Luna Roja toma la iniciativa

En medio de un preocupante aumento de los casos de sarampión, la Media Luna Roja de Kirguistán (MLRK), en colaboración con la IFRC, ha lanzado una campaña de inmunización para combatir lo que se ha convertido en una importante amenaza para muchas comunidades de Kirguistán. A principios de septiembre, Kirguistán había notificado la alarmante cifra de 1.982 casos confirmados, lo que convierte al sarampión en una grave amenaza para las comunidades de la República Kirguisa; y en una de las mayores tasas de incidencia del sarampión a escala mundial. El sarampión, una enfermedad muy contagiosa y una de las principales causas de mortalidad infantil en todo el mundo, se puede prevenir casi por completo con la vacunación. El primer gran reto para atajar el brote consiste en atender la desinformación sobre la enfermedad y la vacunación. "La lucha contra el sarampión y otras enfermedades transmisibles empieza y termina en las comunidades", afirma Chingiz Djakipov, presidente de la MLRK, y añade que las comunidades desempeñan un papel fundamental en la lucha contra enfermedades como el sarampión. "Algo tan sencillo como una vacuna puede ayudar a prevenir muchas muertes y enfermedades inevitables. Pero nos queda un largo camino por recorrer para hacer frente a las dudas sobre las vacunas en el país". Además, la Sociedad Nacional y la IFRC han desplegado voluntariado y personal capacitado en todo el país para apoyar la campaña nacional de inmunización del Gobierno. Su misión incluye sensibilizar sobre la prevención del sarampión y la rubéola, disipar la desinformación, aliviar los temores, responder a las preguntas y facilitar el acceso a los puntos de vacunación y los servicios de salud. Como ayuda adicional, el Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres (DREF) de la IFRC, asignó 139.000 francos suizos para reforzar los esfuerzos de la MLRK para frenar el brote. En los próximos meses, la Media Luna Roja se propone llegar a 70.000 personas en las regiones y ciudades más afectadas, incluidas las ciudades de Osh y Bishkek, y las regiones de Osh y Chui. "Desacreditar la información errónea sobre la enfermedad y la vacunación es el primer gran obstáculo para hacer frente a este próximo brote", señala Seval Guzelkilinc, jefe de la Delegación de la IFRC en Asia Central. "Durante muchos años, la Media Luna Roja de Kirguistán ha desempeñado un papel fundamental en la respuesta a emergencias relacionadas con la salud en todo el país; y se la considera una fuente de información fiable y de confianza para las comunidades."

|
Artículo

Mujeres rurales de Guatemala en el corazón de la salud comunitaria

En el oeste de Guatemala, las mujeres rurales son mensajeras que salvan vidas, proporcionando información sanitaria fiable a sus comunidades locales. Escrito por David Quijano, IFRC América.Gladis Gómez viste de morado su Huipil, traje típico del occidente montañoso de Guatemala cuyo tono demuestra su luto, pues hace unos días perdió a un familiar lejano.A pesar de ello, una sonrisa ilumina su rostro, una sonrisa que muchas personas de su comunidad reconocen.Gladis es la Presidenta de un comité local de salud en la comunidad de Xecaracoj. El comité reúne a una docena de mujeres rurales que han recibido formación en temas clave de salud, por parte de la Cruz Roja Guatemalteca. Para que puedan ayudar a promover prácticas saludables en su comunidad.Juntas, las mujeres van de puerta en puerta por su pueblo, compartiendo conocimientos sobre cómo la gente puede prevenir enfermedades comunes y muertes, especialmente entre los niños.Esta labor es vital. Guatemala tiene una de las tasas de desnutrición infantil más altas del mundo, y más de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. La pandemia de COVID-19 también se cobró un alto precio en el país: 20.000 personas murieron a causa de la enfermedad en 3 años."Hemos difundido los nuevos conocimientos que nos ha dado la Cruz Roja Guatemalteca para informar a hombres, niños y niñas sobre cosas tan sencillas como lavarse las manos, limpiar nuestras casas y nuestras calles; hasta la importancia de la lactancia materna y la nutrición"."Ahora sabemos que los hábitos saludables marcan la diferencia entre tener una comunidad fuerte y sana o seguir llevando a nuestros bebés al hospital", dice Gladis.Juan Poyón, Técnico de Control de Epidemias y Pandemias de la Cruz Roja Guatemalteca, dice que ha aprendido mucho de los comités de salud, como el que dirige Gladis, y ha utilizado los conocimientos locales de las mujeres para orientar y mejorar su apoyo.‘’Identificamos temas clave, por ejemplo, que sus prioridades eran la prevención de la COVID-19 o la desnutrición. Hoy, con los comités ya entrenados, identificamos que las mujeres querían llegar a más personas, de hecho, priorizaron la radio, un kiosco de información o mensajes vía WhatsApp como los mejores canales para compartir sus conocimientos de forma masiva’’, explica Juan.Para compartir aún más estos valiosos conocimientos comunitarios, la Cruz Roja Guatemalteca puso en contacto a los comités de salud dirigidos por mujeres con el Ministerio de Salud, lo que ha abierto los ojos a las autoridades nacionales. Ahora trabajan juntos para mejorar la salud comunitaria en todo el país.Ana Gómez, epidemióloga del Ministerio de Salud de Guatemala, explicó:"Hemos trabajado con la Cruz Roja Guatemalteca para identificar necesidades desde el respeto de la diversidad de las poblaciones. Conocimos y acogimos los puntos de vista de las mujeres para fortalecer la salud comunitaria y en el camino confirmamos que su papel es clave"."Son ellas quienes buscan principalmente los servicios de salud, también tienen un rol fundamental en la educación de quienes van a estar al frente del país. Posicionar a las mujeres significa asegurar el cambio de comportamiento de la familia y de las comunidades, y por ende contribuye a mejorar la salud de Guatemala", comenta Ana.Pasando tiempo con Gladis, está claro que se siente muy orgullosa de su trabajo, y que ella y sus compañeras del comité de salud están contentas de que se escuchen sus voces.Mientras se sienta y teje un nuevo corte -una falda tradicional maya- señala las rayas amarillas que representan la esperanza."Mañana me pondré un huipil amarillo para representar el color de la vida, los rayos del sol y el maíz", dice Gladis."Las mujeres de esta comunidad somos especiales, muy especiales, porque hoy tenemos el conocimiento para proteger la vida".La promoción de los comités locales de salud en Guatemala forma parte del Pilar de Preparación ante Epidemias y Pandemias de nuestra Alianza Programática con la Unión Europea.Hasta la fecha, 1250 familias de la zona rural de Quetzaltenango han recibido asesoramiento sanitario, brindado por los comités locales de salud.La Alianza Programática ayuda a las comunidades a reducir sus riesgos y a estar mejor preparadas para desastres y emergencias de salud. Es implementada por 24 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja alrededor del mundo, incluyendo Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador y Ecuador en América,La IFRC continuará fortaleciendo las capacidades de las comunidades en Guatemala para prevenir pandemias y epidemias; y alentando a más mujeres a asumir posiciones de liderazgo para que puedan tener un impacto profundo y positivo en el futuro de sus comunidades.

|
Nota de prensa

Ébola en Uganda: La Cruz Roja y los miembros de la comunidad luchan contra la propagación del virus

Nairobi/Kampala/Ginebra, 13 de octubre de 2022 - Uganda se enfrenta actualmente a un brote de la enfermedad vírica del ébola (EVE). El primer caso de EVE se reportó el 20 de septiembre de 2022 y la Cruz Roja de Uganda (CRU) activó inmediatamente un programa de Preparación y respuesta al Ébola para luchar contra la propagación. La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) ha lanzado un llamamiento de emergencia para ampliar estas actividades, dirigidas a 2,7 millones de personas. Robert Kwesiga, Secretario General de la Cruz Roja de Uganda, dijo: "Hemos formado a nuestras personas voluntarias para que realicen entierros seguros y dignos y lleven a cabo actividades de promoción de la salud. Estamos haciendo partícipes a las comunidades directamente con información sobre los síntomas del ébola y cómo prevenir más riesgos, incluida la detección temprana de nuevos casos". El último brote de ébola en Uganda fue en 2020, cuando más de diez distritos sufrieron la ira del virus, en particular las zonas vecinas a la frontera del país con la República Democrática del Congo. Las comunicaciones transfronterizas regulares, el intercambio de información y el apoyo ayudan a mitigar el riesgo y permiten a los equipos de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de los países vecinos llevar a cabo actividades eficaces de preparación y ampliar sus respuestas, si es necesario. "El virus del ébola es devastador para las familias, pero me alivia que podamos ofrecer equipos experimentados y lecciones aprendidas de brotes anteriores para ayudar. La IFRC -a través de nuestro Fondo de Emergencia para la Respuesta a Desastres (DREF)- ha activado recursos para apoyar a la Cruz Roja de Uganda a fin de responder rápidamente y salvar vidas". La IFRC necesita urgentemente 10 millones de francos suizos para subsanar las deficiencias y adquirir equipos de protección personal (EPP) para el personal y el voluntariado de la CRU, que están a la vanguardia de la respuesta al ébola. El llamamiento de la Federación ayudará a cubrir estas y otras necesidades, como el desarrollo de la capacidad del equipo de la CRU para gestionar entierros seguros y dignos. Tall añadió: "La Cruz Roja ha desplegado ambulancias en los distritos más afectados para apoyar la rápida evacuación de los casos probables a los centros de tratamiento del ébola más cercanos". La Cruz Roja de Uganda cuenta con más de 500.000 personas voluntarias y miembros repartidos en 51 filiales y más de 300 miembros del personal, incluido un departamento de salud con expertos en áreas directamente relacionadas con la respuesta a la epidemia. Actualmente, se está ejecutando el programa de Prevención y Preparación Comunitaria ante la Pandemia (CP3) de la IFRC, centrado en la preparación comunitaria ante la epidemia y la pandemia. La Cruz Roja de Uganda forma parte del grupo de trabajo que dirige los esfuerzos de respuesta mientras el país libra una batalla contra la epidemia. Para más información, por favor, contacten con: En Kampala: Irene Nakasiita, +256 755000695 / 774382583, [email protected] En Nairobi: Rita Nyaga, +254 110 837154, [email protected] En Ginebra: Jenelle Eli, +1-202-603-6803, [email protected]

|
Nota de prensa

COVID-19: La Cruz Roja y la Media Luna Roja recurren a la animación para impulsar el esfuerzo mundial de vacunación

La animación tiene el formato de un documental sobre la naturaleza que examina cómo la humanidad está haciendo frente a la pandemia mundial y por qué las vacunas son fundamentales para controlar el COVID-19. "Hasta que la mayoría de los humanos se vacunen, el virus seguirá propagándose y mutando, creando nuevas variantes que podrían eludir por completo la vacuna", explica en la animación de 90 segundos una voz resonante que recuerda a David Attenborough. "La única esperanza de los humanos es compartir la vacuna entre ellos". Un nuevo análisis de la IFRC revela que casi mil millones de personas en Asia y el Pacífico aún no han recibido una sola dosis de la vacuna COVID -19. A nivel mundial, menos del 20 por ciento de la población ha recibido una sola dosis en los países de bajos ingresos, según el informe "Our World in Data" de la Universidad de Oxford. John Fleming, Jefe de Salud para Asia y el Pacífico de la IFRC, dijo: "La vacuna COVID ha salvado millones de vidas, pero todavía hay demasiadas personas que viven en peligro. Si queremos acabar con esta pandemia de una vez por todas, tenemos que abordar urgentemente las dudas en todos los países, reforzar la distribución local para que las dosis lleguen a los brazos y transferir la tecnología de las vacunas y los medicamentos antivirales a los fabricantes de las naciones de bajos ingresos." "Ha habido una notable cooperación entre países de todo el mundo, pero esta pandemia no ha terminado, y se necesita una acción mucho mayor por parte de los líderes de los países más ricos y de las empresas farmacéuticas para permitir un acceso igualitario a las vacunas para la gente de todo el mundo." El vídeo de animación subraya la necesidad de distribuir las vacunas entre las naciones más pobres con la máxima urgencia. El vídeo puede descargarse aquí. La IFRC pide a la gente que simplemente haga clic en "compartir este vídeo" hasta que llegue a los responsables políticos, las empresas farmacéuticas y las autoridades gubernamentales. Su mensaje es sencillo: la gente de todo el mundo puede actuar para vacunar a todas las personas en todos los rincones del planeta pidiendo ayuda a sus gobiernos. La ayuda es necesaria para garantizar el suministro de vacunas a las naciones de bajos ingresos, así como para que esas vacunas lleguen de la pista a los brazos de la gente. Cuanto más rápido lo hagamos, más seguro estará todo el mundo. Para más información o concertar entrevistas, por favor, contacten con: En Bangkok: Preeti Abraham, +66 61 412 3910, [email protected] En Kuala Lumpur: Rachel Punitha, +60 19 791 3830, [email protected]

|
Nota de prensa

COVID-19: Nearly 1 billion still without any vaccination in Asia Pacific

Globally, less than 20 percent of the population have received a single dose in low-income countries, according to Oxford University’s Our World in Data. The IFRC is calling for all governments and pharmaceutical companies to act now to achieve greater vaccine equity. John Fleming, IFRC’s Asia Pacific Head of Health, said: “The COVID vaccine has been one of the most remarkable feats of modern science and it is saving millions of lives but too many people are still living in danger. “It is critical for humanity and for economies that people have access to COVID-19 vaccines in all countries. Vaccine equity is the key to winning the race against new variants.” “We urge richer nations to urgently step up and enable equitable access to lifesaving COVID vaccines for everyone in lower income countries.” “Unless we prioritise protection of the most vulnerable in every country, the administration of multiple booster doses in richer countries is like applying a bandaid to a festering wound.” Globally, slightly over 5 million COVID-19 doses are now administered every day. While some high-income countries including Canada and Australia have purchased around 10 COVID vaccine doses per person, others such as Bangladesh, Indonesia, and Myanmar have purchased less than two vaccinations per person, according to Duke University’s Launch and Scale Speedometer. More than 6 million deaths are recorded globally, however the World Health Organization estimates that 14.9 million lives have been lost due to the pandemic. COVID infections are rising in almost 70 countries in all regions according to the WHO. “If we want to end this pandemic once and for all, we need to urgently address hesitancy in every country, strengthen local delivery to get doses into arms and transfer vaccine and anti-viral drugs technology to manufacturers in low-income nations,” said Mr Fleming. “There has been remarkable cooperation between countries around the world but this pandemic is not over and much greater action is needed by leaders in richer countries and pharmaceutical companies to enable equal access to vaccines for people everywhere.” Coinciding with the IFRC calls for greater action on vaccine equity, a new animation video has been released highlighting the urgent need to get vaccines to everyone in all corners of every country. The video can be viewed and downloaded here. Globally, Red Cross and Red Crescent National Societies have supported more than 400 million people to access COVID-19 vaccines. The network continues to deliver vaccines, tests and treatments to the most vulnerable and is helping to rebuild stronger health systems. For more information or to arrange an interview, contact: In Bangkok: Preeti Abraham, +66 61 412 3910, [email protected] In Kuala Lumpur: Rachel Punitha, +60 19 791 3830, [email protected]

|
Nota de prensa

Cumbre mundial de COVID-19: "Los líderes mundiales deben dar un paso adelante y garantizar que todo el mundo, en todas partes, tenga acceso a las vacunas, las pruebas y los tratamientos".

Ginebra, 12 de mayo de 2022 - Durante la segunda Cumbre Mundial sobre la COVID-19, copatrocinada por la Casa Blanca, el Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), Jagan Chapagain, subrayó el compromiso de la red para suministrar vacunas, pruebas y tratamientos contra la COVID-19 a los más vulnerables y para reconstruir sistemas de salud más sólidos. Aunque muchos países han puesto en marcha con éxito campañas de vacunación contra la COVID-19, la cobertura de la vacuna sigue siendo inferior al 10% en muchos países de bajos ingresos, como Papúa Nueva Guinea, la República Democrática del Congo, Haití o Madagascar. Los países de bajos ingresos tampoco pueden permitirse las pruebas y otras herramientas que salvan vidas, como los medicamentos antivirales o el suministro de oxígeno, lo que deja a millones de personas en riesgo de contraer el virus y sufrir sus consecuencias mortales. El Sr. Chapagain dijo: "Los líderes mundiales deben dar un paso adelante y garantizar que todo el mundo, en todas partes, tenga acceso a las vacunas, las pruebas y los tratamientos. Esto significa dirigirse a las personas más vulnerables, con mayores necesidades y a las que es más difícil llegar. Esta pandemia sigue propagándose y matando gente. Es demasiado pronto para bajar la guardia y abandonar nuestros esfuerzos globales contra el COVID-19". Desde el comienzo de la pandemia, las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja han apoyado a más de 400 millones de personas para que accedan a la vacunación contra el COVID-19 y han prestado apoyo en materia de salud mental a más de 13 millones de personas en 152 países. Dado que forman parte de las propias comunidades a las que sirven, su papel también es fundamental para fomentar la confianza, informar a las comunidades sobre las medidas de salud pública e impulsar la aceptación de las vacunas. Por ejemplo, en toda Asia y el Pacífico, millones de voluntarios han ayudado a decenas de millones de personas a vacunarse contra el COVID-19. Afganistán tiene uno de los sistemas sanitarios más frágiles del mundo y sólo ha vacunado al 12% de su población con dos dosis. La Media Luna Roja Afgana ha gestionado un hospital de 50 camas dedicado a los pacientes de COVID-19 y ha proporcionado alimentos o dinero en efectivo a más de 165.500 personas. Más de un millón de personas fueron examinadas a través de sus equipos móviles de salud y clínicas en 2021. En Namibia, donde sólo el 16% de la población está totalmente vacunada, la Cruz Roja de Namibia ha llevado a cabo una campaña itinerante "Vacúnate y echa al COVID-19 de Namibia". Los voluntarios de la Cruz Roja recorren las calles de las comunidades de todo el país, llevando carteles, cantando canciones y dirigiendo cánticos sobre la vacunación. En los lugares de vacunación de COVID-19, los voluntarios de la Cruz Roja también apoyan el registro para la vacunación y la introducción de datos y prestan primeros auxilios básicos. Durante la Cumbre, el Sr. Chapagain expresó el apoyo de la IFRC a un mecanismo de financiación de la pandemia que permita a los actores comunitarios acceder a la financiación para fortalecer los sistemas de salud de la comunidad y aumentar su resiliencia ante futuras amenazas para la salud. El Sr. Chapagain dijo: "Tenemos que prepararnos ya para la próxima pandemia. El mundo no estaba preparado para el COVID-19, pero podemos estarlo para la próxima pandemia. Debemos aprovechar las lecciones, los éxitos y los fracasos de la respuesta a COVID-19 y construir un futuro en el que las comunidades estén equipadas para responder a la próxima crisis sanitaria." Para más información o solicitar entrevistas, contacten con: En Washington: Marie Claudet +1 202 999 8689, [email protected] Haga click aquí para descubrir más actividades de vacunación de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja durante la COVID-19.

|
Artículo

¡Luces, cámara, acción! Cómo el cine salva vidas en Camerún

El cine móvil, que combina aprendizaje y entretenimiento, se ha convertido a lo largo de los años en una forma destacada de hacer participar a las comunidades remotas de todo el mundo en una amplia gama de temas importantes, desde cómo mantenerse sano hasta cómo prepararse para los desastres. Cada kit de cine móvil contiene una pantalla de proyección y un trípode, un ordenador portátil, micrófonos y altavoces y un generador para que pueda seguir funcionando incluso en caso de cortes de electricidad. Desde que recibió los kits, la Cruz Roja de Camerún ha estado utilizando el cine móvil para compartir mensajes que salvan vidas sobre el COVID-19, el cólera y cualquier otro tema relevante, que ayudará a la gente a prepararse y mantenerse a salvo. Todo ello de forma emocionante y eficaz, y dentro del propio entorno de la comunidad. "El cine móvil nos permite proporcionar la información adecuada que las comunidades necesitan en la lucha contra las epidemias y las catástrofes de todo tipo. Esta divertida y útil herramienta nos permite, sin duda, mejorar nuestra respuesta humanitaria en todo el país” Cécile Akamé Presidenta de la Cruz Roja de Camerún Las proyecciones de cine en el móvil no consisten sólo en sentarse a mirar. También son una buena manera de involucrar a las comunidades a través de sesiones de preguntas y respuestas y de recoger las valiosas opiniones de la gente. Cada proyección es facilitada por voluntarios y voluntarias de la Cruz Roja de Camerún, muchos de los cuales han recibido recientemente formación en comunicación, participación comunitaria y recogida de opiniones. Escuchar las preguntas, las preocupaciones, los pensamientos y los temores de la gente ayuda a los voluntarios a entender mejor las necesidades de las comunidades y a adaptar su trabajo en consecuencia. Marlyse, una estudiante de 15 años de la ciudad sureña de Kribi que asistió a una proyección reciente, dijo: “Es la primera vez que participo en este tipo de actividad y he aprendido mucho. Hemos visto un vídeo sobre la COVID-19 y esto ha reforzado nuestros conocimientos sobre las medidas de prevención. También la charla con la gente de la Cruz Roja nos ayudó a saber más sobre la vacuna” Marlyse Asistente al Cine Móvil en Kribi Puede ver el vídeo al que se refiere Marlyse a continuación (en francés): En la IFRC sabemos que las epidemias comienzan y terminan en las comunidades. Y que con la información y el apoyo adecuados, todos pueden desempeñar un papel importante en la detección de enfermedades, la respuesta eficaz y la preparación para futuros riesgos sanitarios. Por ejemplo, el Sr. Biyong, un líder comunitario de Kribi que está entusiasmado con el proyecto de la Cruz Roja Camerunesa y el potencial del cine móvil: "Actualmente estamos viviendo una epidemia de cólera en nuestra comunidad y en toda la región. Creo que esta herramienta es muy oportuna. Gracias a la difusión del vídeo sobre el cólera, los modos de transmisión y cómo prevenir esta enfermedad, los miembros de mi comunidad pudieron ver con sus propios ojos lo que intentamos explicarles cada día. Esta es realmente una herramienta que ayudará a detener la propagación de la enfermedad.” Sr. Biyong Líder comunitario de Kribi Juntos, la IFRC y la Cruz Roja Camerunesa esperan ampliar las proyecciones de cine móvil en todo el país en los próximos meses, escuchando y aprendiendo de las personas a las que apoyamos sobre la marcha. “Además de bienes como alimentos, agua y refugio, sabemos que la información es, en sí misma, una ayuda. La IFRC se esfuerza por ayudar a las Sociedades Nacionales, como la Cruz Roja de Camerún, a aprovechar las oportunidades y los beneficios de este interesante enfoque del cine móvil para aumentar la resiliencia de las comunidades.” ​​​​​​ Thierry Balloy Jefe de la Delegación del Clúster de País de la IFRC para África Central -- Este trabajo en Camerún forma parte del Programa Comunitario de Preparación ante Epidemias y Pandemias (CP3) de la IFRC en varios países, financiado por USAID. Haga clic aquí para obtener más información sobre el proyecto y nuestro trabajo en esta área. Y si le ha gustado esta historia, puede que también le interesen nuestros nuevos estudios de caso que muestran cómo las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja han ayudado a preparar a las comunidades para el COVID-19 y a protegerlas de él.

|
Página básica

Herramientas y recursos de preparación para epidemias

Descubra nuestras herramientas y recursos sobre la preparación para epidemias y pandemias, en relación a temas que van desde el control de enfermedades hasta la participación y la rendición de cuentas de la comunidad.

|
Nota de prensa

Lanzamiento de una ambiciosa alianza entre la IFRC y la UE: un nuevo modelo para el sector humanitario

Bruselas/Ginebra, 30 de marzo de 2022 - Una ambiciosa alianza entre la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) y la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (DG ECHO) fue lanzada hoy y pretende ser un nuevo modelo para el sector humanitario. En respuesta al creciente número de crisis que surgen en todo el mundo, la alianza programática piloto "Acelerar la acción local en las crisis humanitarias y sanitarias", tiene como objetivo apoyar la acción local para hacer frente a las crisis humanitarias y sanitarias en al menos 25 países, con una asignación de fondos de la UE para varios años. Esta alianza refuerza las prioridades estratégicas mutuas y se articula en torno a cinco pilares de intervención: 1) preparación para la respuesta a desastres y gestión de riesgo de desastre, 2) preparación y respuesta ante epidemias y pandemias, 3) asistencia humanitaria y protección a las personas que se desplazan, 4) asistencia con cupones y dinero en efectivo, 5) comunicación de riesgos, participación comunitaria y rendición de cuentas. El Comisario Europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarčič, dijo: "Acojo con gran esperanza la alianza programática piloto con la IFRC, un socio de confianza de la Unión Europea, que comparte nuestra visión de llevar a cabo operaciones de ayuda humanitaria eficientes y eficaces en todo el mundo. La financiación asignada a esta asociación reafirma el compromiso de la Unión Europea de ayudar a satisfacer las crecientes necesidades de las personas vulnerables en unos 25 países, en estrecha colaboración con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. También, confirma nuestro compromiso con las alianzas estratégicas con organizaciones de ayuda humanitaria". El Secretario General de la IFRC, Jagan Chapagain, dijo: "Las alianzas estratégicas a largo plazo son esenciales para responder a la escalada de las crisis humanitarias en todo el mundo. Debemos responder rápidamente, debemos responder a escala y debemos modernizar nuestro enfoque para lograr un impacto. Sabemos que el apoyo humanitario más eficaz y sostenible es el que se lidera a nivel local, pone a las comunidades en el centro de la acción y se financia mediante una alianza flexible, a largo plazo y predecible. Esta alianza programática piloto permite exactamente eso". La alianza entre la IFRC y DG ECHO comenzará con una fase inicial en Yemen y varios países de América Latina y África Occidental y Central. El objetivo principal es proporcionar asistencia esencial a las personas actualmente afectadas por las crisis humanitarias, las consecuencias de la pandemia del COVID-19, las catástrofes relacionadas con el clima y los conflictos, y evitar el sufrimiento y la pérdida de vidas. También, invertirá en garantizar que las comunidades estén mejor preparadas para hacer frente a los desastres mediante la aplicación de componentes de preparación para desastres y reducción de riesgos. Su trabajo estrecho con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y su cobertura mundial, combinada con acción local, sus principios fundamentales y su larga historia de trabajo humanitario impulsado por la comunidad, hacen que la IFRC sea el socio elegido para esta alianza programática piloto con la UE. Tras su fase inicial, esta alianza pretende ampliar su alcance e incluir otros países del mundo con el apoyo de más Sociedades Nacionales de países de la UE. Datos clave Los 10 países en los que se implementará la fase inicial son: Burkina Faso, Chad, Camerún, Malí, Níger, Yemen, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá. Las siete Sociedades Nacionales de la UE que trabajarán para apoyar la implementación de la fase inicial son: Cruz Roja Belga (FR), Cruz Roja Danesa, Cruz Roja Francesa, Cruz Roja Alemana, Cruz Roja Italiana, Cruz Roja Luxemburguesa y Cruz Roja Española. Para más información: En Bruselas: Federica Cuccia, [email protected] En Ginebra: Anna Tuson, [email protected], +41 79 895 6924

|
Nota de prensa

"La pandemia ha prosperado debido a las desigualdades y las ha exacerbado"

“La pandemia ha prosperado debido a las desigualdades y las ha exacerbado. Cualquier nuevo instrumento legal, ya sea un tratado o no, debe afirmar un compromiso con la equidad: equidad en el acceso a los servicios de salud y atención, equidad en el acceso a las vacunas, datos, diagnósticos y otros tratamientos, y equidad en el acceso a los esfuerzos de recuperación, incluyendo recuperación económica. “Con demasiada frecuencia descuidamos el importante trabajo de los socorristas a nivel comunitario. Necesitamos mayores inversiones y coordinación en programas que pongan a las comunidades en el centro de la respuesta. “Esta pandemia ha dejado en claro que necesitamos soluciones nuevas y audaces, tanto en las leyes nacionales como internacionales, para evitar que vuelvan a ocurrir los mismos errores. “Las emergencias de salud pública son nuestro pasado, nuestro presente, y las volveremos a enfrentar. La pandemia de COVID-19 no ha terminado, pero dos años después seguimos siendo demasiado reactivos y descoordinados. Las variantes, como Ómicron, seguirán apareciendo mientras el virus continúa circulando. La equidad de vacunas, datos y conocimientos son fundamentales para proteger a la población mundial. “Basándonos en los años de experiencia de la Federación Internacional en la respuesta a crisis de salud en todo el mundo, y en el mandato de nuestra red de ayudar a los gobiernos con la preparación legal para desastres y emergencias de salud pública, estamos listos para fortalecer este trabajo. Cualquiera que sea el resultado de estas sesiones, no solo debe ser poderoso en el papel, sino que también debe ser transformador en la realidad ". Para más información: En Londres: Teresa Goncalves, +44 (0) 7891 857 056, [email protected]

|
Página básica

Preparación para epidemias y pandemias

La Federación Internacional y nuestras Sociedades Nacionales involucran y capacitan a personas de todo el mundo en la preparación y respuesta ante epidemias. Les ayudamos a prevenir, detectar y responder rápidamente a los brotes, salvando innumerables vidas y promoviendo comunidades más saludables.

|
Página básica

Preparación para Desastres

La preparación para desastres salva innumerables vidas, acelera la recuperación de las personas y ahorra dinero. La IFRC apoya a las Sociedades para que mejoren continuamente su capacidad local de preparación y respuesta y, en última instancia, prevengan y reduzcan los impactos de los desastres en las comunidades.

|
Tipo de emergencia

Epidemias y pandemias

Las epidemias son un aumento inesperado, a menudo repentino, de una enfermedad específica dentro de una comunidad o región. Las pandemias se dan cuando ocurre una epidemia en todo el mundo, que cruza fronteras internacionales y afecta a un gran número de personas. Varias enfermedades transmisibles pueden representar una amenaza importante para la salud a nivel local, regional y mundial y dar lugar a epidemias o pandemias. Las epidemias y pandemias se pueden prevenir y mitigar mediante una serie de medidas en el hogar y la comunidad, como una buena higiene, el distanciamiento social y la vacunación.